Copa Mundial Femenina de la FIFA Francia 2019™

Copa Mundial Femenina de la FIFA Francia 2019™

#WorldCupAtHome

#WorldCupAtHome: Estados Unidos elimina a Inglaterra en Lyon 

Cuando Estados Unidos derrotó a Francia en cuartos de final de la Copa Mundial Femenina de la FIFA 2019, casi todo el mundo estuvo de acuerdo en que, en términos de calidad, ritmo y ambiente, se acababa de establecer un nuevo referente. La cuestión era si los próximos partidos de la competición podrían estar a la altura o incluso superarlo.

La respuesta llegó solo cuatro días después, cuando las estadounidenses brindaron al mundo otro clásico moderno, en aquella ocasión con la ayuda de Inglaterra.

De nuevo, Estados Unidos se llevó la victoria. Pero, incluso el derrotado Phil Neville, seleccionador de las inglesas, celebró el partido como “los 90 minutos más apasionantes que he vivido como seleccionador”.

El resumen

Inglaterra 1-2 Estados Unidos
2 de julio de 2019, Stade de Lyon, Lyon
Goleadoras: Inglaterra (White, 19’), Estados Unidos (Press, 10’; Morgan, 31’)

Inglaterra: Telford, Bronze, Houghton, Bright, Stokes, Parris, Walsh (Moore, 71’), Scott, Daly (Stanway, 89’), White, Mead (Kirby, 58’)
Estados Unidos: Naeher, Sauerbrunn, O’Hara (Krieger, 87’), Dahlkemper, Ertz, Horan (Mewis, 65’), Morgan, Lavelle, Heath (Lloyd, 80’), Dunn, Press

El contexto

Estados Unidos llegó al partido como defensora del título y gran favorita, y con la moral por las nubes tras su espectacular victoria sobre las anfitrionas en la ronda anterior.

Inglaterra había arrollado a todos sus rivales a lo largo de la fase final y había terminado primera de grupo antes de imponerse a Noruega por 3-0 en cuartos de final. También las inglesas sabían que tenían grandes posibilidades de triunfar en este encuentro, no en vano, tan solo unos meses antes, habían conquistado la Copa SheBelieves en territorio estadounidense.

El partido

En definitiva, el partido se decidió con tres goles anotados en 21 minutos frenéticos a mediados de la primera parte. Sin embargo, aquellos tantos (dos remates de cabeza imparables de Christen Press y Alex Morgan y, entre ambos, una definición impresionante de Ellen White) resumen una parte muy pequeña de un encuentro descomunal.

Aquel choque tenso y muy igualado produjo emoción, un fútbol de gran calidad, un ambiente fantástico y, en los últimos minutos, una tarjeta roja para la inglesa Millie Bright. El VAR también se erigió en protagonista y añadió más intriga a la contienda cuando anuló un gol de White en la segunda parte, que habría supuesto el empate de las inglesas, y decretó un lanzamiento de penal en el minuto 78 tras una falta sobre la misma jugadora.

Pero Alyssa Naeher adivinó perfectamente la trayectoria del balón para atajar el disparo de la capitana de Inglaterra Steph Houghton. A partir de aquel momento, las inglesas empezar a acusar la sensación de que la suerte estaba echada.

Alyssa Naeher goalkeeper of the USA saves a penalty from Steph Houghton of England
© Getty Images

La estrella

Al día siguiente, Morgan acaparó los titulares por haber marcado el gol de la victoria el día en el que cumplía 30 años y por su pícara celebración en la que hacía como si se tomaba una taza de té. Pero fue Naeher quien se llevó los mayores elogios.

De hecho, la propia Morgan lideró las aclamaciones a sus compañeras cuando aseguró sin rodeos: “Alyssa Naeher debería ser la jugadora del partido de hoy. Nos ha salvado la piel”.

Se dijo…

"El lema de la competición es ‘el momento de brillar’, y yo le dije a mi equipo: 'Vamos a brillar con más fuerza que nadie'. Hemos tenido menos días de descanso que el resto y el camino más duro a la final que ningún equipo haya seguido jamás. Pero encontramos la salida, y eso yo lo atribuyo a nuestra fortaleza mental. Estamos aquí para una sola cosa: ganar el trofeo”.
Jill Ellis, seleccionadora de Estados Unidos

“Creo que la manera en la que hemos perdido es exactamente la forma en la que queríamos jugar: el valor que mis jugadoras han demostrado jugando al fútbol, luchando sin rendirse; se han dejado el alma ahí fuera. No hay lamentaciones posibles. Lo hemos dado absolutamente todo. [Pero] se trata de ganar. No puedo decirles a mis jugadoras ‘no habéis tenido suerte’. Hemos venido a ganar y no lo hemos hecho. Buena suerte a Estados Unidos. Ha demostrado que sabe lo que hace falta para triunfar en el fútbol. Su gestión del juego ha sido espectacular”.
Phil Neville, seleccionador de Inglaterra

“Inglaterra ha hecho un gran partido. Alyssa Naeher ha sido decisiva en el penal. Este equipo nos ha exigido muchísimo. He visto a todas mis compañeras embargadas por la emoción, y sé lo que esto significa para nosotras. Hemos invertido mucho en esta trayectoria juntas".
Alex Morgan, delantera de Estados Unidos

¿Qué pasó después?

Después de haber eliminado a Suecia, Francia e Inglaterra, Estados Unidos se sabía imparable y llegó a la final contra los Países Bajos como clara favorita. La selección justificó esa etiqueta con una cómoda victoria por 2-0 que otorgó a las americanas la cuarta corona de la Copa Mundial Femenina y cimentó su condición de equipo más laureado de la competición.

Las inglesas, por otro lado, se mostraron incapaces de recuperarse del golpe sufrido en semifinales y se despidieron renqueantes de aquella fase final con una derrota por 2-1 a manos de Suecia en el partido por el tercer puesto.

Explora este tema

Notas recomendadas