Copa Mundial Femenina de la FIFA Alemania 2011 ™

Copa Mundial Femenina de la FIFA Alemania 2011 ™

Copa Mundial Femenina de la FIFA 2011™

El valor de las suplentes

 Megan Rapinoe of USA comes on for Carli Lloyd
© Getty Images

Francia acababa de empatar y Estados Unidos sufría. Minuto 55. Así que Pia Sundhage, asesorada por sus ayudantes, decidió mover el banquillo: entró una delantera de refresco Alex Morgan (56'), y después Megan Rapinoe (65'). Y ahí empezó otro partido.

Las norteamericanas se libraron de la presión del mediocampo francés, se fueron arriba, ganaron el partido y reservaron su plaza en la final de la Copa Mundial Femenina de la FIFA Alemania 2011™. “En este equipo no hay categoría de titulares y suplentes. No hay diferencias. Ahí está por ejemplo Alex Morgan, que sale del banquillo y anota su primer gol en un mundial. Y quedaros con mis palabras, este es el primero de muchos goles de Alex en el mundial”. Habla Abby Wambach, quien, al igual que en los cuartos de final ante Brasil, anotó de cabeza un gol decisivo. Su compañera Alex redondearía el 1-3 final.

“Oh, Abby me motiva cada día, creo que es una persona increíble. Es un honor jugar y aprender con ella”, dice Morgan un poco azorada por las palabras de elogio. “Todo lo que hago es tratar de contribuir al bien del equipo, tener impacto en el juego cuando entro. Trabajo para el equipo, busco mi oportunidad, quiero aprovechar al máximo cada minuto en el campo. Y ¡estoy tan feliz por haber marcado!”, decía todavía emocionada.

Desde luego, el Plan B no podría haber funcionado mejor pero la honesta Sundhage se quitó la medalla de ese éxito tras el partido. “Hoy yo he cometido errores, pero mis ayudantes son unos fenómenos y me indicaron cómo mover el centro del campo. Todo el mérito es suyo”, decía la seleccionadora de origen sueco.

Quizá todo el mérito no. Buena parte corresponde también al impresionante impulso que metieron en el partido las jugadoras suplentes. Como Megan Rapinoe. Ya había salido del banquillo ante Colombia, y anotó el segundo gol estadounidense. Volvió a ser suplente ante Brasil, pero firmó el fantástico pase que Wambach anotó de cabeza para igualar en el último suspiro de la prórroga. ¿Se puede pedir más efectividad? Cuestión de confianza
“En este equipo hay 21 jugadoras. Todas tiene talento y saben aportar lo necesario. Megan era titular hasta hace poco pero Cheney empezó a estar muy bien y poco antes del mundial intercambiaron su situación. Pero como suplente, Megan hace un trabajo fenomenal. Cuenta su carácter, ella sabe leer muy bien los partidos, pero claro que se trabaja específicamente la función de la suplente”, explica Sundhage.

“Megan tiene mucha calidad y técnica, y muchísima confianza en sí misma. Esa es su gran cualidad. No se vino abajo por ser suplente porque sabía que tenía mucho que aportar así”, indica su colega Wambach.

Podríamos pensar que esa fuerte personalidad se demuestra desde su propio look: pelo corto y rabiosamente rubio platino en una jugadora que solía ser morena… Pero más allá de las apariencias, Megan transmite esa autoconfianza en su forma de hablar. “Trato de salir con confianza y ser tan útil y peligrosa como pueda. Y claro demostrar que en cualquier momento puedo ser una titular “, dice con una amplia sonrisa. “Salir como suplente requiere hacer algo diferente. Debes tener un impacto inmediato en el juego, no hay tiempo para aclimatarse al ritmo. En mi caso, trato de usar la cabeza tanto como el cuerpo”, explica.

¿Podríamos darle el premio a la mejor suplente? “Jaja, bueno en los últimos partidos me ha ido bien, igual me dan un diploma con una doble SS (super-suplente)”, dice feliz y radiante. “Juegue 90 ó 20 minutos, da igual, sólo necesitas un momento para marcar la diferencia. Siempre he tiendo confianza como jugadora y quiero seguir así aprovechando los momentos que la entrenadora me quiera dar”, dice.

“La energía que tiene ahora el equipo es increíble. Nadie nos puede quitar todo lo que hemos logrado”, asegura emocionada. Y cuando se le pregunta por la final, la espontánea y directa jugadora se queda sin palabras. El gesto lo dice todo: Ojos brillantes y mano sobre el corazón. Rapinoe sigue confiando.

Explora este tema

Notas recomendadas

Alemania 2011: FRA 1-3 USA

Copa Mundial Femenina de la FIFA 2011™

Alemania 2011: FRA 1-3 USA

13 jul. 2011

USA's striker Alex Morgan (2ndR) celebrates with USA's striker Lauren Cheney (R) and USA's striker A

Copa Mundial Femenina de la FIFA 2011™

FRA-USA: Voces tras el partido

13 jul. 2011