Copa Mundial Femenina de la FIFA China 2007 ™

Copa Mundial Femenina de la FIFA China 2007 ™

7 junio - 7 julio

Copa Mundial Femenina de la FIFA 2007™

Wambach: "Que llegue pronto el 2011"

En vísperas de China 2007, era casi imposible encontrar un entrenador, jugadora o analista que no creyese que el combinado estadounidense estaba destinado a conquistar el título. Por lo tanto, que las grandes favoritas -quienes llevaban 51 partidos sin conocer la derrota- tardasen sólo 90 minutos en quedar descartadas ha servido para corroborar que el fútbol dista mucho de ser una ciencia exacta.

La eliminación en semifinales a manos de Brasil, señalaron sus críticos, fue una prueba más que suficiente de que, tras ser dominado, vapuleado y vencido por las sudamericanas, Estados Unidos había comenzado una trayectoria inexorablemente descendente. Aunque era inevitable que la discordancia interna causada por el enrevesado caso de Hope Solo no hiciera sino incrementar el pesimismo, su supuesto agotamiento como potencia del fútbol femenino apenas pudo ser percibido en el duelo frente a Noruega, en el que las discípulas de Greg Ryan se impusieron por un impresionante 4-1.

De hecho, ésa fue la selección estadounidense que todos aguardaban: habilidosa, fuerte, equilibrada y con una delantera centro goleadora e imperiosa, Abby Wambach. La satisfacción de la artillera -autora de seis dianas- por conseguir la Bota de Plata no fue nada en comparación con la alegría que sintió al dejar claro que se había exagerado mucho al hablar de la decadencia de las suyas.

En declaraciones exclusivas a FIFA.com, Wambach indicó: "Queríamos ganar este partido y llevarnos la medalla tanto como decirle a nuestro país y al resto del mundo que no estábamos acabadas. Estoy muy orgullosa de cómo ha respondido el equipo tras la derrota ante Brasil y todo lo que implicó. Después de todo lo que se ha dicho y escrito sobre nosotras en los últimos días, el juego que desplegamos hoy pone de manifiesto que seguimos teniendo mucha calidad. Y podemos mejorar".

"Creo que todas podemos entusiasmarnos con lo que nos espera, y estoy totalmente convencida de que aún nos queda mucho que decir en estos grandes torneos, en lo que respecta a competir por el título. De hecho, ya estoy deseando que llegue el próximo Mundial, porque me muero de ganas de demostrar que seguimos siendo una potencia, y que nos sigue apasionando como siempre este deporte y ganar trofeos".

"Nos desinflamos"
Wambach también espera que, después de una semana marcada por titulares negativos acerca de las desavenencias surgidas en torno a Solo y sus comentarios tras la semifinal, la contundencia del triunfo sobre Noruega haga olvidar cualquier atisbo de desunión. Dice mucho a favor de la atacante que se haya negado a señalar en particular a Solo, y hable de los fallos colectivos de la plantilla. Wambach opina que estos últimos días han servido simplemente para reafirmar una vieja certeza futbolística.

"La última semana ha vuelto a mostrarle a todos que lo fundamental es el equipo", explica. "Lo vimos contra Brasil. Es decir, nunca he visto a nadie jugar tan bien como ellas esa noche, y fue porque jugaron como un equipo. Era imposible que Brasil no ganara jugando de ese modo, y me cuesta mucho reconocerlo".

"Para nosotras la dificultad consistió en que ellas estaban unidas, eran un equipo, y nosotras no. En ese aspecto, después del partido también nos desinflamos, pero en los días siguientes nos juntamos y nos dijimos que teníamos que volver a ser un equipo. Y ese ha sido el secreto hoy, así de sencillo: nos mantuvimos unidas".

Perdonar y olvidar
Así lo ve también el entrenador de Wambach, Greg Ryan, quien alaba a sus muchachas por "haber estado unidas, apoyarse y trabajar codo con codo". Esa solidaridad que tanto quieren fomentar las americanas es una garantía de que, en lugar de quedar relegada por su polémico arrebato, Solo será recibida con los brazos abiertos, una vez aprendida una dura lección.

Ryan dio a entender que así se haría: "Debemos recordar que Hope es aún muy joven. Todos queremos que le vaya bien en el futuro, y trataremos la cuestión de su regreso (al equipo) internamente".

Wambach piensa que Solo no será la única futbolista estadounidense a la que China 2007 le ha servido para tener más experiencia y mucha más sensatez, y considera que el equipo dirigido por Ryan habrá mejorado tras las dificultades vividas en Extremo Oriente.

"Creo que hemos ganado muchísimo aquí, eso seguro", concluye Wambach. "Ha sido una lección increíble para nuestras jugadoras más jóvenes en cuanto a aprender acerca de la presión, el ambiente, las exigencias de disputar un gran torneo. Incluso la derrota ante Brasil, y la experiencia de quedar eliminadas, puede resultarles enormemente útil a estas chicas. Ahora ya saben lo que cuesta. La próxima vez seremos más fuertes, no se preocupen".

Wambach y Estados Unidos arden pues en deseos de que llegue el 2011.

Explora este tema

Notas recomendadas

Copa Mundial Femenina de la FIFA 2007™

Estados Unidos brilla y se sube al podio (1-4)

30 sep. 2007

Copa Mundial Femenina de la FIFA 2007™

Estados Unidos se lame las heridas

28 sep. 2007

Copa Mundial Femenina de la FIFA 2007™

Abby Wambach, la gran baza de Estados Unidos

13 sep. 2007

Copa Mundial Femenina de la FIFA 2007™

Jugadora a seguir: Abby Wambach

07 ago. 2007

Abby Wambach

Copa Mundial Femenina de la FIFA 2007™

Abby Wambach

30 sep. 2007