Copa Mundial Femenina de la FIFA Francia 2019™

7 junio - 7 julio

Francia 2019

Wiegman: "El duelo ante Noruega es clave"

© Getty Images
  • Noruega-Holanda, duelo crucial en el clasificatorio mundialista
  • El ganador obtendrá el pase a Francia 2019
  • Sarina Wiegman nos habla del choque y de sus ambiciones

Los Países Bajos presentan un balance de 21 goles a favor y ninguno en contra en la competición preliminar de la Copa Mundial Femenina de la FIFA™, que podría llevar a pensar que su clasificación ya está garantizada, pero no es así.

Este martes, las neerlandesas juegan a domicilio ante Noruega sabedoras de que, a pesar de su actual registro, una derrota ante las excampeonas del mundo les impediría hacerse con el primer puesto del Grupo 3. Tan solo el primero de grupo tiene asegurada su presencia en el Mundial, por lo que nos espera un duelo crucial y sin duda emocionante entre dos de los principales conjuntos de Europa.

El primer partido que enfrentó a ambos en esta campaña clasificatoria, el pasado mes de octubre, no se resolvió hasta el gol de Vivianne Miedema en el minuto 93, y la seleccionadora neerlandesa, Sarina Wiegman, espera un nuevo encuentro vibrante en Oslo.

“Es importantísimo, seguro que a los espectadores les va a encantar”, explica Wiegman en declaraciones a FIFA.com. “Son dos equipos muy potentes, yo creo que ya iba a ser un gran partido de todas formas, pero los resultados que se han dado hacen que vaya a ser todavía más importante”.

“En estos momentos somos primeras de la liguilla, y queremos seguir siéndolo, por supuesto, aunque Noruega ha ganado todos sus partidos desde que perdió ante nosotras al principio de la campaña. Eso demuestra que es una selección potente, y yo preveo un partido muy reñido, apasionante y de mucha calidad. Ya estoy deseando que llegue”.

¡Primer entrenamiento terminado! Gracias a todos los fans que estuvieron presentes

Y Wiegman tiene buenas razones para entusiasmarse ante esta decisiva contienda: aunque sus discípulas no han sellado todavía su pasaporte para Francia 2019, difícilmente podrían haberlo hecho mejor hasta la fecha, con seis victorias y un único empate, ante la República de Irlanda. La entrenadora afirma que ese registro es mérito de la capacidad que han tenido las jugadoras de recuperar la concentración después de su triunfo en la Eurocopa femenina y encontrar la motivación y las soluciones tácticas necesarias para superar nuevos retos.

“Creo que el equipo ha hecho un grandísimo trabajo”, dice Wiegman. “Si volvemos la vista atrás, no estábamos entre las favoritas de la Eurocopa, para nada. Pero después de ganar el título, las expectativas que hay en torno a nosotras han cambiado por completo”.

“También estamos viendo que todos los rivales que tenemos juegan contra nosotras como si fuese una final, porque quieren ganarles a las campeonas de Europa. Y también adoptan una estrategia mucho más defensiva, eso nos obliga a encontrar algunas soluciones y a esforzarnos en los entrenamientos para poder contrarrestarlo. Pero estoy muy satisfecha con la adaptación de las jugadoras”.

Y si bien la afición neerlandesa continúa teniendo muy presente el recuerdo de la excepcional campaña de la EURO, Wiegman ya lleva mucho tiempo con la vista puesta en el próximo objetivo, Francia 2019. Dirige al combinado neerlandés desde su primer Mundial femenino, el de 2015, y es plenamente consciente de que la fase final del año que viene —siempre que se logre la clasificación— exigirá alcanzar nuevas cotas.

“La Eurocopa fue algo enorme para nosotras, sobre todo al celebrarse en nuestro país, pero sabemos que el Mundial está a otro nivel, más alto aún. Yo estuve en el último Mundial como entrenadora asistente, y fue una experiencia fantástica. Tengo muchísimas ganas de volver al torneo, y las jugadoras también, aunque lo primero es la clasificación, y para conseguirla hay que hacer un gran partido contra Noruega”, concluye.

Explora este tema

Notas recomendadas