Fútbol femenino

Ri Hyang Ok, el sueño de jugar y arbitrar un Mundial

(FIFA.com)
Referee Ri Ok Hyang 
© Getty Images
  • Ri Hyang Ok disputó dos mundiales como jugadora con la RDP de Corea
  • Tras colgar las botas, decidió que quería ser árbitra
  • "Para mí, el fútbol es maravilloso"

Cualquiera que ame el fútbol sueña con jugar alguna vez la Copa Mundial. Ya sea como aficionado, para animar a tu selección desde la grada y disfrutar del ambiente, o como futbolista, y tratar de alcanzar la gloria con tu selección.

Ri Hyang Ok cumplió este sueño en varias ocasiones, ya que representó a la RDP de Corea en dos ediciones de la Copa Mundial Femenina de la FIFA: Estados Unidos 1999 y 2003. Sin embargo, la ilusión de levantar el trofeo se desvaneció pronto y las norcoreanas tuvieron que hacer las maletas al término de la fase de grupos en ambas ocasiones. Pero Ri no quería que su experiencia mundialista terminase allí. Doce años después, en Canadá, volvió a participar en la prueba reina, aunque en esta vez desempeñando una función muy distinta.

"Cuando jugaba, nunca llegué a la final con mi selección. Caímos eliminadas en la liguilla y volvimos a casa antes de lo deseado. No obstante, yo quería volver a vivir un Mundial, así que me pregunté: ‘¿Cómo puedo hacerlo?’", cuenta la norcoreana a FIFA.com. Y Ri no tardó en encontrar la respuesta.

"Viví como jugadora los Mundiales de 1999 y 2003, y me sorprendió que hubiera árbitras. Me hizo mucha ilusión, porque yo estaba acostumbrada a ver árbitros solamente. Las observé durante los partidos y pensé: ‘Yo quiero seguir sus pasos y ser como ellas’. Por eso me hice árbitra de la FIFA".

Ri dirigió cuatro encuentros en Canadá 2015, entre ellos el choque de octavos de final entre Alemania y Suecia, así como el partido por el tercer puesto, en el que Inglaterra venció 0-1 a las germanas.

Mejores jugadas del partido por el bronce de Canadá 2015, dirigido por Ri

"La verdad es que mis experiencias como futbolista y como colegiada son muy similares. En ambas salto a la cancha de un gran estadio, y a mi alrededor hay jugadoras, colegiados, seleccionadores, oficiales y muchos hinchas".

"Aunque también hay diferencias, claro. Cuando era futbolista, tenía que conocer y entender a mis rivales. Ahora, como árbitra, debo entender a ambos contendientes. Pese a haber sido jugadora, sigo aprendiendo tanto en el terreno de juego como en las clases. Nunca dejo de aprender".

Lo que sí ha cambiado en todo este tiempo es el fútbol en sí, que ahora es más rápido, más físico y más directo. Sin duda, una razón más para que esta colegiada de 40 años siga adorando el deporte rey. "¿Sinceramente? Para mí el fútbol es maravilloso. Cuando era jugadora, entrar en un estadio era lo máximo. Me sentía libre, era un espíritu libre. Ahora quiero dar continuidad a ese sentimiento. Como árbitra, siento los nervios y las emociones de las jugadoras. También noto el fervor del público. Es algo muy especial".

Notas recomendadas

Copa Mundial Femenina de la FIFA™

Jugadas destacadas: Alemania 0-1 t.s. Inglaterra

05 jul. 2015