El año próximo Francia celebrará su propia Copa Mundial. Nueve ciudades se preparan para acoger la gran cita.