País anfitrión: Argentina

The Perito Moreno Glacier - Argentina
© Getty Images

Cuando un argentino quiere ponerse orgulloso de la belleza y el potencial de su país, una de las frases de cabecera es totalizadora: “¡Argentina tiene todos los climas!”. Y a pesar de que no es una rareza en otros países del resto del planeta, sirve para dimensionar todo lo que tiene para ofrecer el país que albergará los Torneos Olímpicos Juveniles de Fútsal Buenos Aires 2018.

Por algo es el quinto país más visitado de América y el tercero de Sudamérica, según datos de 2016 de la Organización Mundial del Turismo: la visitaron 5.559.000.

El atractivo de uno de los gigantes del cono sur americano es su diversidad geográfica pero también histórica y cultural. Sin olvidarse de la gastronómica y, por supuesto, del interés deportivo que genera.

Características generales
La República Argentina es independiente desde el 9 de julio de 1816, aunque su proceso de independización del entonces Imperio Español comenzó en mayo de 1810. Fue con la llamada “Revolución de Mayo”, hecho histórico que le da nombre a la plaza frente a la actual Casa de Gobierno, en Buenos Aires.

Justamente la revolución comenzó en ese solar, en el Cabildo, frente a la plaza y al otro extremo de la Casa de Gobierno.

Es el país hispanoparlante más grande del planeta y el octavo del mundo: tiene 2.780.400 km². Según el último censo oficial (2010), la población supera por poco los 40 millones de personas.

La Ciudad de Buenos Aires no llega a los 3 millones, aunque las áreas lindantes conocidas como Gran Buenos Aires suman casi 13 millones.

Turismo
La enormidad del territorio y la disparidad de climas le dan a Argentina un potencial turístico como las cifras lo muestran.

Buenos Aires es una referencia ineludible por su arquitectura con diferentes influencias -principalmente europeas-, su rica vida cultural –especialmente en artes escénicas y por el tango, su famosa música y danza tradicional- y la gastronomía: el asado, como en el resto del país, es la estrella.

Pero los atractivos son muchos a lo largo del país: las Cataratas del Iguazú (en Misiones), el Glaciar Perito Moreno (en Santa Cruz), la Quebrada de Humahuaca (Jujuy), la provincia de Salta en el norte, Mendoza y su cultura vitivinícola, la Pampa Húmeda y tantos más.

El fútsal en Argentina
A esta altura es bien conocida mundialmente la fogosidad con la que se consume fútbol en Argentina y el fútsal, en tanto deporte de fácil alcance para jugarlo, tiene un lugar de privilegio a la hora de elegir un momento de esparcimiento entre amigos. Y cada vez más entre amigos y amigas mezclados o grupos de chicas.

Su ingreso al país se dio poco después de de que lo inventara el uruguayo Juan Carlos Ceriani en 1930 y fue ganando lugar en clubes de barrio y también en clubes con una estructura profesional de fútbol de 11. La Asociación del Fútbol Argentino (AFA) creó el primer certamen masculino en 1986 y, aunque la gran mayoría de los 14 clubes participantes era de Buenos Aires, salió campeón uno del interior del país: Rosario Central.

Durante 11 temporadas participaron sólo los afiliados a la AFA, pero luego se abrió a los clubes de barrio, lo que le dio un caudal mayor de equipos. Hoy son 65 equipos repartidos en tres divisiones más la disputa de un torneo extra, la Copa Argentina, de la que participan todos. Además, las provincias tienen sus propias Ligas regionales.

Por su parte, el torneo femenino de AFA reúne 32 clubes entre Primera División y Segunda.

Pero el mayor orgullo de la disciplina en Argentina se dio en 2016, cuando la selección masculina se consagró campeón mundial en la Copa Mundial de Fútsal de la FIFA disputada en Colombia. Ese éxito motivó que en 2018 vaya a jugarse la primera Liga Nacional de Fútsal Argentina de la historia, que involucrará a 120 equipos de 27 ligas, representando a 13 provincias, agrupadas en seis regiones de juego. El torneo se disputará entre abril y noviembre de este año.