Singapur 2010

Estrellas que brillan en el partido del oro

(FIFA.com)
Romina Orellana of Chile bites her gold medal
© Getty Images

La final del martes resultó ser un colofón a la medida del primer Torneo Olímpico Juvenil de Fútbol Femenino, en el que Chile prevaleció sobre Guinea Ecuatorial al cabo de ochenta minutos disputados con garra y pericia, seguidos por una emocionante tanda de penales. En un encuentro que representaba el máximo nivel de esta competición de seis equipos, ambos conjuntos brindaron una excelente actuación en una final animada y espectacular que hizo las delicias del público.

Entre esta gavilla de talentos, la estrella que lució con más brillo fue Romina Orellana, que abrió el marcador con un golpe franco, antes de transformar el penal decisivo para sellar el triunfo absoluto de las suyas. "Fue una victoria memorable para nosotras y estoy muy feliz de que hayamos ganado una dura batalla para ser campeonas", proclamó radiante la quinceañera ante los micrófonos de FIFA.com después de que la ex estrella estadounidense Brandi Chastain le colgara la medalla de oro en la ceremonia de entrega de premios. "Este éxito marca un buen comienzo en nuestra carrera, y espero que pueda servir para entrar en la selección nacional de la siguiente categoría de edad".

Reedición con final cambiado
Habiéndose cruzado en su último partido de grupo, en el que Guinea Ecuatorial salió victoriosa por 4-1, ambos equipos arrancaron el duelo con precaución, hasta el punto de que escasearon las ocasiones en los primeros compases. El combinado africano no tardó en acelerar el pulso del partido, sin embargo, pero justo cuando parecía que estaba acorralando a su adversario en su propio campo, el curso de los acontecimientos dio un vuelco. Chile obtuvo una falta a su favor por el lado izquierdo, a unos 27 metros de la portería contraria. Orellana, que había marcado en el choque anterior entre ambos conjuntos en una jugada similar a balón parado, volvió a demostrar su genio con un trallazo que superó a la guardameta y aterrizó en el fondo de las mallas para subir el 1-0 al marcador.

*

Nuestras jugadoras han adquirido una experiencia preciosa en el torneo. Ellas son nuestro futuro.

*

Guinea Ecuatorial empató en la segunda mitad al convertir Judit Ndong una pena máxima. Pero ninguna de las dos escuadras pudo encontrar la senda del triunfo en el tiempo reglamentario. Luego de haber resistido los embates de las africanas en el último tramo, las chilenas parecían afrontar la ruleta de los penales con mayor confianza. Y una vez más fue la admirable Orellana quien pronunció la última palabra de la contienda, al acertar la pena máxima determinante después de que la guineana Justina Alene marrara su disparo.

"Perdimos contra este rival durante la campaña de grupos, así que este partido era un gran reto para nosotras", reveló Orellana. "Pero aprendimos de nuestros errores entonces y nos preparamos bien para el reencuentro. De esta manera supimos hacer frente muy bien a su ataque y contragolpear para crear nuestras ocasiones. Jugamos un gran partido".

"Nuestras chicas demostraron de lo que son capaces", señaló el seleccionador chileno Rodrigo Valdés a FIFA.com. "Nuestras jugadoras han adquirido una experiencia preciosa en el torneo y este equipo será el armazón de la selección nacional que competirá en el Campeonato Sudamericano Femenino Sub-17 en 2012. Ellas son nuestro futuro. La Copa Mundial Femenina Sub-20 de la FIFA en nuestro país de hace dos años nos dejó un legado futbolístico perdurable, y ganar el título olímpico juvenil es el segundo hito importante en la historia de nuestro fútbol femenino".

Estrella nacienteGuinea Ecuatorial era el favorito indiscutible de cara a la final contra Chile por el abultado resultado que había cosechado en su enfrentamiento anterior. Y dominó durante la mayor parte de la segunda mitad, en la que tanto Felicidad Avomo como Verónica Nchama a punto estuvieron de inclinar la balanza a su favor. Pese a dejar escapar por tan poco la medalla de oro, Ndong demostró ser una de las mayores revelaciones del torneo, deslumbrando a la concurrencia con sus zigzagueantes incursiones y su remate preciso.

"Dada la presión que soportábamos para ganar el oro, algunas de nuestras jugadoras se pusieron nerviosas y no jugaron tan bien como suelen hacerlo", explicó la capitana de Guinea Ecuatorial, que ha concluido el torneo como máxima goleadora junto con su compañera Avomo, con cinco goles cada una. "Traté de animarlas, sobre todo en la segunda mitad cuando el partido se hizo más intenso, pero pagamos nuestra falta de compostura: desperdiciamos demasiadas ocasiones".

"Tenemos que aprender estas lecciones si queremos progresar en el plano internacional", agregó la menuda delantera. "Debemos recordar que, para ganar un partido, no hay que perder nunca la esperanza y pelear hasta el final".

Notas recomendadas

Torneo olímpico juvenil de fútbol femenino

Singapur 2010: TUR 3-0 IRN

24 ago. 2010

Torneo olímpico juvenil de fútbol femenino

Emoción en las semifinales

20 ago. 2010

Torneo olímpico juvenil de fútbol femenino

Rivalidad y nuevas amistades

21 ago. 2010

Torneo olímpico juvenil de fútbol femenino

Chile y Guinea Ecuatorial en la final

21 ago. 2010