Sudamérica

Con Brasil automáticamente clasificado como organizador, los otros nueve equipos de la región se enfrentaron todos contra todos en una liguilla a doble partido para definir los 4.5 cupos disponibles. Argentina, Colombia, Chile y Ecuador se hicieron los boletos directos. Uruguay quedó para la repesca intercontinental.