“Desgraciadamente, el partido empezó como el anterior, con un gol en contra. El equipo necesitó un tiempo para recuperarse del mazazo. Hemos jugado con uno más tras la expulsión, pero antes ya habíamos perdido muchos partidos en superioridad numérica. Esta vez, en cambio, hemos mostrado un entusiasmo y una pasión increíbles para hacernos con el control del encuentro después de ir por detrás en el marcador. Argentina cuenta con un gran equipo, sin duda son mejores que nosotros. Tenemos opciones, pero será complicado. Está claro que frente a Argentina no somos favoritos. No obstante, haremos todo lo que esté en nuestra mano para sacar algo positivo. Pase lo que pase, ahora debemos disfrutar de la victoria sobre Nigeria". Otto Rehhagel, seleccionador de Grecia.

“A pesar de todo, lo positivo es que aún tenemos opciones de clasificarnos, siempre que Argentina nos eche una mano. Debemos levantar la cabeza y centrarnos en ganar a la República de Corea. Hemos controlado el partido, pero tras la expulsión tuvimos problemas para reorganizarnos. En tales circunstancias, estoy satisfecho con la actitud de mis jugadores. En la segunda parte hemos jugado bien y hemos creado alguna oportunidad clara”. Lars Lagerbäck, seleccionador de Nigeria.

“Me da igual lo que venga. Ahora estoy feliz por el equipo y por los aficionados que han creído en nosotros”. Vasilios Torosidis, jugador de Grecia.

“Teníamos el partido controlado hasta la expulsión. En inferioridad numérica hemos intentado mantener el empate y en la segunda parte mostramos una buena actitud y carácter. Las cosas están ahora muy complicadas. Hemos perdido los dos partidos y todo indica que no estaremos en la siguiente ronda aunque ganemos el último. Estamos prácticamente fuera del certamen”. Joseph Yobo, capitán de Nigeria.