“Creo que hemos realizado un buen partido. Hemos jugado bien. Los dos equipos, de hecho. Hemos visto muchas ocasiones por parte de uno y otro bando. Pero nos ha faltado suerte. La altitud ha influido en el desempeño físico. Algunos jugadores lo han pasado mal en la segunda parte, pero he alineado a los hombres que me parecían más en forma y a los que me ofrecían mayores posibilidades en ataque. Hemos trabajado mucho, aunque nuestro trabajo no haya obtenido recompensa. Nos ha faltado la eficacia y el acierto que sí ha tenido Estados Unidos. Les felicito”. Rabah Saâdane, seleccionador de Argelia.

“Estos chicos no se rinden nunca, y hoy lo han vuelto a demostrar. Estaba preocupado, porque podríamos habernos marchado perfectamente con las manos vacías. Pero mis jugadores no han querido que así fuera, y no han dejado de creer en ningún momento. Estamos orgullosos por haber quedado primeros de grupo con 5 puntos. ¡Y ya estamos preparados para llegar todavía más lejos!”. Bob Bradley, seleccionador de Estados Unidos.

“El pueblo argelino puede estar orgulloso de su selección, aunque exista la lógica frustración. El resultado final se me ha quedado atravesado en la garganta, porque había margen para pasar, pero no hay nada de lo que arrepentirnos en cuanto al juego realizado. De todas formas, hay que mantener los pies en el suelo: Argelia no es Brasil, ni Argentina. Es un buen equipo, eso sí, y hay que ser optimista para el futuro. Tenemos una buena base”. Antar Yahia, defensa y capitán de Argelia.

“Por supuesto, deberíamos y podríamos haber marcado antes, y así no habríamos tenido que pasar por este dramático desenlace. Pero a la postre, está bien que haya ocurrido así, tan deprisa. Ni siquiera tuve tiempo de pensar en lo que iba a hacer. En el fondo, estar en el lugar adecuado y empujar el balón al fondo de las mallas era como algo natural. Ahora, lo mejor que podemos hacer es descansar, porque realmente lo necesitamos. Pero puedo asegurar que estaremos preparados para la siguiente ronda”. Landon Donovan, delantero de Estados Unidos.

“Lo sentimos mucho por el pueblo argelino, pero la gente debe saber que lo hemos dado todo. No nos hemos relajado ni un ápice. Hemos tenido ocasiones para ganar y, al final, nos han sorprendido al contragolpe. Así es el fútbol. Durante los últimos veinte minutos no podíamos con las piernas. Ha sido muy duro en el apartado físico, pero nos vamos con la cabeza bien alta”. Karim Ziani, mediocampista de Argelia.

“Nos hemos topado con una selección muy buena de Estados Unidos, que, sin duda, estaba mejor preparada que nosotros. Físicamente, era complicado. A pesar de todo, hemos tenido ocasiones; pero, como de costumbre, nos han faltado los goles. Argelia es un país en alza. Espero que dentro de cuatro años volvamos a ser de la partida, para poder hacerlo mejor”. Nadir Belhadj, defensa de Argelia.