“Ha sido un partido bastante difícil, porque en el equipo había varios jóvenes, aunque se entregaron al máximo para conseguir un buen resultado. Intentamos marcar el segundo, pero no logramos transformar las ocasiones. Todos mis jugadores han hecho un buen partido, y ahora tenemos cuatro puntos. Ya veremos qué tal salen las cosas contra Alemania”. Milovan Rajevac, seleccionador de Ghana.

“Nos adelantamos, y todo iba bien. Pero al quedarnos con un hombre menos hubo que realizar un gran esfuerzo, y creo que mis futbolistas lo consiguieron. Estoy orgulloso de ellos, jugar tanto tiempo en inferioridad numérica no resulta fácil. Seguimos en la brecha, aunque ahora va a ser complicado. Necesitamos ganar contra Serbia y marcar al menos tres o cuatro goles. Ya sabemos lo que hay que hacer”. Pim Verbeek, seleccionador de Australia.

“Ellos aprovecharon la oportunidad que tuvieron al principio, y nosotros nos vimos obligados a luchar por el empate. Pero estábamos convencidos de que llegaría. Ahora sólo pensamos en nuestro último partido, contra Alemania. A ver qué sucede. No va a ser sencillo, pero queremos pasar a octavos”. Asamoah Gyan, delantero de Ghana.

“Marcar un gol es una sensación fantástica, aunque hubiera preferido la victoria y los tres puntos. Hoy lo principal es que no recibimos goles pronto, aguantamos y marcamos nosotros. Eso nos dio muchos ánimos. Lo previsible era que Ghana nos pasase por encima con un jugador más, pero nos mantuvimos firmes y permanecimos unidos, nuestros muchachos pueden estar orgullosos”. Brett Holman, mediocampista de Australia.

“Lo importante era no perder. Pero jugamos once contra diez durante muchos minutos, y en un torneo como éste, cuando es así, hay que hacerlo mejor. Debimos aprovechar esa ventaja, pero ahora hay que olvidarlo. Tenemos que centrarnos en Alemania. Va a ser un partido importante”. André Ayew, extremo de Ghana.