"Jugamos mal en el primer tiempo, mejoramos en el segundo. Queríamos ir a buscar el partido, sin descuidarnos porque con un gol quedábamos punteros, pero con uno en contra estábamos fuera del Mundial. No estoy conforme con la manera que hemos jugado, aunque sí con la clasificación. Para seguir avanzando debemos mejorar bastante. Supuse que íbamos a encontrar los espacios necesarios en ataque, y que ellos nos iban a hacer un poco de daño con las pelotas aéreas pero no sucedió porque el equipo siempre presionó bien y no dejó libre a sus lanzadores. Pero no tuvimos mucha movilidad para crear situaciones de gol", Gerardo Martino, seleccionador de Paraguay.

“Para nosotros era importante mantenernos en el partido tanto como fuera posible. Hicimos un intento más decidido sobre el final, poniendo a atacantes más frescos pero no alcanzó. Al margen de no clasificar para los octavos de final, ha sido una gran experiencia para Nueva Zelanda. Me siento un poco decepcionado, pero muy orgulloso de lo que ha conseguido este equipo. Volver a casa sin que nadie nos haya ganado... nunca lo habría soñado. Estoy encantado con lo que han hecho mis jugadores. Para nosotros, lo que hemos hecho es impresionante. Tenemos un futuro muy brillante”, Ricki Herbert, seleccionador de Nueva Zelanda.

"En un partido así uno espera ganar, pero lo importante es que clasificamos primeros. Sabíamos que se defienden con mucha gente, que iba a ser muy difícil entrar, había que tener mucha paciencia. El juego se hace monótono porque se defienden mucho, pero yo creo que no tuvimos ningún inconveniente en mantener el empate", Roque Santa Cruz, delantero de Paraguay y Jugador Budweiser del Partido.

“Que Paraguay pase de fase como primero de grupo es histórico. Vivimos una alegría pero muy medida. Dimos un gran paso pero nos falta camino por recorrer. El partido que tenemos que ganar es el que sigue. Tenemos ilusión y esa ilusión hay que alimentarla con resultados”, Justo Villar, portero de Paraguay.

“Creo que somos un equipo que mostró muchas cualidades defensivas. Pero es una lástima que no hayamos podido producir más goles. Estamos un poco tristes por no pasar de fase pero el balance es positivo, por supuesto. Hoy, tuvimos buenas oportunidades, pero no logramos definirlas. Creo que si ellos no atacaron más fue por mérito de nuestra defensa”, Tommy Smith, defensor de Nueva Zelanda.

“Defendimos muy bien pero nos costó un poco la parte ofensiva, aun así dimos un par de sorpresas. No hay muchos equipos que sin haber perdido ni un partido se hayan ido a casa en la fase de grupos. Estamos un poco desencantado ahora, pero cuando miremos en retrospectiva nos daremos cuenta de las grandes cosas que hemos conseguido. Creo que el futuro es brillante para el fútbol de Nueva Zelanda”, Shane Smeltz, delantero de Nueva Zelanda.