"Ha sido una gran exhibición: bonitos goles y buena actitud. Necesitábamos un partido como éste, pero tenemos que pensar que aún no hemos ganado nada. Lo importante es asegurar la clasificación. Este adversario requería algunas alteraciones en nuestro entramado. Hemos visto algunos encuentros de Corea del Norte, como el que jugó contra Brasil, y decidimos apostar por estos futbolistas. Hemos demostrado que todos nuestros jugadores están preparados para contribuir". Carlos Queiroz, seleccionador de Portugal.

"Nuestros jugadores hicieron todo lo que pudieron, pero estábamos superados tácticamente y, de repente, éramos incapaces de frenar a los portugueses. Como seleccionador, siento que es culpa mía, ya que no fui capaz de transmitir correctamente la estrategia a los jugadores. Los lusos ganaron agresividad con el transcurso del tiempo y, tras conceder el primer gol, perdimos el balance entre el ataque y la defensa. Nuestros jugadores entraron en pánico y no pudimos seguir defendiendo del modo adecuado", Kim Jong Hun, seleccionador de la RDP de Corea.

"Ha sido un día perfecto. Estamos de enhorabuena porque hemos hecho un gran partido. Esta victoria, además de darnos una alegría, nos ha dado más ánimos para el choque contra Brasil. Ha sido muy importante marcar mi primer gol en un Mundial. Es una sensación fantástica. Sabíamos que Corea del Norte era un rival difícil, fuerte defensivamente, como lo demostró contra Brasil, pero hemos sabido superar esas dificultades". Hugo Almeida, delantero de Portugal.

"Después de la victoria de Brasil, sabíamos que este partido sería muy importante. Teníamos que ganar y hemos ofrecido una excelente exhibición. Hemos anotado muchos goles y hemos dado un paso importante. Es fantástico marcar en un Mundial, es algo que jamás olvidaré. ¿Sobre la titularidad? Estoy aquí como los otros 22 jugadores, para ayudar a hacer lo que sea mejor. Vamos a ver lo que hacemos a continuación. Nuestro objetivo siempre ha sido pasar a octavos, y ahora estamos cerca. El partido contra Brasil será importante y nada está decidido". Simão, volante ofensivo de Portugal.

"Hicimos lo posible para mantener la posesión de la pelota, pero los portugueses sencillamente eran demasiado buenos. Por eso nos metieron tantos goles. Hicimos lo posible para colocar el equipo más arriba y realizamos una buena actuación en la primera mitad, pero el primer gol del rival nos hizo daño. Ahora tengo la certeza de que el partido contra Costa de Marfil será equilibrado, pues se jugará entre los dos equipos que están en la parte baja de la tabla. Aún tenemos la posibilidad de sumar nuestros primeros tres puntos, y es lo que vamos a intentar". Jong Tae-Se, delantero de RDP de Corea.

"Nuestro planteamiento táctico no ha sido el correcto hoy. Fuimos demasiado ofensivos y perdimos muchos goles. Encima, al estar más abiertos, acabamos concediendo siete tantos a los portugueses. La lluvia no nos afectó. El problema fue que acabamos adoptando una postura demasiado ofensiva que nos hizo más vulnerables. Ahora tenemos tiempo para preparar el próximo partido y dar lo mejor de nosotros mismos". An Yong-Hak, centrocampista de RDP de Corea.