"Sabía que sería difícil si concedíamos un gol tempranero. Pero los jugadores reaccionaron muy bien. Y eso que el penal nos lo puso más difícil todavía mentalmente. El fútbol asiático está en auge, pero sigue habiendo diferencias entre el resto del mundo y nosotros, y tenemos que trabajar más duro para salvar esas distancias. Contra Nigeria, por ejemplo, tuvimos muchas ocasiones y jugamos al ataque incluso cuando estábamos ganando", Huh Jung-Moo, seleccionador de República de Corea.

"Reconozco lo difícil que es alcanzar la ronda de octavos, y he podido comprobar lo mucho que el fútbol coreano ha progresado al ver cómo el equipo se ha sobrepuesto a la presión. Ahora que hemos alcanzado nuestro primer objetivo, nos prepararemos para el próximo y para otra victoria", Park Ji-Sung, centrocampista de la República de Corea y Jugador Budweiser del partido.

"Me siento bastante abatido y triste. Lo que cuenta son los resultados, de manera que no hay mucho más que decir. Sólo puedo felicitar a los surcoreanos. Estoy muy decepcionado, pero hemos caído luchando. Creo que mis jugadores lo han hecho muy bien hoy. Demostraron que su corazón late por Nigeria, y creo que merecimos ganar. Creo que merecimos mucho más de lo que obtuvimos, pero así son las cosas en el fútbol a veces. Los jugadores lo han dado todo en los tres partidos", Lars Lagerback, seleccionador de Nigeria.

"Lo siento mucho por Nigeria, porque nos ha apoyado sin cesar hasta aquí. Creo que hemos decepcionado a un montón de gente. Me gustaría pedir disculpas por defraudar a todo el país, a todo el continente. La culpa nos la tenemos que echar a nosotros, porque es nuestra", Vincent Enyeama, portero de Nigeria.