Copa Mundial de la FIFA Estados Unidos 1994™

17 junio - 17 julio

Copa Mundial de la FIFA 1994™

1994 Marc OVERMARS (NED)

© Getty Images

La retirada del fútbol profesional llegó demasiado pronto para Marc Overmars, que tuvo que decir adiós a los 31 años. El infortunio de las lesiones obligó a colgar las botas a este futbolista holandés, que fue 83 veces internacional con su selección y defendió los colores de grandes de Europa como el Ajax de Ámsterdam, el Arsenal de Londres y el FC Barcelona. Tras 13 años de fútbol, la carrera profesional de este mediocampista zurdo de velocidad endiablada llegó a su fin.

"Lo cierto es que Marc tenía ofertas de Inglaterra e Italia, pero su rodilla derecha está tan dañada que le impediría seguir ofreciendo el rendimiento necesario", anunció Rob Jansen en el verano de 2004. "Antes que continuar a un nivel bajo, prefirió dejarlo", continuó su entrenador. Una despedida realmente digna y elegante. Después de todo, muchas estrellas del fútbol profesional no supieron escoger el momento adecuado para desvincularse del fútbol.

Durante su trayectoria como futbolista, Overmars se empleó con tanta rapidez como la que caracterizó su adiós. En el puesto de interior izquierdo, el holandés recorrió las bandas de los campos driblando a sus rivales a toda velocidad y sirviendo a sus compañeros centros letales con su zurda de oro. No sólo daba goles, sino que también los marcaba. En la temporada 1993/94, Overmars anotó doce tantos en el campeonato de liga con su club de entonces, el Ajax de Ámsterdam. De todas formas, no fue ésta la única vez en que logró esta marca. Cuatro años después, ya en las filas del Arsenal de Londres, el mediocampista holandés terminó la temporada 1997/98 con una docena de goles en su haber.

Su excepcional talento no pasó desapercibido y ya desde una temprana edad disfrutó de la oportunidad de desarrollarlo. Mientras que la mayoría de los niños holandeses no comienzan a competir en el fútbol de clubes hasta los seis años, el talento de Overmars le permitió incorporarse a un equipo ya a la edad de cinco años. El pequeño Marc aprendió el abecé del fútbol en el SV Epe, el club de su localidad natal, en el que jugó hasta los 14 años. De allí pasó al Go Ahead Eagles, en donde ingresó en su internado para jóvenes jugadores. Después de dos años y medio, el Willem II lo fichó por 200.000 libras esterlinas, una cantidad récord para la contratación de un jugador juvenil.

Aunque Overmars estaba encantado en su nuevo equipo, el joven mediocampista volvería a cambiar de aires tan sólo un año después. "En aquel momento me entristeció dejar el club, pero qué podía hacer cuando era el Ajax quien llamaba a la puerta", recuerda Overmars. No obstante, la tristeza se disiparía pronto. Al fin y al cabo, Overmars pasó cinco años de éxitos en uno de los grandes equipos de Holanda.

Durante su etapa en el Ajax, Marc Overmars logró tres campeonatos de liga y una copa holandesa. Dos finales de Liga de Campeones consecutivas, y una victoria en una de ellas (1995), dan buena muestra de la categoría de aquel equipo, en el que jugaban jóvenes futbolistas como Litmanen, Finidi George y Kanu. El año de 1995 fue especialmente exitoso, ya que el club de Ámsterdam ganó también la Supercopa de Europa y la Copa Intercontinental.

En 1997, Overmars firmó por el Arsenal londinense, que ya llevaba muchos años interesado en contratar los servicios del excepcional mediocampista. También en este equipo triunfaría el veloz holandés. En su primera temporada en Londres, Overmars anotó un total de 16 goles entre liga y copa y se ganó rápidamente el cariño de la afición. El holandés defendió los colores del mítico conjunto inglés durante tres temporadas, en la primera de las cuales conquistó liga y copa.

En el año 2000, Overmars fichó por el FC Barcelona, su último equipo como profesional. Desafortunadamente, el holandés no pudo celebrar ningún título durante su etapa en las filas de uno de los clubes punteros de España. De la misma forma, Overmars tampoco logró título alguno con la selección nacional de su país.

Tras debutar en el combinado nacional en 1993, frente a Turquía, Overmars adquirió fama mundial durante la Copa Mundial de la FIFA Estados Unidos 1994. Después de una excelente actuación, Holanda cayó en cuartos de final a manos de Brasil (2-3). Overmars disputó los cinco partidos de su selección en la cita mundialista, aunque no anotó ningún gol. No obstante, el simpático mediocampista mostró ya entonces sus cualidades especiales. Por su estilo de juego y de su forma física, los aficionados no tardaron en apodarle "Correcaminos", o simplemente "beep-beep".

Desafortunadamente, el adiós llegó a los 31 años para "beep-beep", pero los seguidores nunca olvidarán sus goles y regates.

Explora este tema