Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™

Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™

12 junio - 13 julio

Copa Mundial de la FIFA 2014™

A la altura del desafío

Salvatore Sirigu of Italy gestures during the 2014 FIFA World Cup Brazil Group D match between England and Italy
© Getty Images

Para una Italia que regresaba a la Copa Mundial de la FIFA™ ansiosa por pasar la página de la frustrante campaña de 2010, la lesión de Gianluigi Buffon en la víspera del choque contra Inglaterra en Manaos había vuelto a suscitar dudas sobre cómo reaccionaría el plantel ante esa baja. Al fin y al cabo, muchos de los jugadores que componen el equipo actual habían vivido un episodio idéntico cuatro años antes.

La sensación de déjà-vu fue inevitable, pero esta vez Italia no sentiría el peso de su ausencia, y conseguiría lo que le faltó en 2010: una victoria. Para acabar con la racha negativa, hacía falta superación, unión y, por supuesto, confianza en el jugador que iba a sustituir al guardameta italiano.

A pesar de su experiencia y de una trayectoria de años al más alto nivel, hubiera sido normal que Salvatore Sirigu sintiese el peso de la responsabilidad en su estreno en un Mundial, pero su gran actuación, sus intervenciones seguras contra un equipo inglés que no se cansó de disparar a puerta y la tranquilidad que mostró tanto en la cancha como al hablar luego con FIFA.com dejan claro que, esta vez, la historia italiana en el torneo ha empezado de forma mucho más positiva.

“Estuve tranquilo cuando supe que iba a jugar. Pasé una buena noche. Hoy me estresé un poco, porque todo el mundo empezó a llamarme por teléfono. Ahí fue cuando me di cuenta de que estaba a punto de hacer algo grande: jugar en un Mundial con la presión de sustituir a alguien como Gigi”, confesó tras el encuentro el arquero del París Saint-Germain. “Pero el susto se pasó rápido. Mis compañeros me han ayudado mucho, eso es una característica de este equipo. En cuanto entré en el campo para el calentamiento ya me sentí bien, sereno”.

Y Sirigu recibió ayuda de los experimentados jugadores encargados de dar cobertura a la retaguardia, como Giorgio Chiellini y Daniele De Rossi, también presentes en 2010. Y, precisamente por haber vivido algo semejante, sabían que sería necesario darle un pequeño empujoncito a su sustituto. “La situación de hace cuatro años fue dura, porque no perdimos solo a Buffon, sino también a [Andrea] Pirlo. Pero sabíamos que podíamos contar con Sirigu, que ha hecho un partido extraordinario”, explicó Chiellini a FIFA.com. “Somos un grupo fuerte, con 23 titulares que sufren, corren, defienden y luchan juntos. Es algo que va a ayudarnos en el futuro”.

“En 2010, hay que recordarlo, Buffon estaba aquejado de una hernia, y se perdió todo el Mundial. Ahora no es el mismo caso. Esperamos que vuelva. Pero, por suerte, hoy teníamos a un gran portero, que estaba listo y que hizo un partido maravilloso”, añadió De Rossi.

Tranquilidad
La satisfacción era visible en los rostros de los jugadores italianos que salían del Arena Amazônia, aunque no sería prudente pensar que lo más difícil ha quedado atrás. Superar a un rival tradicional como Inglaterra en su debut despeja bastante su camino en el Grupo D, pero el imprevisible duelo ante Costa Rica —que lidera la liguilla tras derrotar a Uruguay— hace que todos los integrantes de la Azzurra* *contengan el entusiasmo antes de hablar de misión cumplida. Incluido Sirigu.

“Yo ya había avisado antes acerca de Costa Rica, porque nadie hablaba de ella, solo se acordaban de los campeones del mundo. Pero yo sabía que podía hacer algo grande”, señaló. “Creo que la gente se había olvidado un poco de esta selección, que es potente, cuenta con futbolistas interesantes, que disputan la Liga de Campeones de la UEFA. Y más aún: están acostumbrados a jugar en este clima, así que más nos vale tener cuidado”.

Después de poner fin a una serie negativa en los Mundiales y ganar ocho años más tarde, Italia se ha quitado de encima un peso enorme, amplificado por los malos resultados en los amistosos previos al torneo. “Ha estado bien ganar para demostrar que nos hacía falta un poco de paciencia. Se nos estaba criticando, pero esto nos va a dar más tranquilidad”, aseguró el portero.

Y así espera seguir también Sirigu en los próximos días, al margen de cómo evolucione Buffon. Sabe perfectamente cuál es su posición en el grupo: “Si tengo que seguir jugando, estaré listo. Pero esperamos que él vuelva. Es un gran nombre, y hoy ha sido importante con sus palabras antes del partido. No hay ningún problema: cuando vuelva, sabe que recuperará su puesto, y yo sé cuál es el mío. Así de sencillo”, concluyó.

Explora este tema

Notas recomendadas

Inglaterra-Italia, en imágenes

Copa Mundial de la FIFA 2014™

Inglaterra-Italia, en imágenes

14 jun. 2014