Copa Mundial de la FIFA Alemania 2006™

9 junio - 9 julio

Copa Mundial de la FIFA 2006™

Alemania 2006, según Jorge Valdano

A veinte años de conquistar la Copa Mundial de la FIFA con Argentina, Jorge Valdano ha sabido mantenerse en las altas esferas del planeta fútbol. Conciso, claro y respetado, este hombre de 50 años ha influido en toda una generación de aficionados con sus constantes aportes en libros y periódicos de todo el mundo.

Hoy, lejos de aquellos goles que lo llevaran a conquistar los títulos más prestigiosos, el argentino se toma unos minutos en Madrid para analizar todo lo vivido en Alemania 2006. La actuación de su seleccionado, la eliminación de Brasil y España, los cuatro finalistas y una espina: "Me hubiese gustado ver más a Messi".

Señor Valdano, ¿qué le ha parecido la Copa Mundial de la FIFA hasta el momento?

Hay algunas buenas noticias. Los equipos no solo vuelven a defender con línea de cuatro, sino que regresan a la marca en zona y prescinden de los carrileros. Además, se paran un poco más delante de lo que estábamos acostumbrados, e incluso hemos visto algunos que salen a jugar con tres delanteros.

¿Y hay malas noticias?

Las hay. La principal es que desaparece el atrevimiento. Esto le cabe tanto a los entrenadores como a los jugadores, que están muy ajustados a sus misiones y ya no se animan a regatear ni a meter una diagonal, con tal de no romper el orden establecido. Lógicamente, cuanto más grande es la presión, por ejemplo a partir de octavos, más duros se vuelven los equipos, más grande es el miedo a atreverse...

¿Allí es cuando se agiganta la imagen de Zinédine Zidane?

¡Claro! En ese contexto, un jugador de la frescura, el talento y la claridad de Zidane destaca casi abusivamente de todos los demás.

¿Le encuentra explicación a la eliminación de Brasil? ¿Y qué opina del rendimiento de Ronaldinho?

(Duda un instante) Lo de Brasil es difícil de defender colectivamente. Demasiados buenos jugadores trasladando mucho la pelota, problemas posicionales, un mediocampo despoblado y un olvido de una característica histórica de los equipos brasileños: adueñarse de la pelota. A este equipo todo eso le costó mucho.

En cuanto a Ronaldinho, creo que empezó perdiendo su lugar con respecto a lo que lo vemos haciendo habitualmente en el Barcelona, y terminó perdiendo la pelota, que es aquello que mejor sabe manejar. A lo largo de todo el Mundial pareció un cuerpo extraño dentro del equipo. Mi conclusión tras estos partidos es que Ronaldinho necesita más del Barcelona que lo que el Barcelona necesita de Ronaldinho.

Cuatro finalistas europeos. ¿Es la nueva tendencia o se debe a que se juega en Alemania?

Tiene que ver con que se juega en Europa, aunque en esta ocasión hay menos atenuantes. La mayor parte de los jugadores brasileños y argentinos se desenvuelven en Europa, por lo que no deberían notar tanto el efecto.

Hablando de Argentina, ¿qué le ha dejado la actuación del equipo?
Argentina jugó a muy buen nivel, pero entre el techo de rendimiento, ante Serbia y Montenegro, y el suelo de rendimiento que fue frente a México, hubo demasiada diferencia. Me dio la sensación de que el equipo salió del partido frente a México con algunas dudas y que eso indujo a una especie de obsesión táctica frente a Alemania. A veces, en las obsesiones tácticas, terminan expulsados algunos de los mejores jugadores. Lo único que lamento es no haber visto más a (Lionel) Messi dentro de la cancha, aunque el comportamiento del equipo ha sido muy bueno.

¿Podría explayarse un poco más respecto a Messi?

Me parece que lo hemos visto muy poco, pero lo suficiente como para observar que se trata de un jugador con un paso distinto a todos los demás que había en este mundial. Además, en personalidad, es uno de esos que se atreven... en un mundial donde nadie se atreve.

Se especula con la salida o la continuidad de José Pekerman. ¿Tiene alguna opinión al respecto?

Creo que Pekerman hizo un buen trabajo. No obstante, en una profesión donde hay que manejar emociones tan fuertes, hay que sentirse muy seguro. Y si él ha decidido dejarlo, supongo que tendrá sus razones.

En España se le renovó el contrato a Luis Aragonés. ¿Le ha gustado el equipo?

Definió un estilo, un modo de ser, y se convirtió en un equipo reconocible. Es un interesante paso adelante teniendo en cuenta que el promedio de edad de esta selección es muy bajo: ronda los 24 años. Entiendo que si se sigue trabajando con este grupo, España tiene un recorrido muy interesante por delante.

Alemania, Francia, Italia y Portugal. ¿Cuál es el candidato al título?

Bueno, casi mejor no decirlo porque ninguno soporta el cartel de favorito. Diría aún más: lo rechazan de plano. El punto de partida de todos los que quedan, salvo Alemania, es darle la pelota al contrario.

¿Es esa la diferencia entre el equipo de Juergen Klinsmann y el resto?

Sí, esa es la gran diferencia: la intención. Y al final hay que rescatarlo. Estamos demasiado pegados al resultado y hemos dejado de valorar los recursos con los que se obtiene.