Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™

12 junio - 13 julio

Copa Mundial de la FIFA 2014™

Aprender de los errores sin perder la ilusión

© Getty Images

El estreno de Ecuador en la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™ se saldó con una cruel derrota fruto de un gol en el último suspiro, pero sirvió para que los pupilos de Reinaldo Rueda aprendieran una valiosa lección de cara a los dos próximos partidos del Grupo E. A fin de cuentas, lanzarse a por la victoria puede acabar saliendo muy caro, pero el conjunto sudamericano no tendrá alternativa cuando se enfrente a Honduras y Francia.

Durante 46 minutos, todo marchó sobre ruedas para Ecuador en su estreno en el Estadio Nacional Mané Garrincha de Brasilia. El combinado sudamericano ganaba a Suiza, jugaba bien y justificaba el entusiasmo de los miles de aficionados ecuatorianos presentes en las gradas. Sin embargo, la situación dio un vuelco con dos momentos clave. Primero, al principio del segundo tiempo, Suiza logró el empate. Ecuador, inconformista con la igualada, no se amilanó y se lanzó al ataque, pero en las postrimerías del partido sufrió el varapalo final: el conjunto ecuatoriano desperdició una buena oportunidad para lograr el tanto de la victoria y, en la jugada siguiente, Haris Seferovic culminó un contraataque que resultó fatal para los sudamericanos.

“Estamos muy tristes. Queríamos los tres puntos, pero nos marcaron el segundo gol en el último minuto y creo que perder de esta manera es lo que causa toda la rabia y tristeza que sentimos”, declaró a FIFA.com el guardameta Alexander Domínguez al término del partido.

“Después del empate, la ansiedad nos llevó a buscar el triunfo y a cometer errores. Fue un descuido. Está claro que los errores pueden ocurrir, pero lo que nos da más rabia es que haya sido en el último minuto”, repitió Domínguez como si todavía no se creyese lo que acaba de pasar en el Estadio Nacional Mané Garrincha.

La palabra desilusión no bastaba para describir el estado de ánimo de los ecuatorianos, pero, con todo, la decepción no eclipsaba el sentimiento de orgullo por el excelente partido realizado. “Es muy duro caer así. Ecuador hizo un gran trabajo, pero al final perdimos el orden y lo pagamos caro. Suiza se quedó con los tres puntos”, lamentó ante los micrófonos de FIFA.com el seleccionador Reinaldo Rueda, que admitió que el vestuario ecuatoriano estaba “muy tocado” en esos momentos.

Justicia es sólo una palabra
Ecuador se mostró un poco más ofensiva que Suiza durante la mayor parte del partido, por lo que se podría decir que el resultado no fue quizás del todo justo.

“Creo que sí, que fue injusto. Pero, en el fútbol, la justicia no es más que una palabra. Lo que cuenta son los goles y, desgraciadamente para nosotros, Suiza marcó uno más. Cometimos dos errores y ellos supieron aprovecharlos, eso es todo”, admitió Domínguez sin ocultar su resignación.

Sin embargo, agua pasada no mueve molino y ahora toca pensar en los desafíos que vienen, aprender de los errores y afrontar con confianza los partidos contra Honduras y Francia. “Tenemos que seguir confiando en el equipo y en Dios. En la vida no hay nada escrito y cualquier cosa es posible. Estamos aquí para luchar y no vamos a rendirnos”, aseguró Domínguez.

Lo cierto es que perder el primer partido en una competición tan corta sólo deja una opción posible. Pese a la decepción, Ecuador tendrá que volver a echar mano de la valentía que mostró para buscar la victoria a toda costa frente a Suiza. El conjunto sudamericano pagó cara su osadía frente a los helvéticos, pero en sus dos próximos partidos ya no tendrá alternativa ni margen de error.

“Sabemos que si perdemos más puntos estamos fuera, así que sólo nos vale atacar. No obstante, esta vez debemos tener más cuidado y aprender de los errores que cometimos contra Suiza”, resumió Christian Noboa. Las palabras del centrocampista ecuatoriano no podrían ser más acertadas. Atacar es bueno, pero no siempre se traduce en puntos.

Explora este tema

Notas recomendadas

Copa Mundial de la FIFA 2014™

Suiza-Ecuador, en imágenes

15 jun. 2014