Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018™

14 junio - 15 julio

Copa Mundial de la FIFA™

Cherchesov: "Nuestro primer reto es construir un nuevo equipo"

© Others

Stanislav Cherchesov se toma con ironía su papel en aquel histórico encuentro de la Copa Mundial de la FIFA Estados Unidos 1994™: "Bueno, ¿qué te parece? Encajas un gol en el Mundial y entras en los libros de récords: ¡el jugador de más edad del campeonato me marcó un tanto!".  

El nuevo seleccionador de Rusia gozó de una rica carrera futbolística como portero, y fue convocado para representar a su país en dos Mundiales, en 1994 y 2002. Aunque en realidad, acabó jugando un sólo partido, ¡pero qué partido! 

El contundente 6-1 de Rusia a Camerún en la primera fase de Estados Unidos 1994 siempre se recordará por dos récords: los cinco goles de Oleg Salenko en un solo partido, que ningún otro jugador ha superado en la historia del certamen, y el gol de los Leones indomables que marcó con 42 años Roger Milla, a día de hoy, todavía el goleador de más edad en un Mundial.

Milla batió precisamente a Cherchesov. “Es probablemente el único gol que he encajado por el que no estaba enfadado”, explica a *FIFA.com *el exguardameta. “¡Fíjate en la huella que dejó en la historia! Además, el gol no tuvo consecuencias en el resultado”.

Esa victoria contra Camerún es, para muchos, la mejor actuación de Rusia en un Mundial en la era post-soviética. “No teníamos nada que perder y dimos todo lo que teníamos dentro”, recuerda Cherchesov. “Por entonces teníamos un equipo bastante decente, pero el sorteo no nos favoreció en absoluto”.  

“En nuestro grupo estaba la futura campeona, Brasil, y Suecia, que acabó tercera. Estoy convencido de que habríamos pasado a la segunda fase de haber habido un rival ligeramente más débil en el grupo”, sostiene.

En Rusia albergan esperanzas de que la magia exhibida aquel día en el Stanford Stadium regrese a tiempo para la próxima edición, que se celebrará en suelo patrio. En este sentido, a Stanislav Cherchesov le han confiado uno de los mayores honores para un entrenador: preparar a su selección nacional para disputar un Mundial en casa.

“Mis primeros recuerdos del Mundial son de 1982, que sigue siendo mi edición favorita”, rememora. “Me acuerdo de la maravillosa victoria de Brasil [por 2-1] en su encuentro inicial contra la Unión Soviética, así como de las extraordinarias paradas de [Rinat] Dasaev. Es fantástico que el Mundial venga a Rusia. Los ojos de todo el mundo estarán puestos en nuestro país. Y lo más importante es que toda la infraestructura –estadios, aeropuertos y demás– se seguirá utilizando después del campeonato”.

A pesar de la gran responsabilidad como anfitrión, el nuevo seleccionador ruso no siente nervios: “¿Que si siento presión? Si empiezo a pensar en esos términos, no saldrá nada bueno. Entrenar es mi trabajo, y tengo que enfocarlo como cualquier otro: con calma y minuciosidad”, asevera.   

Aquella conversación profética
Cherchesov, nacido en Alagir, en Osetia del Norte, ha recorrido un largo trayecto hasta ser el seleccionador de su país. Sin embargo, como reveló el delantero internacional ruso Aleksandr Kerzhakov, ya en el Mundial de 2002 el entonces portero de 38 años predijo que algún día asumiría las riendas del equipo nacional.  

“Sí que tuve esa conversación con *Sasha *(Kerzhakov): el tenía 19 años y yo 38”, confirma Cherchesov. “Yo era el jugador más veterano de la plantilla y pensaba en mi futuro. El vecino de arriba tuvo que escuchar claramente nuestra conversación…”.  

En los años siguientes, Rusia no logró superar la fase de grupos ni en dos Eurocopas ni en el Mundial de Brasil 2014. Cherchesov analiza las actuaciones poco satisfactorias de su selección en los grandes campeonatos para sacar conclusiones que le ayuden en el futuro. “Lo primero, hay adoptar una postura adecuada”, matiza. “Tenemos que entender de qué somos capaces y de qué no somos capaces. Sólo puedes exigirle a un futbolista lo que es capaz de hacer. Yo estuve en dos Mundiales y sé lo importante que es. Si exiges demasiado a los jugadores, surgirán problemas y conflictos”.

Entonces, ¿qué objetivo se marca para su selección en el próximo Mundial? “Nos gustaría que todos vieran que damos todo lo que tenemos por la causa; y que todos los miembros del equipo se involucran, están plenamente concentrados y quieren demostrar de lo que son capaces. Todo tiene que partir de una mentalidad positiva; nunca llegarás lejos mostrando negatividad”, resalta el seleccionador.

Reencuentro con Loew
Hasta la gran cita d 2018, Rusia disputará sus únicos partidos oficiales en la Copa FIFA Confederaciones 2017. “Soy una persona de todo o nada por naturaleza. El espíritu olímpico de que lo importante es participar no va conmigo. Si compites en un torneo, debes ponerte el listón alto”, asevera. “En el fondo, siempre tienes alguna opción de ganar. Otra cuestión aparte es que ahora mismo no tengamos una selección a ese nivel… Nuestro primer reto consiste en construir un nuevo equipo y prepararnos para nuestros primeros amistosos, y sólo entonces podremos empezar a pensar en objetivos”.

Hay muchas posibilidades de que Cherchesov se reencuentre con un viejo conocido en la Copa Confederaciones: el seleccionador de Alemania, Joachim Loew. Después de jugar en el Spartak de Moscú y el Lokomotiv de Moscú, y de pasar por el Dinamo de Dresde alemán, el ex guardameta recaló en Austria y rápidamente se convirtió en una de las figuras del Tirol Innsbruck, donde conoció y entabló amistad con el futuro seleccionador ganador del Mundial de 2014.

“Loew se incorporó a nuestro equipo en un periodo complicado para el club, que pasaba por problemas económicos”, recuerda Cherchesov. “Jugamos gratis prácticamente una temporada entera, y aun así ganamos la liga austriaca. Joachim era muy joven para ser entrenador, pero impresionaba por su actitud positiva y sus planteamientos novedosos. Por supuesto, también le facilitamos la tarea porque el equipo ya estaba construido…”.

A día de hoy, Cherchesov mantiene contacto frecuente con su homólogo de Alemania. “Mira, precisamente le he llamado hace una hora”, señala sacando su móvil, donde el nombre de Loew aparece en la lista de llamadas recientes. “Espero volver a verlo en una conferencia para entrenadores en septiembre”.

Estos viejos amigos podrían volver a cruzarse el año que viene en la Copa Confederaciones… esta vez sobre el campo, en banquillos opuestos.

Explora este tema

Notas recomendadas

Copa Mundial de la FIFA™

Cherchesov, nuevo seleccionador ruso

11 ago. 2016

Copa Mundial de la FIFA 1994™

Recuerdos Mundialistas: Radchenko (EEUU 1994)

04 ene. 2016