Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010™

Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010™

11 junio - 11 julio

Copa Mundial de la FIFA 2010™

La confianza, clave para Inglaterra

Steven Gerrard of England leads David James of England down the tunnel
© Getty Images

Es probable que tanto la afición inglesa como los observadores neutrales coincidan en que Inglaterra dio una mala impresión en sus dos primeros choques del Grupo C, contra Estados Unidos y Argelia. Pues bien, si así fue, comparten la misma opinión que Fabio Capello. El técnico, de 64 años, en cuyo palmarés figuran, entre otros, ocho títulos de liga conquistados en Italia y España, se quedó asombrado ante la incapacidad de sus hombres para trasladar sus prestaciones de las sesiones de entrenamiento a los partidos de competición.

El italiano comparó la situación con la actitud que se encontró en el vestuario cuando tomó el relevo de Steve McClaren tras el fracaso de los Tres Leones en su campaña de clasificación para la Eurocopa 2008. Entonces, habló del "miedo" de sus pupilos a jugar en Wembley. En muchos sentidos, ese miedo volvió a manifestarse en Rustenburgo y Ciudad del Cabo, donde sólo cosecharon dos puntos de los seis en juego.

No obstante, todo cambió en Puerto Elizabeth con el triunfo ante Eslovenia por la mínima (1-0), que permitió a los ingleses sellar el pase a la fase eliminatoria, donde el domingo les espera un viejo rival, Alemania. Capello ha visto cómo sus hombres se quitaban un peso de encima, y ahora está convencido de que jugarán con una renovada sensación de libertad.

“La confianza es realmente importante, especialmente aquí en el Mundial”, declaró Capello a FIFA.com. “Sin confianza, es imposible atacar. Con miedo, es imposible jugar bien, es imposible marcar goles y es imposible encontrar la mentalidad necesaria para defender bien. Para disputar un certamen como éste, debemos ser compactos; tenemos que ser muy fuertes como bloque”.

“Los jugadores siempre han entrenado bien, pero se les ve más relajados tras la victoria. En los entrenamientos, siempre han sido Inglaterra, y hace unos días [contra Eslovenia] también jugaron como Inglaterra. El que se enfrentó a Estados Unidos y Argelia no es el equipo que yo conozco, pero las cosas han cambiado. Lo hicimos muy bien, creamos muchas ocasiones de gol, y ahora estamos viendo el verdadero espíritu del equipo”, analizó el técnico.

Sin confianza, es imposible atacar.

En la rueda de prensa celebrada en el estadio Free State el día anterior al partido, el capitán Steven Gerrard corroboró la opinión de su entrenador de palabra y de obra. El mediocampista de 30 años de edad ha sido objeto de críticas por parte de la prensa inglesa, que lo acusa de parecer nervioso y cohibido con la selección. Él, sin embargo, se mostró muy tranquilo y sereno.

El volante del Liverpool nunca ha perdido contra Alemania. Participó en la victoria por 1-5 registrada en la competición preliminar de Corea/Japón 2002; y entró como suplente en la segunda parte del triunfo por 1-0 en la Eurocopa 2000, la última vez que ambos contrincantes se vieron las caras en un torneo importante. Entonces, en opinión de Gerrard, ¿qué se necesita para imponerse a la Mannschaft?

“Es preciso que todos los jugadores se empleen a fondo y rindan al máximo nivel”, explicó el capitán a FIFA.com. “Alemania es un equipo fantástico, y va a ser difícil ganar, pero no imposible. Contamos con buenos jugadores y acabamos de cuajar una gran actuación con victoria incluida, así que tenemos confianza. No vemos la hora de que llegue el partido, tenemos muchas ganas de que empiece”.

Con todo, al igual que cualquier británico, también guarda en su memoria los recuerdos de las dolorosas derrotas infligidas por Alemania, en particular la de Italia 1990. Entonces Gerrard sólo tenía 10 años, pero vio el choque por televisión en su casa de Liverpool.

“Fue una noche de sentimientos encontrados”, rememoró. “Fue genial ver a Inglaterra en las semifinales de una Copa Mundial, porque aquella noche jugamos realmente bien. Los jugadores hicieron un trabajo magnífico. Pudimos ganar en el tiempo reglamentario, pero no tuvimos suerte. Luego llegó la prórroga y después la tanda de penales. Al final, lloré en mi casa, ¡igual que Gazza (ndlr: apodo de Paul Gascoigne) en el campo!”

El domingo, cuando el árbitro pite el final del partido, Gerrard, su país, y sus 51 millones de habitantes, confiarán en que en lugar de lágrimas puedan derramar vítores.

Explora este tema

Notas recomendadas

Rivalidad Inglaterra-Alemania

Copa Mundial de la FIFA™

Rivalidad Inglaterra-Alemania

25 jun. 2010

Inglaterra - Alemania

Copa Mundial de la FIFA™

Inglaterra - Alemania

25 jun. 2010