Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018™

14 junio - 15 julio

Copa Mundial de la FIFA™

Cúper: "Estar bajo presión constante es una bendición"

© Getty Images

Podría decirse que Héctor Cúper y Egipto comparten un destino similar. Ambos, en distintas circunstancias, han estado cerca, dolorosamente cerca, de la gloria, y ambos han caído en el último paso.

El argentino, de 60 años, explicó a *FIFA.com *por qué el año pasado no dudó en ponerse al frente de los Faraones cuando recibió la oferta.

Encuentro mutuo
La suerte ha sido mezquinamente esquiva con Cúper. Con el Valencia perdió dos finales seguidas de la Liga de Campeones de la UEFA, en 2000 y 2001. Un año después, a punto estuvo de conquistar con el Inter de Milán el primer Scudetto del club desde 1989, sin embargo, una cruel derrota por 4-2 ante el Lazio en la última jornada de la temporada hizo que el Juventus les arrebatara in extremis la corona. Antes de todo eso, como entrenador del Real Mallorca, vio como su equipo caía en la final de la Copa del Rey y de la Recopa de Europa. La misma fatalidad que vivió en su Argentina natal, donde quedó subcampeón de Primera División con el Huracán.

Algo parecido le sucedió a Egipto, que, con siete entorchados africanos en sus vitrinas, se ha visto deslucido en los últimos tiempos, sobre todo, en comparación con su nutrido palmarés. Los Faraones se han perdido las tres últimas ediciones de la CAN luego de haber pinchado frente rivales tan modestos como la República Centroafricana o Níger. Y lo que es más importante, no han logrado romper su gafe en la Copa Mundial, que se remonta a Italia 1990, su última participación.

¿Será que Cúper y Egipto se han encontrado en el momento justo?  "La única pregunta que planteé al llegar aquí fue: ¿qué esperan de mí exactamente los egipcios? Tenían un gran objetivo que era alcanzar la Copa Mundial y ganar la Copa de Naciones después de varias decepciones. No será fácil, necesitaremos tiempo y mucho trabajo, y tendremos la presión añadida de cumplir, pero creo que podemos conseguir todo eso. Si no, ya de entrada no habría aceptado la oferta", explica a FIFA.com el técnico que dice compartir con los Faraones la misma ambición y entusiasmo.

La mezcla adecuada
Para el seleccionador ha llegado la hora de olvidar a aquella generación dorada que ganó tres títulos continentales seguidos entre 2006 y 2010. Es el momento de pensar y confiar en los nuevos. La apuesta se antoja acertada, dada la proliferación de talentos en la liga nacional, como Mostafa Fathi, del Zamalek, y Ramadan Sobhi, del Al Ahly. A ellos hay que añadir figuras más fogueadas, como el delantero del AS Roma Mohamed Salah y el mediocampista Mohamed El Neny, que acaba de firmar con el Arsenal. "Tenemos el equilibrio perfecto de jugadores jóvenes y experimentados, algunos de los cuales militan en las ligas europeas", afirmó Cúper, quien se ha aclimatado rápidamente a trabajar y vivir en el país africano.

Está convencido de que el fútbol de todo el mundo posee características universales y por ese motivo, ni siquiera las diferencias culturales han de ser un obstáculo para un entrenador ambicioso y profesional. "No he tenido ningún problema desde que llegué aquí. Me adapté muy bien a todo y la gente me ha acogido con los brazos abiertos. Aquí se da el tipo de pasión futbolística que a cualquier entrenador le gustaría ver. Puedes sentirlo en el aire", apuntó.

"En algunos países ricos más las condiciones de vida son fantásticas, pero se echa en falta esa pasión por el deporte, que es muy importante a la hora de motivar a cualquier técnico. Estar bajo presión constante es una bendición, porque demuestra lo mucho que le significa para la gente el fútbol y lo que haces", comentó.

Arranque prometedor
Los comienzos de Egipto bajo la batuta de Cúper han sido prometedores, por lo menos en lo que respecta a los resultados. El balance: tres victorias y una derrota en cuatro encuentros de competición y cuatro triunfos en cinco amistosos. Sus hombres son líderes de grupo en los clasificatorios de la CAN 2017 tras ganar sus dos primeros compromisos y han pasado a la tercera ronda de la competición preliminar de la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018™ con un resultado global de 4-1 ante Chad, que dio la sorpresa en la ida al imponerse por 1-0.

"No existe lo que los periodistas llaman rivales fáciles. Tenemos que respetar a cualquier conjunto independientemente de su posición en la tabla o su historia porque el propio Egipto ha sufrido en las pasadas ediciones de los preliminares debido a que perdió puntos en lo que se consideraban partidos fáciles", añadió Cúper.

En marzo se medirán en doble cita a Nigeria, que es segunda del Grupo G de los clasificatorios para la CAN con cuatro puntos en su haber. Y pronto conocerán a sus próximos oponentes en el camino hacia Rusia 2018.

"Mentiría si dijera que no me gustaría evitar a ciertas selecciones en el sorteo de la Copa Mundial, pero mi trabajo es preparar a Egipto para cualquier contrincante. Mi trabajo es hacer que formaciones como Costa de Marfil, por ejemplo, tengan miedo de enfrentarse a nosotros", señaló.

"Les digo repetidamente a mis jugadores que podemos hacer feliz a la gente. Muchos sufren por los problemas que conlleva su vida diaria. Para ellos, el fútbol puede llegar a ser su única fuente de alegría", concluyó. Y con la intención de darles la alegría de sus vidas, a sus jugadores y a sus aficionados, Cúper trabaja duro para que, finalmente, la suerte se ponga de su lado.

Explora este tema