Copa Mundial de la FIFA Catar 2022™

Copa Mundial de la FIFA Catar 2022™

21 noviembre - 18 diciembre

La Entrevista

Dalic: "Puede que ahora seamos incluso mejores que en Rusia"

Head coach of Croatia motivates his team ahead of extra time the 2018 FIFA World Cup Russia Semi Final match between England and Croatia .
© Getty Images
  • Dalic llevó a Croacia a la final de Rusia 2018
  • Clasificó a la selección a la EURO 2020
  • Demanda más infraestructura e inversión en el fútbol croata

Zlatko Dalic y Croacia siempre recordarán Rusia 2018 como un torneo mágico y dorado.

Sin embargo, una vez apagados los focos de la Copa Mundial de la FIFA™ y tras protagonizar una actuación histórica que les llevó al subcampeonato, la pregunta estaba en el aire: “Y ahora, ¿qué?” Era inevitable pensar que, llegados a ese punto, ya solo se podía ir cuesta abajo.

Futbolistas como Mario Mandzukic, su delantero talismán, y Danijel Subasic, su arquero especialista en parar penales, decidieron dejarlo en lo más alto. Después de sus despedidas y con el interés de varios clubes extranjeros encima de la mesa, Dalic también se encontró en esta disyuntiva. “Entendí que las cosas no podían ir a mejor”, confiesa a FIFA.com.

No obstante, su sentido de la responsabilidad, así como su gratitud por ostentar un cargo privilegiado, llevaron al seleccionador croata a no soltar el timón. Desde entonces, Dalic se ha dedicado a reformar y renovar un equipo que, pese al inevitable “bajón” postmundialista, se recuperó y clasificó para la Eurocopa 2020 de la UEFA como primero de grupo.

Con un plantel repleto de jóvenes prometedores y de baluartes de la talla de Luka Modric, Croacia llegará a la EURO igual que llegó a Rusia, como un tapado a tener muy en cuenta. Con la cita continental en el horizonte, Dalic nos habló de los retos que ha tenido que afrontar y los motivos por los que decidió continuar en el banquillo croata.

Croatia Portraits - Zlatko Dalic
© Getty Images

Señor Dalic, ¿se siente satisfecho por haber clasificado a Croacia para la EURO como primera de grupo?

Siempre es satisfactorio cumplir tus objetivos. No fue fácil, porque no hay clasificatorio sencillo, pero ofrecimos nuestra mejor versión en los momentos claves y creo que fuimos primeros de grupo con todo merecimiento. Siempre que tuvimos que sacar a relucir nuestra calidad y sumar puntos, lo hicimos, y eso demuestra la calidad, el carácter y el espíritu de esta selección. Estoy muy satisfecho, porque hemos conseguido traer savia nueva al equipo al tiempo que hemos mantenido un gran nivel de juego. El hecho de haber conservado la unión que teníamos me hace aún más feliz, y también hemos gozado de un gran apoyo por parte de nuestra afición. Esa unión fue la clave en la Copa Mundial, y será vital para seguir adelante.

El camino no ha sido fácil, precisamente, después de Rusia. ¿Podría describir algunos de los retos a los que ha tenido que enfrentarse?

Varios de nuestros jugadores más importantes dijeron adiós a la selección y era lógico que el resto del equipo que compitió en Rusia sintiera cierto bajón tras un Mundial tan increíble. Pero resolvimos esos problemas con la entrada de futbolistas jóvenes con muchas ganas, ambiciosos y llenos de talento, como Josip Brekalo y Nikola Vlasic, que fueron muy importantes en el clasificatorio. Además, Bruno Petkovic se ha destapado como un delantero excelente, de manera que hemos dado otro aire al equipo con caras nuevas y, al mismo tiempo, hemos conservado a veteranos de clase mundial como Modric, Ivan Rakitic e Ivan Perisic.

¿Ha notado un cambio en cómo sus rivales se enfrentan ahora a Croacia, por su condición de subcampeones del mundo?

Es una magnífica observación, porque es totalmente cierta. Ahora, jugar contra Croacia es sinónimo de partido grande para cualquier rival, y todos juegan con muchísima energía, concentración y deseo por vencer a los subcampeones del mundo. Lo entendemos y para eso nos preparamos. Todos dan lo mejor de sí mismos contra nosotros, y no es fácil lidiar con eso un partido tras otro. Aun así, si eres competitivo, te gustan este tipo de retos, y lo que quieres es demostrarle a todo el mundo que mereces esa medalla de plata. Tenemos un equipo repleto de jugadores competitivos que entienden la importancia y el privilegio que supone jugar defender a Croacia.

¿En qué ha cambiado su vida desde la Copa Mundial?

Mi vida ha cambiado completamente porque, ahora, Croacia entera me conoce... Pero yo espero no haber cambiado. Mis padres me enseñaron a ser humilde, a respetar a todo el mundo y a esforzarme. Así es como vivía antes de la Copa Mundial y así es como vivo hoy.

Usted ha exigido que se hagan más cosas para seguir creciendo tras el éxito de Rusia. ¿Qué pide concretamente?

Me refiero principalmente a la infraestructura y a la relación del gobierno, tanto estatal como local, con el fútbol. Sorprende mucho que los subcampeones del mundo no tengan un estadio a su altura en Zagreb, que es la capital de Croacia y donde jugamos la mayoría de nuestros partidos. Además, la infraestructura de nuestro fútbol es muy floja en general y está muy por debajo del nivel que merece el fútbol croata. Nuestra afición, nuestra selección, nuestros jóvenes, nuestros entrenadores... Todos merecemos más inversión en el deporte rey. De lo contrario, nos va a costar aguantar el ritmo de los países que invierten mucho.

¿Croacia ha superado ya el periodo de transición tras Rusia y está en su mejor versión?

Si comparamos el once inicial de la final del Mundial con el once con el que cerramos el clasificatorio para la Eurocopa, vemos que hemos cambiado mucho. No tenemos un equipo tan experimentado como el del Mundial, pero, en algunos aspectos, puede que ahora seamos incluso mejores. En el partido que ganamos 0-4 en Eslovaquia ofrecimos el mejor nivel de juego desde que soy seleccionador de Croacia, incluyendo el Mundial. En aquel encuentro, Croacia demostró que será un rival formidable para cualquiera, no solo en la EURO, sino en los próximos años.

Gareth Southgate, Head Coach of England, Zlatko Dalic, Head Coach of Croatia, and Jaroslav Silhavy, Head Coach of Czech Republic pose with the Henri Delaunay Trophy after the UEFA Euro 2020 Final Draw Ceremony.
© Getty Images

El sorteo de la EURO les encuadró con República Checa, Inglaterra y una selección de la repesca. ¿Cuáles son los desafíos de este grupo?

Es un grupo difícil, pero no hay grupos fáciles en los grandes torneos. El partido contra Inglaterra será un reto particularmente grande. Tienen la ventaja de jugar en casa, pero eso también les hará sentir una presión añadida, y no siempre es fácil lidiar con ella. Ya ganamos una vez a Inglaterra en Wembley, en 2007, y ojalá lo consigamos de nuevo. También tendremos que estar preparados para enfrentarnos a la República Checa, una selección muy sólida, así como a un tercer rival que, independientemente de quién sea, será complicado. Nuestro objetivo será clasificarnos para la siguiente fase e intentar recuperar la magia que tuvimos en los cruces de Rusia. No estamos entre los favoritos, pero poco importa. Iremos a la Eurocopa con el convencimiento de que podemos ganarle a cualquiera, como harán otras ocho o nueve selecciones. Por eso lo tiene todo para ser un gran torneo.

Después de la Copa Mundial recibió ofertas para irse. ¿Por qué se quedó?

Como ya he dicho, estoy muy agradecido por ocupar este puesto. Y, aunque tras el Mundial era consciente de que las cosas ya no podían ir a mejor, a no ser que ganemos la Eurocopa, sentía que se lo debía al equipo y a la afición, porque nos mostraron mucho afecto y mucho cariño a los jugadores y a mí. No hay nada mejor para un entrenador que dirigir a la selección nacional de su país. Es impagable. Supongo que siempre habrá otras ofertas, pero estar aquí, con el objetivo de volver a dar una alegría inmensa a mi país, no tiene precio.

Explora este tema

Notas recomendadas