Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™

12 junio - 13 julio

Copa Mundial de la FIFA 2014™

Decibelios bajo techo en Belo Horizonte

© Others

Las Fan Fests de la FIFA son una incorporación relativamente reciente a la experiencia de la Copa Mundial, pero desde su estreno en Alemania 2006, han adquirido personalidad propia.

Al pensar en estos popularísimos actos, inmediatamente se nos vienen a la cabeza imágenes de diversión y aficionados por doquier, sin olvidar sus características puestas en escena al aire libre. Ya sea en las playas de Río de Janeiro o Durban, o a la sombra de la Puerta de Brandenburgo de Berlín o del Monte Mesa de Ciudad del Cabo, las Fan Fests siempre ofrecen un marco incomparable.

Sin embargo, en Belo Horizonte están haciendo las cosas de manera un poco distinta. Excepcionalmente, la capital de Minas Gerais ha optado por celebrar su Fan Fest en un recinto cerrado, y el resultado es un placer, no solo para los ojos, también para los oídos. El lugar elegido es Expominas, un centro de convenciones con una fachada funcional y discreta que ocasionalmente alberga conciertos de estrellas planetarias, como Flo Rida, David Guetta y Robert Plant.

Pasión desde temprano
En la primera jornada, la Fan Fest de Belo Horizonte abrió sus puertas tres horas antes del comienzo del partido, y aunque varias bandas locales amenizaron la espera, los músicos sabían bien que, en esa ocasión, solo eran meros teloneros. Como indiscutible cabeza de cartel estaba el Brasil - Croacia, el partido inaugural de la Copa Mundial de la FIFA 2014™. Los presentes rugieron cuando la *Seleção *apareció en las pantallas gigantes, un aperitivo de lo que estaba por venir. Más de 21.000 personas acudieron a la fiesta con la intención de disfrutar y hacerse oír.

Así, pese a que Expominas no está bañado por el sol ni rodeado de monumentos famosos, su techo ha resultado ser su mejor baza, porque el ruido, que en ocasiones es atronador, no tiene vía de escape.

"Es increíble", declaró Luciana, que se desplazó a Expominas con un grupo de diez amigos y amigas, todos vestidos de amarillo. "Es como venir a un concierto, pero mejor. En Belo Horizonte nos encanta el fútbol y esta es una Copa Mundial especial para nosotros, porque Brasil, nuestro equipo, juega en casa. Y aunque no estamos en el estadio, sentimos que lo apoyamos al estar aquí. El sonido es fantástico".

Luciana también destacó un elemento clave de la popularidad de estos actos, que cuentan con el apoyo de varios patrocinadores de la FIFA. "Es gratis, así que cualquiera puede venir", explicó. "Seguramente no podríamos conseguir entradas para acudir todos los amigos al estadio. Resultaría demasiado caro para algunos. Pero podemos venir en grupo, tomar algo y de este modo formar parte juntos de la Copa Mundial".

La alegría, omnipresente invitadaAdolescentes y veinteañeros, como el grupo de Luciana, eran clara mayoría entre los ruidosos y afables asistentes. No obstante, también había jubilados, y niños atesorando sus primeros recuerdos del Mundial. Tal era el caso de Ana, de seis años, que se pasó la mayor parte del encuentro encaramada a los hombros de su padre, Paulo, de 37.

"Para mí era importante traer a mi hija porque esta es su primera Copa Mundial, en cualquier caso la primera que recordará, y la primera siempre es especial. Esperamos poder llevarla al estadio, pero para ella, diría que esto está tan bien como ir al campo. A esta edad, el fútbol no es lo que más le gusta, es la gente, el ambiente. Y ambos son fantásticos aquí. Creo que esto es algo que Ana recordará toda su vida", afirmó Paulo.

A la hora de los himnos, la música cesó y todos los presentes cantaron el de Brasil con vehemencia, un momento ya de por sí inolvidable. Con todo, los decibelios aumentaron aún más a medida que la Seleção remontaba el encuentro y los goles iban llegando (3-1). Sin duda, la afición local se fue casa rebosante de alegría, pero los no brasileños también disfrutaron de lo lindo del ambiente, como Manos, de 31 años, un griego venido desde Londres.

"Donde va Grecia, yo intento seguirla", aseveró. "Estuve en la Eurocopa [en 2012] y en el último Mundial, ahí es donde fui a mi primera Fan Fest. Me encantó. La gente enloquecía, y todo el mundo era muy amable, independientemente de a qué equipo animasen. Aquí es igual, si bien resulta algo extraño con el tejado. Aunque en cierto modo me gusta. Al llegar estaba lloviendo, así que no nos mojamos y lo mejor es el ruido. El himno nacional… ¿qué puedo decir? ¡Guau! El sonido es genial".

¿Quieres vivir la Fan Fest de Belo Horizonte en primera persona? Expominas abrirá sus puertas gratis a todos los aficionados para ver todos los partidos del fin de semana, los disputados en el estadio Mineirão y siempre que juegue Brasil. Además de las semifinales. Para más información sobre todos los actos organizadas a lo largo y ancho del país, visita nuestra sección dedicada a la Fan Fest.

**

Explora este tema

Notas recomendadas

Copa Mundial de la FIFA™

FIFA Fan Fest en Belo Horizonte

14 jun. 2014

Copa Mundial de la FIFA 2014™

Ronaldo arranca el primer Fan Fest en Brasil

10 jun. 2014