Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010™

Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010™

11 junio - 11 julio

Copa Mundial de la FIFA 2010™

Del muro de Berlín al de las lamentaciones

Fabio Cannavaro of Italy is dejected in the players tunnel
© Getty Images

Cuando sonó el saque inicial de la Copa Mundial de la FIFA 2010, Italia pisaba terreno conocido, se sentía poderosa con Marcello Lippi en el banquillo, Fabio Cannavaro como capitán, la seguridad de Gianluigi Buffon bajo palos, Andrea Pirlo a la batuta y la agresividad de Gennaro Gattuso en el mediocampo.

Si les añadimos la experiencia de Gianluca Zambrotta, Daniele De Rossi, Alberto Gilardino, Vincenzo Iaquinta y compañía, tendremos la foto de familia de un equipo irresistible, apodado “el Muro de Berlín” tras conquistar la Copa Mundial de la FIFA Alemania 2006 en la capital germana.

Pero eso ocurrió hace cuatro años, y el tiempo ha causado estragos en el monumento histórico que añadió una cuarta estrella a la camiseta italiana. Las fisuras comenzaron por la base, una retaguardia de la que habían desaparecido Fabio Grosso y Alessandro Nesta, sustituidos por Giorgio Chiellini y Domenico Criscito, quienes, pese a su potencial, carecen aún de la experiencia necesaria para poder compararse a los veteranos. La zaga de la Nazionale, que durante el certamen de 2006 había recibido dos goles en siete partidos, uno de ellos de penal, se agrietó cinco veces en tres encuentros en 2010. “Cuando no se consigue ganar ni uno de tres partidos, contra adversarios como Nueva Zelanda y Eslovaquia, hay que hacer las maletas y preguntarse qué ha fallado”, analiza fríamente Buffon, uno de los héroes de Berlín, tras el fiasco de los italianos.

La sombra de los ausentes
Otra explicación del fracaso italiano es que la nueva generación no ha asumido el relevo de hombres como Alessandro Del Piero o Francesco Totti. Así, promesas como Simone Pepe, Ricardo Montolivo o Claudio Marchisio no han hecho olvidar a sus predecesores. “Esta vez no he podido crear una buena dinámica psicológica, ni el mecanismo de otras veces dentro del terreno de juego”, confirma Lippi, refiriéndose a la falta de compenetración entre ambas generaciones.

De igual modo, la ausencia de imaginación en ataque ha proyectado la sombra de futbolistas como Mario Balotelli o Antonio Cassano, por quienes apostaba toda Italia, pero olvidados por Lippi en su convocatoria, o los pocos minutos que el técnico concedió a Fabio Quagliarella, al optar por Iaquinta, Gilardino o Di Natale, todos ellos decepcionantes. “Cuando digo que la culpa es mía, lo mantengo, soy el responsable de todas las decisiones que he tomado respecto al grupo y desde el primer partido”, asume el seleccionador. “Sí, habría podido alinear a un jugador o a otro, pero el auténtico problema es no haber sido capaz de hacer que el equipo cuajase”.

Responsabilidad compartida
Y aunque los propios futbolistas reconozcan no haber estado a la altura, Lippi quiere responsabilizarse de la imagen gris que han ofrecido los vigentes campeones del mundo. “La culpa es de todos nosotros, no hemos sabido hacer lo que el entrenador nos pedía en ningún momento”, indica Criscito. “No es culpa de los jugadores, yo no he preparado lo suficientemente bien al equipo”, replica el estratega. E insiste, el fracaso ha sido suyo: “Cuando un equipo acude a una cita tan importante con el miedo en el cuerpo y sin fuerzas, es que su entrenador no ha acertado en la preparación, ni psicológica, ni física ni táctica”.

Así pues, quien será su sucesor, Cesare Prandelli, ya sabe qué aspectos debe trabajar para situar de nuevo a Italia en la cima del mundo, o al menos en un nivel adecuado para imponerse a conjuntos de menor renombre, como Paraguay, Nueva Zelanda o Eslovaquia, lo que no ha sabido hacer en Sudáfrica.

Marcello Lippi está convencido: “Resulta difícil creer que lo que han visto aquí es la selección italiana. El responsable siempre es el líder. No quiero ser victimista, y discúlpenme si me falta humildad, pero creo que he tenido parte de responsabilidad en nuestros éxitos, así que en nuestro fracaso también. Es un momento complicado para el fútbol italiano, pero su nivel no es el que hemos visto en este Mundial”.

Explora este tema

Notas recomendadas

Fabio Cannavaro of Italy is dejected in the players tunnel

Copa Mundial de la FIFA 2010™

Italia, tras los pasos de Francia

24 jun. 2010

Grupo F: SVK 3-2 ITA

Copa Mundial de la FIFA™

Grupo F: SVK 3-2 ITA

24 jun. 2010