Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018™

Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018™

14 junio - 15 julio

En Vivo

Devic recoge los frutos de los sacrificios

Marko Devic of Ukraine in action
© Getty Images

Ucrania nunca ha obtenido nada con facilidad. En su primer partido como nación independiente, se inclinó por 1-3 contra Hungría en 1992. Para lograr su primera participación en la Eurocopa, tuvo que esperar a organizarla en 2012. En cuanto a la Copa Mundial de la FIFA™, por dos veces sufrió la cruel eliminación de las repescas (en 1998 y 2002), antes de sellar por fin su billete en Alemania 2006. Tras volver a salir malparada de la repesca en 2010, la selección eslava prosigue la tradición en 2014. Y para complicarle bastante las cosas, el destino le ha brindado a Francia como rival…

El camino de Ucrania, por tanto, estaba hecho para cruzarse con el de Marko Devic, quien también ha vivido su porción importante de dificultades. Devic nació en la capital de Serbia, pero nunca se fijaron en él los dos grandes clubes de Belgrado, el Estrella Roja y el Partizán, y tuvo que contentarse con ir recalando en un club pequeño tras otro (del Zvezdara al Voždovac, pasando por el Železnik y el Radnički). A partir de ahí, ¿por qué no probar suerte e irse a la aventura cuando la liga ucraniana le abrió sus puertas en 2005?

Y la apuesta le salió bien. Hoy, Marko Devic es el máximo goleador provisional del campeonato, con 13 goles anotados con la camiseta del Metalist Kharkiv. Pero tampoco ahí todo fue tan sencillo. Primero hubo que pasar por el modesto Volyn Lutsk, donde solamente marcó 2 tantos en 2 temporadas (la segunda, saldada con el descenso del equipo). La solución fácil era regresar a Serbia, pero Devic es de los que perseveran, y recaló en el Metalist Kharkiv.

Como en casa
Coincidencia o no, el club obtuvo su mejor clasificación histórica en 2007: un tercer puesto que conservó consecutivamente otros cinco años (con las dos primeras plazas reservadas a Shakhtar Donetsk y Dinamo de Kiev). “El Metalist ha conseguido en los últimos años trastocar el orden establecido en la lucha por las posiciones más altas”, confirmó el goleador de 30 años a FIFA.com, en alusión al subcampeonato logrado en 2013 tras el Shakhtar. “Nuestro equipo evoluciona cada año y propone un fútbol bonito, espectacular, lo que hace que nuestro juego sea apreciado”.

El propio Devic no dejó indiferentes a los dos grandes, y aceptó en 2012 la oferta del Shakhtar. Pero estaba escrito que nada iba a ser cómodo para el máximo artillero del curso 2007/08 (con 19 dianas). En Donetsk, solamente jugó trozos de partidos durante seis meses. “¿Que qué es lo que no funcionó? Algunos dicen que no trabajaba bastante; otros que no me dieron la oportunidad de dejarme ver”, estimó el jugador. “Tal vez. Yo lo que quería era simplemente jugar más de lo que lo hice. Pero esos seis meses no fueron perdidos. Aunque sólo sea por entrenarme con un equipo de ese nivel, eso me aportó mucho”.

Un duro golpe más que Devic superó recorriendo el camino inverso. “Estoy muy contento de haber vuelto. El Metalist es mi segunda familia, mi casa, y espero quedarme ahí mucho tiempo”, aseguró, si bien confesó soñar con la Bundesliga para probarse en lo que considera como el máximo nivel. “Cada año conseguimos clasificarnos para Europa, lo cual representa muchísimo para cualquier jugador. Y ahora tenemos el objetivo de disputar la Liga de Campeones”.

Y es que, a mitad de trayecto, el Metalist pisa los talones al Shakhtar, a un punto, y saca cuatro de ventaja al Dinamo, con un partido menos que los dos grandes. “La competencia con el Shakhtar y el Dinamo es muy real”, anunció Devic, decidido a romper una hegemonía que dura desde 1992. “Por supuesto, todo el mundo, y nosotros los primeros, es consciente de que será muy complicado”, admitió, antes de precisar: “Difícil, pero no imposible”.

Con ese mismo estado de ánimo afronta la repesca clasificatoria para Brasil 2014 contra Francia, consciente de que el sorteo difícilmente podría haber sido menos clemente. “Creo sinceramente en nuestra selección, pero soy realista y considero que Francia es favorita”, estimó el internacional ucraniano desde 2008, año de su nacionalización. “Juegan todos en las mejores ligas. No partimos de ninguna incógnita; sabemos quién tendremos frente a nosotros: una de las mejores selecciones del mundo”.

Un gran señor
Pero los que visten de amarillo y azul se han visto en situaciones peores; sobre todo para alcanzar el segundo puesto del Grupo H por detrás de Inglaterra. Con sólo 2 puntos después de 3 jornadas, la formación eslava tenía todos los visos de ver a ingleses, polacos y montenegrinos disputarse la clasificación. “Empezamos muy mal, es verdad”, reconoció Devic. “Pero con la llegada de Mykhaylo Fomenko al frente de la selección, el equipo evolucionó, y supimos recuperar al final lo que habíamos perdido al principio”, explicó, en alusión a un empate ante Inglaterra (0-0), una victoria capital sobre Polonia (1-0), y un deslumbrante 0-8 a San Marino, con una tripleta personal.

Esa actuación de Devic le permitió tal vez superar otra dificultad, la de entrar en el corazón de los aficionados de un país donde, ofensivamente, sólo se idolatra a Oleg Blokhin y Andriy Shevchenko. “Es algo muy positivo estar cerca de dos personas que han hecho tanto por el fútbol”, afirmó Devic, que, en la Eurocopa 2012, estuvo entrenado por el primero y fue compañero de equipo del segundo. “Es un honor haber podido jugar al lado de un señor tan grande y respetable. Siempre ha sido uno de mis ídolos, y de repente me vi a su lado. Aprendí mucho de él, sobre todo en la eficacia, en saber materializar la más mínima oportunidad. Era capaz de marcar a partir de una ocasión poco clara. Era fantástico”.

Devic, además, puso en práctica los consejos del maestro en un partido decisivo contra Inglaterra en la Eurocopa 2012, pero el árbitro consideró que el balón, despejado bajo palos por John Terry, no había rebasado la línea de gol. “No soy sólo yo quien tiene cosas que lamentar”, aseveró en vísperas de un nuevo partido crucial. “Todo el equipo y todo un país se llevaron una decepción. Pero no hay que quedarse en eso. Pertenece al pasado, y ahora tenemos un objetivo totalmente diferente: clasificarnos para el Mundial. Y vamos a hacer todo lo posible para conseguirlo”.

Desde luego, no sería la primera vez que Ucrania y Devic se repusiesen de un duro golpe…

Explora este tema

Notas recomendadas

Ucrania resiste la reacción japonesa

Copa Mundial de Futsal de la FIFA

Ucrania resiste la reacción japonesa

07 oct. 2013