Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018™

Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018™

14 junio - 15 julio

Drogba: "Queremos hacer historia"

Ivory coast striker Didier Drogba
© Foto-net

Los aficionados al fútbol suelen preguntarse quién, de entre Roger Milla, George Weah, Abedi Pelé o Larbi Benbarek, es el mejor jugador africano de todos los tiempos. Pero quizás dentro de unos años Didier Drogba ponga a todo el mundo de acuerdo. Desde su tardía irrupción en la elite, el marfilense no deja de progresar e imprimir su sello sobre la historia del deporte rey en el continente primigenio.

Se dio a conocer ante el gran público en el Olympique de Marsella, donde sólo estuvo una temporada, aunque permanecerá por siempre en el corazón de los seguidores del club provenzal. Una excepcional campaña de 2003/04 fue suficiente para inscribir su nombre en los anales del club y suscitar el interés de los grandes de Europa. Al año siguiente fichó por el Chelsea, y comenzó a escribir las primeras páginas de su libro de récords. Dos veces campeón de Inglaterra, máximo goleador de la Premier League (2006/07), máximo goleador de la historia de los Blues en la Liga de Campeones y Balón de Oro africano (2006), Drogba es también el capitán de la primera selección marfilense que disputó una Copa Mundial de la FIFA. Por si esto no bastase, firmó el primer tanto de la historia del país en el torneo...

Además de un gran jugador, el estandarte de los Elefantes es un gran hombre, para quien combatir las discriminaciones o luchar por la reconciliación nacional en Costa de Marfil es algo tan importante como marcar goles. Este sábado 27 de junio, en Johannesburgo, en el marco de la Copa FIFA Confederaciones 2009, se convirtió en embajador de la Youth African Soccer Cup, un certamen destinado a sensibilizar a los niños de los distritos sudafricanos sobre la lucha contra la xenofobia (para saber más, haz clic en el enlace de la columna de la derecha).

En su África natal, y rodeado de niños, el marfilense ha concedido una entrevista exclusiva a FIFA.com.

Está usted en Johannesburgo en calidad de embajador de la Youth African Soccer Cup, una iniciativa para luchar contra la xenofobia. ¿Qué le inspira este acontecimiento, y cómo lo ha vivido siendo embajador suyo?
Es extraordinario lo que están haciendo estos niños, estudiar a otro país y representarlo. Van a conseguir cambiar las mentalidades, además de mediante el fútbol, a través del conocimiento del prójimo y de los estudios. Me habría gustado jugar y pasar más tiempo con ellos, por supuesto, pero había muchísima gente y teníamos un programa que respetar.

Al encontrarse con estos niños, y en este cuadro particular, ¿qué consejos les ha dado?
Me siento muy orgulloso de ellos, y quiero animarlos a que sigan por este camino. Es importante que continúen aprendiendo, y que inviten a sus amigos a hacer lo mismo. Estos niños deben convertirse en el motor de la lucha contra las discriminaciones. En lugar de ver cómo la gente sigue siendo víctima de la xenofobia, hay que invertir las cosas y atacar a la xenofobia. La mejor forma de llevar a cabo este combate es que los niños reciban una educación. Con mayores conocimientos, pueden comprender de manera más fácil lo que son el respeto, la amistad, la comunidad.

Usted parece estar aquí en su elemento, entre gente calurosa, sonriente y entusiasta, pese a los problemas y las condiciones en que viven, a veces difíciles...
Son cosas sencillas, a las que estoy acostumbrado. Vivimos en un mundo en el que hay muchos retos y exigencias a todos los niveles, y a menudo entramos en este juego a nuestro pesar. Por eso este tipo de actos con los niños nos permiten regresar a la base, a nuestros valores, a cosas simples.

Su estadía en Sudáfrica ha coincidido con la Copa FIFA Confederaciones 2009. ¿Qué le ha parecido el torneo?
Lo he seguido con interés, y me ha parecido que había un nivel muy bueno. Me gustó mucho la trayectoria de Estados Unidos, un equipo al que no se esperaba, que dio la sorpresa y entró en la final tras ganar a la mejor selección de Europa. ¡Enhorabuena!

¿Qué piensa de la recepción y del ambiente que ha proporcionado Sudáfrica en esta prueba?
La organización es magnífica. Y en los estadios, aunque hacía algo de fresco, se olvida muy rápido la temperatura del invierno. El ambiente es estupendo, la gente canta unida, está alegre y es afectuosa. Es un ensayo muy positivo para el Mundial de 2010.

Precisamente, sin duda usted espera regresar el año que viene. Costa de Marfil ha empezado con buen pie en el Grupo E de la competición preliminar de la zona africana, con tres victorias en otros tantos partidos. ¿Qué podría impedirles hacer el viaje?
Estamos en el buen camino, pero todo puede sucederse con mucha rapidez, y no nos encontramos a salvo de una trayectoria totalmente distinta en la segunda vuelta. Pero, a día de hoy, tenemos experiencia suficiente para gestionar esta situación y conseguir uno o dos triunfos que nos abrirían las puertas del Mundial de 2010.

En la Copa Mundial de la FIFA 2006, la primera de la historia de Costa de Marfil, ustedes cayeron eliminados en la primera ronda de un grupo complicado, con Argentina, Holanda y Serbia y Montenegro. ¿Qué ha cambiado en tres años que podría permitirles superar esa primera fase?
Aunque el sorteo fue difícil, a pesar de todo sacamos algo positivo. En primer lugar, que fuimos capaces de marcar frente a los grandes equipos [1-2 contra Argentina y Holanda] y que conseguimos la primera victoria del fútbol marfilense en el Mundial [3-2 ante Serbia y Montenegro]. Espero que ese triunfo traiga otros, porque vamos a regresar con mucha más experiencia y tras haber jugado ya un torneo. Va a ser más fácil, porque seremos menos ingenuos y menos espectadores. Miramos mucho a nuestros adversarios, y quizás eso nos costó un puesto en octavos de final.

Después de Henri Michel, Gérard Gili o Uli Stielike, ¿qué aporta Vahid Halilhodžić a la selección? Parecía una mezcla incompatible, pero aun así ahora todo indica que es el hombre ideal para este cargo.
Ha sabido adaptarse a las exigencias del fútbol africano en general, y marfilense en particular. Ha modulado sus esquemas y, sobre todo, se ha encontrado con un grupo de jugadores dispuestos a escuchar, que tienen ganas de progresar y de triunfar. Los dos juntos producen los buenos resultados que estamos cosechando en estos momentos. Mi ambición consiste en marcar la historia del fútbol marfilense con mis compañeros. Hemos disputado un Mundial, eso ya está bien. Desde entonces, hemos tomado conciencia de nuestros defectos, pero también de nuestras capacidades. Ahora queremos participar en un segundo Mundial consecutivo, y sobre todo hacerlo mejor que en 2006.

El hecho de que la Copa Mundial de la FIFA se celebre por primera vez en África, ¿qué representa para usted, y para el continente en general?
Para el continente africano supone la oportunidad de enseñar otra imagen, distinta a la que estamos acostumbrados a ver, es decir, la guerra o la pobreza. Es una oportunidad de demostrar que somos capaces de llevar alegría y felicidad al mundo entero. Y, sobre todo, que somos capaces de organizar un acontecimiento tan importante como el Mundial. Porque el objetivo es que en el futuro haya otros.

El año que viene usted tendrá 32 años, de modo que si se clasifican puede que sea su última Copa Mundial de la FIFA. Por otro lado, da la impresión de que la edad no afecta a su rendimiento. Muestra la misma eficacia y motivación que siempre...
Además del orgullo de representar a mi país, lo único que me hace avanzar es el placer de jugar. No tuve la suerte de empezar pronto en un alto nivel. Al contrario que la mayoría de los jugadores, no seguí el clásico trayecto de los centros de formación y llegué tarde al alto nivel, sobre los 25-26 años. Lo único que se dice en estos casos es que por lo menos hay suerte de haber llegado, y que hay que aprovechar todos los partidos y los minutos que se pasan dentro del campo.

Notas recomendadas

Didier Drogba

En Vivo

Didier Drogba

17 abr. 2008

Drogba visits schools tournament

Copa FIFA Confederaciones 2009

La cruzada de Drogba

29 jun. 2009

Didier Drogba (CIV)

En Vivo

Didier Drogba (CIV)

03 jul. 2009