Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010™

11 junio - 11 julio

Copa Mundial de la FIFA 2010™

Duros reveses para los grandes de Asia

© AFP

La competición preliminar de la zona asiática para la Copa Mundial de la FIFA parece volverse cada vez más difícil. En la segunda jornada camino de Sudáfrica 2010, celebrada el miércoles, tropezaron los principales conjuntos del continente.

En el primer partido, Australia, favorita de la liguilla, pudo considerarse afortunada de llevarse un punto de China, merced a un 0-0. Mark Schwarzer, guardameta del Middlesbrough, se erigió en la figura visitante al detener a falta de un minuto para la conclusión un penal de Shao Jiayi que hubiese dado a los locales una sonada victoria.

La selección australiana, entrenada por Pim Verbeek, viajó a la ciudad de Kunming con una plantilla mermada, ya que cinco de sus astros de la liga inglesa se hallaban lesionados. Además, el equipo acusó una aparente falta de preparación a lo largo de todo el choque, y sólo creó una oportunidad clara en la primera parte, en la que Mark Bresciano obligó a lucirse al arquero chino, Zong Lei.

Los australianos parecieron venirse abajo físicamente en el segundo tiempo, y el técnico de China, Vladimir Petrovic, introdujo a tres hombres frescos para mantener una presión intensa. El plan dio sus frutos cuando uno de ellos, Qu Bo, fue derribado por Schwarzer dentro del área.

El portero australiano pasó de héroe a villano al detener el lanzamiento penal, lo que concedió un punto a los suyos. "Es un logro, sin duda", dijo luego. "Si tenemos en cuenta nuestra preparación y las condiciones en vísperas del partido, las tablas son un resultado asombroso".

Los Socceroos de Verbeek siguen siendo primeros de grupo, mientras que Qatar, que venció 2-0 en casa a Irak, asciende a la segunda plaza, por delante de China, que mantiene vivas sus opciones con los dos puntos sumados en las dos primeras jornadas.

El China-Australia tampoco fue el único empate inesperado. La República de Corea regresó con un solo punto de la visita a su vecina, la RPD de Corea (0-0), que actuó como local en Shanghai. El equipo de Huh Jung-Moo desperdició numerosas ocasiones, y hubo de conformarse con un reparto de puntos ante sus vigorosos hermanos de sangre norteños.

Ambas selecciones comparten el liderato, aventajando a Jordania, que ganó 0-2 a Turkmenistán en el otro encuentro.

Conmociones
Los resbalones de Australia y la República de Corea no han tenido demasiadas consecuencias, pero Arabia Saudí, tres veces campeona de Asia, protagonizó la mayor sorpresa al caer 3-0 en Tashkent a manos de Uzbekistán.

Tras imponerse 0-1 al Líbano en su estreno, los centroasiáticos incrementaron las apuestas al cosechar su triunfo más amplio ante los saudíes. Timur Kapadze adelantó de cabeza a los locales poco antes del descanso, y Maksim Shatskikh materializó el segundo después de la reanudación. Tan sólo dos minutos más tarde, Server Djeparov transformó un penal que ponía el resultado fuera de toda duda.

La contundente victoria no sólo refuerza la posición de Uzbekistán como favorito del grupo, sino que también lo deja como único equipo con un registro impecable al cabo de dos jornadas. Los uzbecos tienen tres puntos más que Arabia Saudí y Singapur, que el miércoles derrotó en casa al Líbano.

Japón también acompañó en la derrota a los saudíes. El equipo asiático mejor situado en la última Clasificación Mundial FIFA/Coca Cola perdió por 1-0 en Bahréin. El bahreiní A'ala Hubail, máximo goleador de la Copa Asiática 2004, anotó en el minuto 77 el único tanto del encuentro entre los dos pesos pesados de la liguilla.

A pesar de ello, los discípulos de Takeshi Okada continúan segundos, superando a Omán por diferencia de goles. Pero los omaníes tienen la moral más alta, ya que siguen la estela del líder mediante el 0-1 obtenido en Tailandia. Ismail al Ajmi consiguió la diana más rápida del día al rematar un centro de Imad Alí a los veinte segundos de juego.

La jornada del miércoles terminó como había empezado, con los tropiezos de otros dos grandes. La selección iraní de Alí Daei también tuvo que contentarse con un punto en el último partido de la noche, tras dejar escapar una renta de dos goles ante Kuwait (2-2).

Emiratos Árabes Unidos evitó una embarazosa derrota gracias a Ismail al Junarbi, quien neutralizó en el minuto 54 el tanto inicial del sirio Zyad Chaabo. EAU sigue siendo primero, con cuatro puntos, aunque sus tres rivales le darían caza con una sola victoria, por lo que todo está totalmente abierto.

Resultados de la segunda jornada
Miércoles 26 de marzo

Grupo 1
China 0-0 Australia; Qatar 2-0 Irak

Grupo 2
Bahréin 1-0 Japón; Tailandia 0-1 Omán

Grupo 3
RPD de Corea 0-0 República de Corea; Turkmenistán 0-2 Jordania

Grupo 4
Uzbekistán 3-0 Arabia Saudí; Singapur 2-0 Líbano

Grupo 5
Kuwait 2-2 Irán; Siria 1-1 Emiratos Árabes Unidos

Explora este tema

Notas recomendadas