Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018™

Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018™

14 junio - 15 julio

Copa Mundial de la FIFA 2018™

El duelo entre la Araña y la Pantera

Eusebio scores past Lev Yashin at Wembley in 1966
© Getty Images

“¿Mi secreto? Antes de los partidos me fumaba un cigarrillo para calmar los nervios y me tragaba un buen vodka para tonificar los músculos”.

Ése era el ritual al que Lev Yashin atribuía el milagroso registro de más de 150 penales detenidos a lo largo de su carrera, superior al que pueda exhibir cualquier otro guardameta del máximo nivel.

Pero si la Araña Negra* mostraba sus habituales nervios de acero segundos antes de que se tomase la fotografía que vemos aquí, en el duelo por la medalla de bronce de la Copa Mundial de la FIFA 1966™, ése no era el caso de la *Pantera* Negra*. Y eso que había transformado de forma magistral dos penales en el extraordinario triunfo por 5-3 de Portugal sobre la RDP de Corea en cuartos de final y otro para batir al gran Gordon Banks en semifinales.

Eusébio sabía que se encontraba frente a una pesadilla para cualquier lanzador de penales y, por si fuera poco, ante más de 88.000 espectadores en Wembley. Había jugado con Yashin tres años antes, en el mismo estadio londinense, junto a futbolistas como Josef Masopust, Raymond Kopa, Francisco Gento, Alfredo Di Stéfano, Uwe Seeler y Ferenc Puskás, en un encuentro entre Inglaterra y un once del resto del mundo para celebrar el centenario de la Asociación Inglesa.

“Habíamos estado practicando antes del partido —tiros, penales—, él lo paraba todo”, recordó Eusébio. “Era el mejor arquero de la historia, y sin duda el más grande en los penales. Lanzar uno contra Yashin era algo distinto a hacerlo ante cualquier otro guardameta. El simple hecho de verlo entre los tres palos desanimaba a muchos grandes jugadores, que normalmente tiraban con confianza. Yo sabía que debía ejecutar un disparo perfecto”.

Cuando Eusébio botó el balón antes de ponerlo en el punto fatídico, como acostumbraba, sus nervios eran visibles. Y bajó la cabeza al dirigirse hacia atrás. Su compañero José Augusto se dio cuenta de la situación y quiso animarlo con una palmadita.

Por suerte para el atacante del Benfica, realizó ese tiro perfecto, empleando toda la potencia de su pierna, que bien podría ser la de un levantador de pesas, para enviar un fortísimo tiro que se coló por la parte alta de las mallas, como muestra la fotografía.

Yashin y Eusébio se abrazaron de inmediato. Aquel lluvioso miércoles de 1963, en Wembley, comenzó una amistad. El moscovita era tan imperioso atajando penales que cuando recibía uno solía felicitar al adversario que se lo había marcado.

Portugal ganaría 2-1 aquel choque, que Yashin y Eusébio terminaron con otro abrazo. No sería el último.

Eusébio, junto a Franz Beckenbauer, Pelé y otras leyendas, participó en el partido homenaje a Yashin ante más de 100.000 hinchas en Moscú. El 'semidiós' del Dinamo visitó al astro del Benfica en Lisboa. Se vieron con poca frecuencia, pero siempre que coincidían el momento revestía una especial emoción.

En marzo de 1990, antes de que el Dnipro recibiese al Benfica en el Estadio Meteor en el partido de vuelta de cuartos de final de la Copa de Europa, el sistema de megafonía anunció que Lev Yashin había fallecido. Las cámaras se dirigieron hacia uno de los integrantes de la delegación portuguesa, que tenía la cara llena de lágrimas. Era Eusébio. Había perdido a un amigo. Sin embargo, le quedaban los recuerdos, y uno de ellos era aquel penal en Wembley.**

*¿Sabías que…? *
Yashin dijo una vez: “La felicidad de ver a Gagarin volando en el espacio es sólo superada por la alegría que produce una buena atajada de un penal”. Gagarin fue un pionero del programa espacial soviético, cuyo satélite Sputnik II fue lanzado al espacio en noviembre de 1957, siete meses antes del inicio de la Copa Mundial de la FIFA celebrada en Suecia. Aquella fue la primera de las tres ediciones del torneo en las que participó Yashin. En la última, dio su sudadera de entrenamiento a su amigo François Remetter, exguardameta internacional francés. Puede verse, junto a muchos otros objetos, en el Museo del Fútbol Mundial de la FIFA, en Zúrich.

The legendary Lev Yashin's shirt from the 1966 @FIFAWorldCup. He remains the only goalkeeper to win a #BallonDor. pic.twitter.com/SoLreAdlzn

— FIFA Museum (@FIFAMuseum) 12 de mayo de 2016

La camiseta que el legendario Lev Yashin usó en la Copa Mundial de la FIFA de 1966. El ruso sigue siendo el único arquero que ha ganado un Balón de Oro.

Explora este tema

Notas recomendadas