Copa Mundial de la FIFA Alemania 2006™

Copa Mundial de la FIFA Alemania 2006™

9 junio - 9 julio

#WorldCupAtHome

El ‘mago’ Zidane domina a la Seleção   

Ronaldinho and Zidane before Brazil - France 2006
© Getty Images

Cuando Brasil y Francia saltaron al césped del Commerzbank-Arena de Frankfurt, tres selecciones estaban ya clasificadas para las semifinales de la Copa Mundial de la FIFA 2006: Alemania, Italia y Portugal. Las dos últimas vencedoras de la competición volvían a medirse, ocho años después de la final de 1998, en pos del último billete para la penúltima ronda. Los franceses salieron victoriosos de esta teórica final anticipada gracias a un Zinédine Zidane sensacional y a un gol de Thierry Henry.

📝El resumen

Brasil 0-1 Francia

1 de julio de 2006, Commerzbank-Arena, Frankfurt

Goleadores:

Francia (Thierry Henry 57’)

Alineaciones:

  • Brasil: Dida, Cafú © (Cicinho, 76’), Lucio, Juan, Roberto Carlos, Gilberto Silva, Zé Roberto, Kaká (Robinho, 79’), Juninho (Adriano, 63’), Ronaldinho, Ronaldo
  • Francia: Fabien Barthez, Willy Sagnol, Lilian Thuram, William Gallas, Eric Abidal, Patrick Vieira, Claude Makélélé, Franck Ribéry (Sidney Govou, 77’), Zinédine Zidane ©, Florent Malouda (Sylvain Wiltord, 81’), Thierry Henry (Louis Saha, 86’)

🤓 El contexto

Era la cuarta vez que ambos países se enfrentaban en un Mundial. Si bien Brasil había ganado 5 veces la competición frente a 1 de Francia, los Bleus llevaban la delantera en los duelos directos. Los brasileños se impusieron en la semifinal de Suecia 1958, mientras que los franceses habían salido airosos en los cuartos de final de México 1986 y en la final de 1998.

Pese a todo, Brasil llegaba con la vitola de favorito. La Seleção era la vigente campeona mundial y había ganado cómodamente sus 4 primeros partidos, con 10 goles a favor y solamente 1 en contra (frente a Japón en la fase de grupos).

Los Bleus, en cambio, vivieron un comienzo de campeonato más complicado, al quedar apenas segundos de su grupo por detrás de Suiza. Pero la victoria por 3-1 sobre España en octavos devolvió las esperanzas al equipo.

France celebrates Henry's goal during Brazil - France 2006
© Getty Images

⚔️ El partido

Tres claves marcaron el duelo:

  1. La batalla psicológica: Fabien Barthez lo dijo después del encuentro: “Era como Euro Disney en el pasillo de acceso al campo. Todo el mundo se reía. Todo el mundo estaba contento”. Zidane se reencontraba con Roberto Carlos y Ronaldo, sus compañeros en el Real Madrid. Thierry Henry y Gilberto Silva eran compañeros en el Arsenal, donde el brasileño coincidió también mucho tiempo con Vieira. Malouda, Abidal y Juninho venían de ganar juntos varias ligas francesas con el Olympique de Lyon; y Willy Sagnol bromeaba con Lucio y Zé Roberto, compañeros en el Bayern de Múnich. Pero ese ambiente distendido no tuvo el mismo efecto sobre las dos selecciones. Claude Makélélé lo resumió muy bien: “En el túnel, pensé que ya habíamos cobrado una ventaja sobre ellos. Estábamos relajados, bromeábamos. El vernos así los desestabilizó”. Y efectivamente, desde los primeros segundos, los Bleus imprimieron una intensa presión sobre los brasileños que apenas aflojaron durante los 90 minutos.
  2. La victoria táctica de Domenech: Raymond Domenech, criticado por el mediocre comienzo de campeonato de los Bleus, se mostró como un agudo estratega en este partido. Eligió un 4-2-3-1 para bloquear las veleidades ofensivas brasileñas. Pidió a sus jugadores que hiciesen un esfuerzo defensivo constante y, al cabo de 10 minutos, Makélélé y Vieira, pero también Malouda, Ribéry y Zidane, asfixiaron todos los conatos de ataque de la Seleção. La velocidad de los extremos franceses hizo el resto, e impidió que los brasileños desplegasen su juego.
  3. El cordón de Roberto Carlos: En el minuto 56, Cafú agarró a Malouda por la banda izquierda. El árbitro pitó falta, y Zidane se acercó para lanzar el libre indirecto. Al borde del área, Roberto Carlos se agachó para atarse los cordones y dejó a Thierry Henry libre de todo marcaje. Zidane colgó el balón al segundo palo, en dirección al delantero francés al que habían dejado solo. Henry remató de volea y marcó el único gol del partido.
Thierry Henry scores a goal during Brazil France 2006
© Getty Images

⭐️ La estrella

Cuando Zinédine Zidane llegó a Alemania, ya había anunciado que el Mundial sería su última competición. Así, una vez superada la fase de grupos, cada partido se convirtió en una potencial despedida. Zizou podía terminar su carrera en cualquier instante. Contra Brasil, a menos de dos semanas de la retirada, firmó el que muchos consideran como su mejor partido. Ruletas, sombreros, bicicletas, controles orientados… todo le salía bien. Desmoralizó a sus rivales, y fue él quien golpeó el libre indirecto que remató Henry para dar la victoria a los Bleus. “Zidane ha sido el mago del partido”, declaró Pelé después del encuentro.

🗣️🎙️ Lo que se dijo

“Creo que ha exhibido gestos técnicos que han debido gustarles a muchas personas. Es extraordinario. Antes incluso de que yo fuese profesional, él me hacía soñar. Hoy, me sigue haciendo soñar”, Eric Abidal, defensa de Francia.

“Es la primera asistencia de Zinédine Zidane para Thierry Henry. ¡Y sí! Así, ya no se podrá decir que eso no se produjo. Me quemaba no haber hecho marcar a Thierry, pese a que hemos jugado bastantes partidos juntos. Ha habido una, y ha sido en un Francia - Brasil. Perfecto”, Zidane.

“Hemos perdido porque no hemos conseguido imponer nuestro juego. Es difícil explicar por qué. De lo contrario, lo habríamos remediado durante el partido”, Kaká.

Zinédine Zidane during Brazil - France 2006
© Getty Images

🔜 Qué pasó después

Tras haberse impuesto por la mínima en la semifinal contra Portugal, Francia se midió a Italia en la gran final. Era la oportunidad de ganar su segundo Mundial, ocho años después del primero. La cosa empezó bien, con una pena máxima convertida por Zidane en el minuto 7. Pero los italianos empataron por mediación de Marco Materazzi en el minuto 19. En la prórroga, Zizou, que había brillado durante todo el campeonato, fue expulsado como consecuencia de su cabezazo a Materazzi. Los Bleus dejaron pasar su ocasión, y la Squadra Azzurra conquistó su cuarto Mundial en los penales.

Explora este tema

Notas recomendadas