Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010™

11 junio - 11 julio

Copa Mundial de la FIFA 2010™

Excelencia ofensiva y brillantez defensiva

© Getty Images

La 11ª jornada deparó hitos importantes en sus tres partidos, a cual más loable: un nuevo récord de tiempo sin recibir un gol para Suiza, una prolífica goleada de Portugal y un logro histórico de David Villa. Como siempre, FIFA.com analiza en detalle las estadísticas más destacadas de Sudáfrica 2010.

31

por ciento de los tantos de Portugal en la Copa Mundial de la FIFA han llegado en apenas dos partidos contra la misma desdichada víctima: la RDP de Corea. A los 44 años de su gran remontada ante los norcoreanos en Inglaterra 1966 (aquel 5-3 con Eusebio como principal impulsor), A Selecção das Quinas endosó un inapelable 7-0 al mismo rival, en su goleada más abultada en una cita mundialista. El triunfo luso de hoy en Ciudad del Cabo se sitúa en séptimo lugar en la lista de los resultados más desequilibrados de la Copa Mundial de la FIFA, y se trata de la victoria más contundente en esta competición desde aquel 8-0 de Alemania a Arabia Saudí en 2002. La paliza de Hungría a El Salvador (10-1) en España 1982 sigue siendo la mayor goleada en la historia de la Copa Mundial de la FIFA.

20

disparos es lo que Chile necesita para marcar cada uno de sus goles, si nos guiamos por sus dos primeros partidos en Sudáfrica 2010. Contra Honduras y Suiza, las estadísticas de La Roja han sido idénticas: 20 remates, 1 diana y, por suerte para ella, dado su exiguo 5% de efectividad goleadora, ninguna en contra.

9

horas y 19 minutos sin encajar un gol permitieron a Suiza establecer hoy un nuevo e impresionante récord en la Copa Mundial de la FIFA. Los suizos, que empezaron el día en tercer lugar por detrás de Italia (550 minutos) e Inglaterra (501), ascendieron a la primera posición en el ecuador del segundo tiempo, pero solamente gozaron de ocho minutos para saborear su nueva posición de privilegio. La excepcional racha se interrumpió cuando el chileno Mark González se convirtió en el primer jugador que bate la puerta de los helvéticos desde que lo hiciera el español Txiki Beguiristain en Estados Unidos 1994.

5

goles en la Copa Mundial de la FIFA es el hito que ha alcanzado esta noche David Villa, lo que lo sitúa empatado con los máximos artilleros de España de todos los tiempos en la gran cita mundialista. Merced a su par de dianas, el delantero del Barcelona imitó lo logrado por Emilio Butragueño, Fernando Morientes, Fernando Hierro y Raúl; y habría sobrepasado al ilustre cuarteto de no haber tirado fuera un penalti, la primera pena máxima que falla España tras 15 lanzamientos en la Copa Mundial de la FIFA. Ningún país tiene tanta experiencia desde el punto fatídico en esta competición como La Roja, a la que se le ha señalado al menos un penal a favor en cada una de las ocho últimas ediciones.

6

jugadores distintos vieron puerta con Portugal en su 7-0 ante la RDP de Corea. Solamente una selección en la historia de la Copa Mundial de la FIFA puede presumir de un total superior, con los 7 futbolistas que marcaron para Yugoslavia en un 9-0 ante Zaire en 1974. El combinado luso se convirtió además en apenas la segunda selección, tras Hungría en 1982, que mete seis goles en la segunda parte de un partido de la Copa Mundial de la FIFA. De todos los autores de los tantos portugueses, quizás el que más aliviado se sintió fue Cristiano Ronaldo, quien puso fin a una sequía goleadora de 11 partidos (la más larga de su carrera internacional) que duraba ya 18 meses. Sin embargo, mientras el astro merengue y compañía acaparaban los titulares, sus colegas de la retaguardia se hacían igualmente dignos de elogio, pues Portugal lleva ya 10 de sus últimos 11 partidos con la portería a cero.

1

minuto y 20 segundos fue todo lo que tardó el chileno Humberto Suazo, debutante en la Copa Mundial de la FIFA, en recibir la amonestación más rápida en lo que va de competición. Desde que, el 24 de junio de 1994, el ruso Sergey Gorlukovich viera la cartulina amarilla en el minuto inicial del encuentro contra Suecia, en una fase final del certamen no se había mostrado ninguna tarjeta tan inmediata. La acción punible de Suazo, por lo demás, marcó la pauta de lo que estaba por llegar: con un total de 10 tarjetas, el 1-0 de Chile ante Suiza superó al Alemania-Serbia (9) como el encuentro más indisciplinado en lo que llevamos de Sudáfrica 2010. El citado duelo también fue testigo de un hito en la Copa Mundial de la FIFA, ya que Valon Behrami vio la primera tarjeta roja para Suiza en una cita mundialista.

Explora este tema

Notas recomendadas

Copa Mundial de la FIFA™

Resumen estadístico: Día 11

21 jun. 2010