Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010™

11 junio - 11 julio

Copa Mundial de la FIFA 2010™

Fascinación roja, orgullo guaraní

© Getty Images

Una marea roja y amarilla inundó el Ellis Park el sábado, aunque encontrar a un español en las gradas no era tarea fácil. Según fuentes fidedignas, no son más de 3.000 los aficionados que han emprendido el largo viaje desde España para animar a la campeona de Europa, y sin embargo, los colores nacionales predominaban tanto dentro como fuera del estadio. El conjunto que dirige Vicente del Bosque cuenta con una legión de seguidores gracias a su atractivo estilo de juego y a las figuras que pueblan sus filas. A pesar de todo, Hannah Langman, de 11 años, tenía razones muy concretas para lucir una peluca con los colores de España esa noche."Es principalmente por Fernando Torres", afirmó la joven entusiasta sudafricana.

Si bien España era la favorita del público neutral, Paraguay también tuvo sus apoyos en el Ellis Park en su intento por continuar batiendo sus propias marcas en esta edición de la Copa Mundial de la FIFA. Gonzalo Facca, que había aterrizado en Johannesburgo apenas unas horas antes, en un vuelo lleno de hinchas guaraníes, sabía perfectamente qué necesitaban los suyos para abordar el primer choque de cuartos de final de su historia. "Llegados a este punto, la suerte es un ingrediente muy importante", afirmó. "Quizás la tengamos esta noche, quizás España juegue como contra Suiza y se produzca el milagro".

Al borde del descanso, las esperanzas de que se produjera el ansiado milagro habían aumentado drásticamente. Paraguay mantuvo a raya a España e incluso llegó a ver puerta por mediación de Nelson Valdez, aunque el tanto quedó anulado por fuera de juego. "De momento vamos bien. Nuestras opciones están en un 50%", comentó José Silguero, de Asunción, quien, junto a su mujer y sus dos hijos, formaba parte de un pequeño contingente paraguayo situado algunas filas por detrás del banquillo de su selección. El grupito se fue animando a medida que el choque empezó a cobrar intensidad en la segunda parte. Las emociones se desataron cuando Óscar Cardozo provocó un penal, pero se hundieron a los pocos minutos cuando Casillas atajó el disparo. Mismas emociones, pero a la inversa, cuando España dispuso de su ocasión desde los once metros. Xabi Alonso materializó su primer intento, pero el árbitro mandó repetir el lanzamiento y el madridista falló el segundo. Enseguida volvieron a surgir los cánticos de aliento a la Albirroja. Sin embargo, el gol tardío de David Villa dejó a José desolado, con la cabeza entre las manos y la bandera anudada al cuello.

Pero José se puso en pie con su familia para aplaudir a los emocionados hombres de Gerardo Martino, cuando éstos se encaminaron al túnel de vestuarios tras el encuentro. "Estamos orgullosos de nuestro equipo", añadió. "Así es el fútbol. España marcó en la única ocasión que tuvo. Si hubiéramos aprovechado el penal, el resultado habría sido muy diferente". La imagen de Cardozo abatido sobre césped se convirtió en el símbolo de aquel momento decisivo. No obstante, José decidió mostrarse optimista. "España era favorita, pero hemos llegado hasta aquí gracias a nuestra garra y a nuestro trabajo. Eso es lo bonito del fútbol, que favoritas como Argentina o Brasil están fuera, y Paraguay ha quedado eliminada con más dignidad que cualquiera de las dos, en especial que Argentina".

La histórica aventura de Paraguay había llegado a su fin, pero la de España continúa. En las inmediaciones del estadio, su hinchada cantaba ante las cámaras. María Eugenia Barrena hablaba emocionada del final de una maldición después de que su equipo se clasificara entre los cuatro primeros por primera vez desde 1950 (y para las semifinales por primera vez en su historia). La extremeña no podía ocultar su satisfacción, y motivos no le faltaban: forma parte de los once afortunados que ganaron el concurso organizado por Coca-Cola y el canal de televisión español Telecinco, llamado Once de la afición, que sigue a su selección nacional por todo Sudáfrica. "Hemos acabado con la maldición y llegaremos a la final. Ahora nos vamos a Durban y terminaremos de vuelta en Johannesburgo. O por lo menos, eso espero. Ojalá sea así". España sigue adelante con su trayectoria y, a juzgar por lo que vimos el sábado, contará con el inestimable apoyo de muchos sudafricanos.

Explora este tema

Notas recomendadas

Copa Mundial de la FIFA™

PAR 0-1 ESP

03 jul. 2010