Copa Mundial de la FIFA Alemania 2006™

Copa Mundial de la FIFA Alemania 2006™

9 junio - 9 julio

Copa Mundial de la FIFA 2006™

Incertidumbre para el choque entre Estados Unidos y la República Checa

El mediocampista John O'Brien, jugador propenso a las lesiones, declaró ante los periodistas que está listo para jugar los 90 minutos si el seleccionador Bruce Arena lo incluye en el once inicial que se medirá a la República Checa el lunes.

"He respondido satisfactoriamente en los entrenamientos", aseguró O'Brien el viernes. "Me siento bien y listo para jugar".

Consulta los datos del EE.UU.-República Checa

Mientras que las dudas sobre la participación del mediocampista Claudio Reyna parecen despejarse, las preocupaciones del cuerpo técnico estadounidense se centran en O'Brien. Ante la pregunta de si está en condiciones de jugar los 90 minutos, el norteamericano respondió lo siguiente: "Creo que sí. Habrá que comprobarlo en el partido, pero me encuentro muy bien".

El centrocampista señaló además que se siente en buena forma después de un mes de entrenamientos con el combinado estadounidense: "Creo que estoy jugando bien. La preparación marcha satisfactoriamente". El ex jugador del Ajax recalcó que, en caso de que finalmente tenga que saltar al césped, se empleará a fondo, sin preocuparse en absoluto por las lesiones: "No creo que necesite reservarme".

Listo para enfrentarse a los mejores

De la concentración checa han surgido en los últimos días noticias sobre jugadores clave víctimas de las lesiones. La última se refiere al delantero Milan Baros, que el viernes se retiró lesionado tras sólo 15 minutos de entrenamiento. El técnico Karel Bruckner ha lamentado que Baros "ni siquiera pueda correr".

La noticia llega después de que Vladimir Smicer causase baja hace más de una semana para el partido frente a Estados Unidos y Pavel Nedved se retirase cojeando de la sesión de entrenamiento del jueves, aunque Bruckner restó importancia al contratiempo del mediocampista del Juventus y lo atribuyó a "una circunstancia normal, no una lesión".

Entretanto, Tomas Rosicky, cerebro del combinado checo, no se reincorporó a los entrenamientos hasta el martes, una vez recuperado de la lesión que sufrió en el muslo durante el amistoso ante Arabia Saudí disputado el 26 de mayo.

No obstante, Arena se muestra escéptico ante la posibilidad de que unos golpes sin importancia causen la baja de jugadores como Baros, Nedved o Rosicky, e insiste en que espera enfrentarse a los mejores futbolistas checos en el partido del lunes. El defensa estadounidense Jimmy Conrad aseguró que el combinado norteamericano está concienciado para medirse con el once titular de la República Checa: "No es casualidad que Rosicky y Baros sean titulares indiscutibles en la selección checa. Estamos preparándonos para jugar contra los mejores".

Conrad insinuó que los rumores de lesiones podrían esconder una estratagema del rival: "Todo el mundo está intentando despistar al adversario y utiliza los medios de comunicación en beneficio propio".

En todo caso, aunque los jugadores y el cuerpo técnico han mostrado cierto escepticismo con respecto a la credibilidad de algunas noticias, el combinado norteamericano mantiene un hermético silencio sobre sus propios planes.

Ante la pregunta de si la zaga estadounidense tenía intenciones concretas con respecto a los marcajes a los delanteros checos, Conrad se mostró poco claro y señaló lo siguiente: "Hay que entender que están intentando... utilizar la colocación en el campo en perjuicio del rival".

Estratagemas

Con respecto a la alineación de Estados Unidos, O'Brien no es el único que se pregunta cuál será su papel el lunes. Si es que los jugadores lo saben, prefieren no dar pistas.

El experto atacante Josh Wolff, que disputó dos partidos con Estados Unidos en Corea/Japón 2002 (fue titular en la victoria sobre México en octavos de final), declaró que los jugadores no deberían permitir que las preguntas sobre su labor en el equipo perturben su concentración.

"No me importa si soy titular o suplente. Sólo pienso en llevar peligro al área rival y marcar goles. Nuestro deber es entregarnos al máximo", sentenció. "No podemos andar preocupándonos de si vamos a estar en el once inicial o no".

Explora este tema