Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018™

14 junio - 15 julio

Jamaal Shabazz: "El objetivo es sobrevivir"

La selección de Guyana fue una de las historias felices de la primera ronda de grupos de CONCACAF. Los “Jaguares Dorados” sorprendieron a propios y extraños al conseguir su pase a la siguiente fase tras eliminar con total merecimiento a la gran favorita Trinidad y Tobago, que contaba en su palmarés con la no tan lejana participación en Alemania 2006. 

Sin embargo, su andadura entre los grandes nombres de la zona no ha sido lo halagüeña que sus aficionados hubieran soñado. A una prestación razonable en el siempre imponente Estadio Azteca, donde fueron derrotados por México (3-1), le siguió un despertar catastrófico en su primer partido en casa ante Costa Rica (0-4). Sin margen de error y cero puntos tras dos encuentros, el técnico guyanés Jamaal Shabazz habló en exclusiva para FIFA.com sobre sus sensaciones rumbo a los trascendentales choques ante El Salvador de los próximos días.

El pecado de la falta de experiencia
Sin quererlo poner como excusa, y con la voz de quien ha realizado un diagnóstico acertado, el técnico analiza las razones del mal inicio, y sobre todo de la debacle en casa ante los costarricenses. “Tuvimos un error muy grave de logística. Tras el partido ante México, donde siento que jugamos bien, tomamos un avión a las tres de la mañana. Llegamos a Panamá a las siete y debimos esperar dos horas antes de ir a Trinidad y Tobago, donde hicimos otra escala, ahora de cinco horas antes de partir finalmente hacia Guyana, donde nos esperaba un trayecto de otra hora hasta el centro de entrenamiento. Llegamos agotados a nuestras habitaciones a las once y media de la noche”.

Shabazz considera que sus jugadores nunca pudieron recuperarse físicamente para estar a punto antes de ese segundo encuentro y, además, no lo tomaron con la seriedad necesaria. “Fue resultado de nuestra inexperiencia y pagamos el precio. Pero, además, subestimamos a Costa Rica y nos confiamos de nuestra actuación en el Azteca. Se nos olvidó que, aunque llegamos aquí con merecimiento, es un nivel muy diferente. Fue un aprendizaje. No es un pretexto, fue una experiencia más”.

Como consecuencia de estas derrotas, si Guyana no consigue por lo menos puntuar en el primer partido en San Salvador estará prácticamente eliminada. El técnico lo sabe, y espera que sus dirigidos saquen la casta en Centroamérica. “Es nuestra última oportunidad, si no conseguimos puntos en estos partidos, estamos fuera, tenemos que luchar fuerte para conseguir una victoria. Respetamos a El Salvador, pero nosotros no tenemos nada que perder. Nuestras ganas de ganar son más fuertes que nuestro miedo a la derrota”, afirmó.

Pese a ello, Shabazz no quiere hacerse ilusiones desmedidas. “Tenemos que ser realistas. Fuera de Jamaica, en Centroamérica se juega mejor que en el Caribe, y es un hándicap que estamos tratando de recuperar. Somos el futuro del futbol caribeño y es una gran responsabilidad que nos debe llevar a ser más fuertes y a dar nuestro mejor esfuerzo. Lo ideal sería sacar cuatro puntos, pero incluso con dos estaremos satisfechos. Vivimos en el mundo real. Lo importante es no perder y mantenernos vivos, ese va a ser el objetivo”.

Entusiasmo y futuro brillanteNo obstante las palabras de advertencia, el entrenador de origen trinitario y sus jugadores afrontarán los choques con optimismo. “Trajimos nuevos jugadores jóvenes, Tuvimos un partido amistoso muy alentador contra Bolivia, con la que perdimos en los últimos minutos. Estamos muy motivados. Los jugadores entienden que estamos en un nuevo nivel, y están disfrutando esta aventura. Cada momento es especial”.

Pero no sólo de motivación vive el hombre, y Shabazz tiene ya diseñada una estrategia para el encuentro, tras el aprendizaje de los primeros partidos. “Necesitamos ser compactos y darles el mismo respeto que le dimos a México porque contra Costa Rica pensamos que podíamos ser más ofensivos y pagamos un precio muy caro. Mantendremos el orden y elegiremos nuestro momento para atacar. No tengo dudas de que vamos a crear nuestras oportunidades porque tenemos jugadores muy talentosos”.

Para concluir, el entrenador afirmó que, pase lo que pase, los “Jaguares Dorados” ya han dado un paso importante en su historia futbolística. “Ha sido una gran aventura, y ayudará a los jugadores a futuro. Nuestros jugadores quieren ganar, pero también llamar la atención de los clubes de la región e incluso fuera de la zona. En Guyana no hay una liga profesional y es una gran oportunidad para conseguir contratos. La experiencia será vital, porque nos abrirá la puerta para ser un mejor equipo, más experimentado, más calmo y más profesional”.

Notas recomendadas