Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018™

14 junio - 15 julio

Copa Mundial de la FIFA™

Jennings: "Nuestro éxito se basó en mantener la puerta a cero"

© FIFA.com

Pocos jugadores pueden decir que se despidieron del fútbol en una Copa Mundial de la FIFA™ y, además, con un récord en la mano, como Pat Jennings. El 119 veces internacional con Irlanda del Norte se retiró en México 1986 con 41 años cumplidos, por lo que se convirtió en el jugador de más edad que hasta entonces había participado en la competición. Su despedida puso fin a 22 años de carrera internacional, durante la cual había competido, nada más y nada menos, que en seis campañas de clasificación para el Mundial.

A pesar de jugar en México superada ya la barrera de los 40, el antiguo astro del Tottenham Hotspur y del Arsenal hizo gala de una capacidad y un entusiasmo propios de un arquero 20 años más joven, e incluso brindó un repertorio de paradas acrobáticos en su último partido contra una selección brasileña espoleada por Sócrates, Zico y Careca. Tras la derrota contra los habilidosos brasileños, Irlanda del Norte quedó eliminada en la fase de grupos y no ha vuelto a participar en ninguna cita mundialista. Fue también el último partido de la ilustre carrera de Jennings.

“Fue una bonita forma de despedirse”, comenta Jennings a FIFA.com. “Podía haber seguido después, porque no arrastraba ninguna lesión, pero era el momento idóneo para marcharme. Durante la temporada 1985/86, había jugado con el equipo de reservas del Tottenham Hotspur. Prácticamente estaba ya retirado, y sólo regresé para ayudar y con la idea de que, con suerte, me convocaran para los clasificatorios de Irlanda del Norte para el Mundial.

“Jamás pensé que llegaríamos a México", confiesa, "pero lo que nos puso en la fase final fueron los cuatro registros de imbatibilidad en los cuatro últimos partidos. Nuestro éxito se basó en mantener la puerta a cero y, con suerte, anotarnos al menos un gol. La clasificación se decidió en el último encuentro, contra Inglaterra en Wembley. Necesitábamos un empate y sabíamos que, si cedíamos un tanto, se terminaba todo para nosotros. Pero conseguimos otra imbatibilidad, que nos puso en la fase final”.

Carrera contra el tiempo
Aunque Jennings admite que su contribución en Wembley a la clasificación para el Mundial de 1986 fue, sin duda, uno de sus momentos estelares en el fútbol internacional, el resultado histórico conseguido en España 1982 sobresale por encima de cualquier otro. Irlanda del Norte dio una de las campanadas más sonoras de la historia de los Mundiales cuando se impuso a la nación anfitriona: el equipo más modesto del torneo derrotó a la Roja por 1-0.

Jennings saboreó más que nadie aquella victoria. A sus 37 años temía que se le hubiera escapado la oportunidad de participar en un Mundial. “Ya estaba convencido de que nunca llegaría a jugar en esa competición”, revela Jennings. “Había sufrido una lesión en el pubis en enero, y no acababa de recuperarme. Sólo jugué unos tres o cuatro partidos desde que me lesioné hasta el Mundial. Me preocupaba el hecho de no conseguir suficientes minutos de juego y de que hubiera pasado tanto tiempo desde la última vez que mi nación se había clasificado por última vez (casi 25 años). Pensé que no lo conseguiría. Lo pasé mal en toda la temporada, porque tuve recaídas de la lesión cada siete u ocho semanas hasta mayo, pero al final lo logré”.

“Allí, cómo olvidarlo, nos anotamos aquella victoria contra la selección anfitriona. Nadie se lo esperaba de nosotros. Fue una sensación fantástica. Incluso pasamos los últimos 30 minutos en inferioridad numérica, tras la expulsión de Mal Donaghy. Sin duda, fue el momento cumbre de mi carrera internacional”.

Rivales conocidos
Han pasado 30 años desde que Irlanda del Norte participó por última vez en la Copa Mundial de la FIFA. Pero el arranque de la fase de clasificación para Rusia 2018 es ilusionante. En su regreso a una máxima competición, la Eurocopa 2016, el conjunto de Michael O’Neill se mantuvo fiel a la tradición de desbaratar todos los pronósticos y alcanzó los octavos de final.

En la clasificación para el Mundial se enfrentará en octubre a Alemania, la campeona del mundo, una vieja conocida pues ambas selecciones se vieron las caras también en la Euro. Irlanda del Norte confía en que su guardameta titular, Michael McGovern, ofrezca contra la Mannschaft un recital entre los palos similar al que brindó durante su encuentro en Francia, en el que se lució con una brillante exhibición, aunque el equipo cayó por la mínima (1-0) ante el equipo de Joachim Low.

“El público cantaba: ‘¿Eres Pat Jennings disfrazado?’”, comenta sonriendo Jennings sobre la actuación de McGovern. “A mí me habría llenado de orgullo haber jugado como él lo hizo. Se mostró valiente, siempre puso el cuerpo por delante sin miedo a su integridad física, efectuó grandiosas paradas de todo tipo durante el encuentro, ¡y contra los campeones del mundo! No cabe duda de que su contribución mantuvo a raya el marcador y, al final, sirvió para que Irlanda del Norte pasara de ronda”.

Con suite propia
El ex arquero seguirá la eliminatoria europea para Rusia desde la Pat Jennings Lounge, una suite de hospitalidad corporativa que lleva su nombre, situada en el recién renovado Windsor Park, donde hace las veces de anfitrión en los días de partido. “Me siento muy orgulloso. Me trae recuerdos de años pasados, de cuando yo jugaba en el estadio e incluso de mucho tiempo atrás, de cuando tenía 10 años y mi padre me llevaba al Windsor Park a ver el fútbol”.

Cuando no está recibiendo huéspedes en el salón corporativo, este veterano de dos Copas Mundiales colabora en el programa de fútbol base de la Federación Irlandesa de Fútbol, ayudando a formar a las futuras estrellas norirlandesas.

"Es un privilegio contribuir a este programa. Sin las bases, no hay fútbol que valga. Es fascinante comprobar el gran trabajo que se está haciendo. Todo el mundo está llevando a cabo una labor soberbia", comenta Jennings, de 74 años. “En los últimos años se han ido introduciendo partidos de dimensiones reducidas para los chicos. Hace años, teníamos a 22 chavales corriendo detrás del balón en un campo enorme, pero ahora, con este tamaño ajustado, los niños pueden dar más toques, controlan mejor el balón y vemos más disparos a puerta. Por consiguiente los arqueros se ven obligados a atajar más pelotas".

Tal vez entre ellos está ya el próximo Pat Jennings.

Explora este tema

Notas recomendadas

Copa Mundial de la FIFA™

Pat Jennings (Irlanda del Norte)

24 ago. 2016

Copa FIFA Confederaciones

El discreto encanto de los ignotos norirlandeses

19 jun. 2016

Clasificación Mundial

Irlanda del Norte: el cielo, su techo

09 jun. 2016

Copa Mundial de la FIFA™

¿Dónde está la camiseta de la Mano de Dios?

22 jun. 2016