Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™

Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™

12 junio - 13 julio

Copa Mundial de la FIFA 2014™

Jiménez, el héroe del sueño mexicano

México estaba al borde del abismo. El orgulloso Gigante de la CONCACAF tenía seis minutos para reverdecer sus esperanzas de participar en la cita futbolística más importante del mundo. Ante un repleto Estadio Azteca, empataba a un gol con una valiente Panamá, que contaba los segundos para conseguir el mejor resultado de su historia en tan difícil visita.

Pero dicen que en las noches más oscuras es cuando las estrellas brillan más fuerte. Y ahí apareció Raúl Jiménez, el nuevo astro del firmamento tricolor. Apenas un par de minutos después de haber entrado al campo, el joven delantero del América despertó el júbilo de un pueblo entero con uno de los goles más espectaculares que se recuerden en el balompié azteca.

Su tanto, una chilena de belleza deslumbrante, permitió a la selección mexicana salvar el primer 'match ball' en contra en su camino a la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™. Gracias a él, el Tri tendrá todavía la oportunidad de pelear por un cupo directo el próximo martes en Costa Rica. Unas horas antes del trascendental encuentro, Jiménez, aún emocionado por los acontecimientos recientes, habló en exclusiva para FIFA.com.

Un gol que vale una vida
Por supuesto, el primer tema que sale a colación es su fantástico tanto, que quedará para siempre grabado en la memoria de la afición mexicana. El atacante de 22 años describe la jugada con todo detalle, e incluso hace una confesión. “Debo reconocer que todo empezó con una mala recepción. No pude controlar bien la pelota y ésta se me fue un poco alta. Me dio tiempo de ver que llegaba el defensa pero tenía espacio para intentarlo, y no lo pensé, si la dejaba bajar un poco más, sentí que me la iban a quitar”.

Más allá del triunfo, y de su importancia para todo México, el gol fue el momento más alto de una incipiente carrera que tiene una trayectoria claramente ascendente. Campeón de liga con el América y autor de nueve goles en trece partidos en esta temporada, Raúl ha logrado ya grabar su nombre en la historia del Tri. “Nunca lo voy a olvidar, no sólo por el tipo de remate sino porque llevaba muy pocos minutos en la cancha y fue importantísimo para el equipo”, reconoce con entusiasmo.

Hay que ir con calma. Así es como se reclama un lugar, pero tengo que tener paciencia, seguir trabajando, aprovechar mis oportunidades.

El triunfo fue recibido como un bálsamo para jugadores y aficionados mexicanos, pero la situación sigue siendo complicada. Una derrota en San José ante los ticos, aunada a un triunfo panameño ante Estados Unidos, dejaría a México viendo la Copa Mundial de la FIFA por televisión. Jiménez está consciente de lo que se juega con sus compañeros el próximo martes, y no tiene miedo. “Va a ser un partido importantísimo, pero vamos a salir a ganar. El repechaje es lo más probable, pero también sabemos que aún podemos calificar directo, si se combina un triunfo nuestro con una derrota de Honduras. Así que no vamos a especular”, afirma confiado.

El partido de sus vidas
La selección mexicana viajará a la capital de Costa Rica en el transcurso del lunes, pero desde ya, Raúl analiza cómo descifrar el crucigrama que les espera en el imponente Estadio Nacional. “Va a ser difícil, sin duda. Hasta ahora, todos los equipos se nos han tirado atrás, así que no lo espero muy diferente aunque ellos estén en su cancha. Debemos mejorar en la definición de las oportunidades que generamos. Ante Panamá pudimos anotar uno o dos más, pero no lo hicimos y sufrimos demasiado. No podemos dejar pasar nuestras ocasiones en Costa Rica”, reconoce.

¿Se ve Jiménez como el protagonista de una nueva hazaña? Contra lo que podría esperarse, pese a su juventud, sus palabras denotan madurez más que ansiedad. “Hay que ir con calma. Así es como se reclama un lugar, pero tengo que tener paciencia, seguir trabajando, aprovechar mis oportunidades para poder ganarme al entrenador”, reflexiona con humildad.

Y esa madurez no sólo se mide en palabras, sino también en actos. Al terminar el encuentro ante Panamá, en lugar de regodearse en su momento, lo primero que hizo el joven fue acercarse al gran referente azteca, Javier Hernández, que minutos antes había fallado un penal y lloraba de alivio en el centro del terreno de juego. Jiménez nos revela lo que sucedió en esos segundos íntimos y las palabras que intercambiaron los dos delanteros.

“Fue emotivo porque él se sentía mal por ese fallo, que pudo haber influido muchísimo. Me dijo que me agradecía por haber anotado el gol, y la verdad es que eso me hizo sentir muy bien”, afirma el delantero, con una sonrisa en los labios, que espera mantener el martes, cuando el árbitro silbe el final del esperado encuentro ante Costa Rica, y México siga en carrera rumbo a un sueño llamado Brasil 2014.

Explora este tema

Notas recomendadas

Derroche de épica para alcanzar la final

Copa Mundial Sub-17 de la FIFA 2011

Derroche de épica para alcanzar la final

12 ago. 2013

México impone un nuevo gran récord

Copa FIFA Confederaciones

México impone un nuevo gran récord

17 jun. 2013

Magazine Brasil 2014: Episodio 20

Copa Mundial de la FIFA 2014™

Magazine Brasil 2014: Episodio 20

19 sep. 2013