Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™

Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™

12 junio - 13 julio

Copa Mundial de la FIFA 2014™

La defensa tiene la palabra

Johan Djourou  and Oscar Boniek Garcia  compete for the ball
© Getty Images

Para una selección que tuvo en la defensa su principal pilar, encajar seis goles en los dos primeros partidos de la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™ fue un golpe demasiado duro. El resultado de tamaña debacle se hizo inevitable: Suiza llegó presionada al partido contra Honduras, con la necesidad no sólo de conseguir la victoria y anotar goles, sino, sobre todo, de ofrecer seguridad en la demarcación que se había convertido en su punto flaco durante la derrota por 5-2 contra Francia.

El 3-0 con el que se saldó el partido en el que los suizos consiguieron la clasificación para octavos de final acabó dejando a todos los sectores satisfechos: en ataque, estuvo a la altura de las circunstancias, con un Xerdan Shaqiri soberbió; en defensa, cumplió el objetivo de no recibir goles, y ni siquiera las ocasiones que creó Honduras impidieron que los zagueros acabaran congratulándose por su enorme mejoría.

“Creo que hoy el bloque ha funcionado al completo. Era necesario estar seguros atrás para que nuestros mediocampistas y atacantes pudieran resolver delante”, declaró Stephan Lichtsteiner a FIFA.com. “Necesitábamos ofrecer este rendimiento, y diría que hoy hemos salido muy satisfechos, porque hemos hecho un partido excelente sin correr demasiados riesgos”.

“Honduras habrá quedado eliminada, pero se había mostrado muy combativa contra Ecuador”, añade Johan Djourou. “En la segunda parte, los hondureños dieron rienda suelta a ese espíritu de lucha y crearon muchas ocasiones, por lo que era importante que jugáramos con gran seriedad, que mostráramos carácter para reaccionar. En el partido contra Francia sufrimos un golpe muy duro, pero hizo que nos despertáramos a tiempo y subiéramos el nivel de nuestro juego”.

Con mayor equilibrio entre todas las demarcaciones, Suiza ha evitado una nueva eliminación en la primera fase, como la que sufrió en 2010. Sin embargo, obviamente, ahora es preciso introducir ajustes, principalmente en un Mundial en el que las líneas ofensivas están ganando la partida a las defensivas. “La calidad en ataque de este Mundial es muy alta. Hemos visto muy pocos 0-0 hasta ahora, y selecciones como Italia, España e Inglaterra han sufrido mucho”, explica. “A todo el mundo le gusta ver goles, porque el fútbol es bueno cuando es ofensivo. Además, así tenemos más trabajo los defensas”, añade entre risas.

Puntos positivos
Las reflexiones del zaguero se pueden aplicar también al próximo rival de Suiza en este Mundial: Argentina, un equipo que se ha mostrado inseguro en defesa en los tres partidos disputados hasta la fecha, y con el que Suiza se disputará el pase a cuartos de final.

 “Hoy hemos podido ver que, en el encuentro contra Nigeria, se ha producido un total de cinco goles. Y esto redunda en lo que acabo de decir: que las defensas están teniendo más dificultades, una circunstancia que se está dando exactamente igual incluso en los equipos grandes”, puntualiza Djourou. “Por eso mismo, contar con alguien como Xerdan (Shaqiri) puede resultar decisivo. Tiene calidad y es capaz de brillar e imprimir mucho ritmo al juego. Hoy hemos marcado tres goles, pero habrían podido ser muchos más”.

Para esta batalla entre defensas que buscan ofrecer su mejor rendimiento en el Mundial, Suiza podrá contar con el apoyo de todo un equipo (y de todo un país), recuperado al parecer de la conmoción sufrida en el segundo encuentro. “Estoy orgulloso de este grupo y de toda nuestra afición, porque nos motivaron mucho después del partido contra Francia”, comenta Lichtsteiner. “Nos enviaron mensajes, nos mostraron también que toda Suiza estaba apoyándonos. Ha sido muy importante para todos nosotros”.

Con este espíritu, Djourou y sus compañeros esperan recuperar aquella imagen que Suiza había ofrecido hasta ahora, la misma que la había llevado a superar las eliminatorias para el Mundial con sólo seis goles encajados en diez encuentros. “Siempre hemos tenido fama de ser un equipo que defiende muy bien, que defiende en bloque. Por consiguiente, lo más importante es que el equipo se haya reencontrado con su solidaridad defensiva de siempre”, analiza el zaguero. “De este modo, todo sigue abierto, todo es posible”.

Contra la Argentina de un tal Lionel Messi, toda ayuda será poca.

Explora este tema

Notas recomendadas

Honduras-Suiza, en imágenes

Copa Mundial de la FIFA 2014™

Honduras-Suiza, en imágenes

25 jun. 2014

Paul Pogba of France reacts after a missed chance

Copa Mundial de la FIFA 2014™

Muchos minutos para los candidatos

26 jun. 2014