Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™

Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™

12 junio - 13 julio

Copa Mundial de la FIFA 2014™

Lacen reconcilia el pasado y el futuro

Medhi Lacen of Algeria and Toni Kroos of Germany compete for the ball
© Getty Images

¿Superar los logros de los predecesores es faltarles al respeto? Es la pregunta que puede hacerse ahora la selección argelina que acaba de decir adiós a la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™ en octavos de final. Rabah Madjer, Lakhdar Belloumi o Salah Assad son leyendas, pero deben rendirse a la evidencia: la generación de 2014 ha mejorado su registro, al alcanzar por primera vez la segunda fase de una cita mundialista.

Es una gesta que Medhi Lacen todavía no asimila, aunque ya hayan pasado cuatro días desde la histórica clasificación, y disputasen un partido heroico frente a Alemania, en el que perdieron en la prórroga. “Malamente podemos darnos cuenta aún de lo que hemos conseguido durante este Mundial”, admite el centrocampista en declaraciones a FIFA.com pocos minutos después de la derrota por 2-1 ante los germanos. “Lo que hemos hecho ‘borra’ un poco —¡entre comillas!— lo logrado por la generación de 1982-1986, y hemos sido capaces de superarlos. Es difícil de creer”.

Lo cierto es que, desde hace 32 años, cuando se produjo la histórica victoria de Argelia sobre Alemania en la edición de 1982, todo internacional argelino ha tenido que vivir con la presión de intentar estar a la altura de aquellos héroes. “Desde que estoy en la selección me han hablado siempre de aquella generación”, confirma el jugador del Getafe, quien se estrenó como internacional en 2010. “Tampoco se trataba de una presión, en realidad, pero siempre ha sido un punto de comparación. En cada partido, antes de cada torneo, volvía a hablarse de aquel equipo y de sus proezas, de Madjer, de Belloumi, de Noureddine Kourichi, que está aquí, con nosotros. No lo hemos vivido como un peso, aunque la verdad es que es algo que siempre estaba presente”.

Y es una comparación más difícil de asumir aún cuando los resultados no acompañan, como ocurrió en Sudáfrica 2010, cuando el equipo quedó eliminado en la primera fase, o en la Copa Africana de Naciones 2013. “Pero yo siempre tuve fe en que lo conseguiríamos”, asegura este volante defensivo, que no ha tenido problemas, en un partido, para resistir la comparación con Sami Khedira, Philipp Lahm o Bastian Schweinsteiger. “Yo ya dije cuando nos eliminaron de la CAN 2013 en la primera fase que estaba llegando una gran generación con muchísimos jugadores buenos y jóvenes. Han alcanzado la madurez en el momento adecuado y en el lugar correcto, y creo que el futuro de la selección está en buenas manos”.

Bellas historias que contar
A sus 30 años, y con dos Copas Mundiales de la FIFA en su historial, quizás Lacen sea el hombre ideal para acompañar a los jóvenes en su progresión y en los retos que les esperan. “Hay que tomar conciencia de este potencial”, insiste. “Este buen desempeño no se limita a un partido, y no ha sido casualidad que hayamos sido capaces de plantar cara a Alemania. Pienso que ya llevábamos varios años entre los tres mejores del fútbol africano, y ahora lo hemos confirmado”.

Y aunque algunos dudan en asumir a veces las expectativas que acompañan a las grandes actuaciones, Lacen está decidido a afrontarlas con orgullo. “Ahora hay que asumirlo, saber que los rivales esperarán mucho más de nosotros, y no tener miedo de apropiarse de esta condición y de este potencial”, añade el exjugador del Alavés y el Racing de Santander, satisfecho de ver que la suma de los talentos argelinos ha sabido ser por fin explotada colectivamente. “Ya hemos tenido otras generaciones de buenos futbolistas, pero que no sabían necesariamente jugar juntos, y la llegada de Vahid Halilhodzic lo ha cambiado. Desde que estoy en la selección se ha mejorado mucho, aunque el trabajo todavía no ha terminado”.

La linda aventura de los Fennecs tampoco ha acabado, y Lacen espera escribir ahora nuevos capítulos, para que un día los internacionales argelinos oigan cantar las alabanzas de la segunda generación dorada. “Se les dirá que tuvimos la oportunidad de disputar el primer Mundial en África, en 2010, un momento histórico, y también un Mundial en Brasil, el mayor país del fútbol, y que conseguimos clasificarnos para la segunda fase”, resume. “Serán bellas historias que contar…”.

Explora este tema

Notas recomendadas

Alemania-Argelia, en imágenes

Copa Mundial de la FIFA™

Alemania-Argelia, en imágenes

30 jun. 2014