Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010™

Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010™

11 junio - 11 julio

Copa Mundial de la FIFA 2010™

Las bondades del tercer puesto

Hakan Sukur of Turkey controls the ball as Sang Chul Yoo of South Korea closes in during the FIFA World Cup Finals 2002 Third Place Play-Off match
© Getty Images

Cada uno de los cuatro semifinalistas, como es lógico, sueña con llegar a la final para conquistar el trofeo supremo. Sólo dos acaban consiguiéndolo, pero los dos equipos perdedores, afortunadamente, pueden seguir aspirando a obtener un premio de consolación al cabo del partido por el tercer y cuarto puesto. A veces, la tercera posición se percibe incluso como un éxito, sobre todo cuando una selección ha dado la sorpresa al alcanzar las semifinales. Por lo demás, aunque no despierte pasiones, el penúltimo encuentro ha estado a menudo repleto de acontecimientos.

Un aluvión de goles
Desde el nacimiento de la Copa Mundial de la FIFA, las 16 “finales de consolación” (en 1930 no hubo; mientras que, en 1950, el título se decidió en una liguilla final) han generado 63 goles; es decir, un promedio de 3,9 por partido para unos combinados liberados de toda presión.

De esos 16 encuentros, en 12 marcaron los dos equipos, y solamente 3 se saldaron con un pírrico 1-0. En 1994, Suecia deleitó goleando a Bulgaria por 4-0, pero la final de consolación más prolífica fue claramente la de 1958 entre Francia y la República Federal de Alemania, con nueve dianas.

Grandes goleadores
Ese partido de 1958 pasó a los anales, ya que vio brillar con luz propia a Just Fontaine, el tercer máximo goleador en la historia de la Copa Mundial de la FIFA. Aquel día, el delantero francés metió 4 de los 6 tantos de su selección, elevando su cuenta goleadora en esa edición a 13 dianas (un récord de anotación en un único campeonato que sigue en su poder).

En 1990, el partido por la medalla de bronce también sirvió para conocer la identidad del máximo artillero de la competición. Tras firmar su sexto tanto del certamen, el italiano Salvatore Schillaci dio la victoria a los Azzurri frente a Inglaterra y se hizo de paso con la Bota de Oro. Y lo mismo ocurrió en 1998, cuando el croata Davor Suker dio el triunfo a su selección contra Holanda a la vez que alcanzaba el mismo total que Totò. En su primera participación en la Copa Mundial de la FIFA, Croacia se clasificó tercera.

Aunque las finales de consolación nunca han deparado una tripleta, sí que han contado con cinco bigoleadores. A saber: el alemán Ernst Lehner (1934), el brasileño Leónidas (1938), el francés Jean-Marc Ferreri (1986), el turco Ilhan Mansiz (2002) y el jugador germano del Bayern de Múnich Bastian Schweinsteiger (2006).

Los ineludibles
Alemania, una auténtica asidua de las semifinales de la máxima competición futbolística (que ha disputado en 12 ocasiones), es la selección que ha jugado con mayor frecuencia el penúltimo encuentro del campeonato. Así, este sábado lo hará por quinta vez. De sus cuatro finales de consolación precedentes, Alemania ganó tres y perdió una. En Puerto Elizabeth, la Nationalmannschaft se medirá a la Celeste por segunda vez, tras haberla vencido en 1970.

Con tres participaciones, Francia comparte con Brasil el segundo lugar en lo que respecta a asiduidad en el “duelo de decepcionados”. Este sábado, a ambos países se les unirá Uruguay, que cayó derrotado en 1954 y 1970 frente a Austria (3-1) y Alemania (1-0), respectivamente.

Cinco selecciones han disputado en dos ocasiones el partido por el tercer puesto. Se trata de Italia, Portugal, Polonia, Austria y Suecia. En cuanto a Inglaterra, Yugoslavia, Unión Soviética, Chile, Bélgica, Bulgaria, Holanda, Croacia, Turquía y la República de Corea, lo han jugado una sola vez.

Cita con la historia
Los partidos por el tercer puesto de 1962, 1998 y 2002 fueron históricos en el sentido de que las dos selecciones en liza lo disputaban por primera vez. En 1962, Chile subió al tercer escalón del podio tras imponerse por 1-0 a Yugoslavia. En 1998, los croatas vencieron por 2-1 a los holandeses y, en 2002, fue Turquía la que se adjudicó la medalla de bronce tras despachar a la República de Corea por un tanteo de 3-2.

El penúltimo encuentro de la Copa Mundial de la FIFA Corea/Japón 2002, además, registró tres hechos sin precedentes. En primer lugar, es el único que ha tenido entre sus contendientes a una selección asiática. También es el partido donde se marcó el gol más rápido en la historia de la competición (el delantero turco Hakan Sukur vio puerta a los 11 segundos de darse el saque inicial). Por último, es la única vez que en esa ronda una selección caía derrotada en su propio territorio.

Anécdotas
Hasta la fecha, solamente se han pitado dos penales en las finales de consolación. El primero fue favorable a Austria, en 1954, y lo transformó Ernst Stojaspal frente a Uruguay. El segundo también acabó en gol, obra de Schillaci en Italia 1990.

En los choques precedentes, dos jugadores marcaron en propia puerta. El primer autogol fue obra del uruguayo Luis Cruz, frente a los austriacos en 1954. El segundo goleador a su pesar fue el defensa portugués Petit, contra Alemania en 2006.

Explora este tema

Notas recomendadas

Historia del partido por el tercer puesto

Copa Mundial de la FIFA™

Historia del partido por el tercer puesto

07 jul. 2010

Carles Puyol of Spain scores the opening goal past Manuel Neuer

Copa Mundial de la FIFA 2010™

Habrá nuevo campeón

07 jul. 2010

Arjen Robben of the Netherlands celebrates scoring the third goal as Diego Perez of Uruguay (R) stands dejected

Copa Mundial de la FIFA 2010™

Final Oranje (2-3)

06 jul. 2010

Edinson Cavani (L), Alvaro Pereira (C) and Diego Forlan of Uruguay stand dejected

Copa Mundial de la FIFA 2010™

Con el orgullo intacto

07 jul. 2010