Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018™

Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018™

14 junio - 15 julio

Copa Mundial de la FIFA™

Lechantre y el reto histórico del Congo

Congolese midfielder Jordan Hilvy Mondesir Massengo (2L) celebrates
© AFP

Los aficionados que no tengan conocimientos profundos del fútbol africano quizás confundan a la República del Congo (Congo) con la República Democrática del Congo (RD del Congo). Sin embargo, aunque estos dos países compartan nombre, idioma, historia, geografía y tradiciones, están separados por el río Congo, y siempre han mantenido una intensa rivalidad futbolística, sobre todo en los últimos años.

Los dos hicieron un buen papel en la Copa Africana de Naciones disputada en Guinea Ecuatorial en 2015, y la RD del Congo se impuso al Congo en un vibrante encuentro de cuartos de final. Sus selecciones pudieron despedirse con la cabeza alta de un torneo que fue cuando menos histórico para ambas.

Y la extraordinaria trayectoria del Congo hasta alcanzar los cuartos de final de la CAN a las órdenes del verano técnico Claude Le Roy no supuso el final de la historia, ya que los Diablos Rojos también accedieron a la tercera y última ronda de la competición preliminar de la zona africana para la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018™, tras doblegar a Etiopía tanto en casa como a domicilio en la segunda fase. El experimentado entrenador francés dijo entonces adiós para asumir la dirección de Togo, y el Congo recurrió a su compatriota Pierre Lechantre, encargado ahora de clasificar al equipo para la Copa Mundial de la FIFA™ por primera vez en su historia.

Al igual que todas las naciones de la tercera ronda —compuesta por 20 equipos divididos en cinco grupos de cuatro, y en la que únicamente los ganadores de cada liguilla estarán en Rusia 2018—, los congoleños ya conocen la identidad de los oponentes que se cruzarán en su camino: Ghana, Egipto y Uganda. A pocas semanas de su primer partido, Lechantre analiza con nosotros las opciones de sus pupilos.

"Son cuatro selecciones que están a un nivel más o menos parejo, así que en esta liguilla puede pasar cualquier cosa. Estoy convencido", nos explica. "A pesar de que hay una diferencia de entre un 30 y un 60% en términos de habilidad [individual], como equipos están muy equilibrados, y todos tenemos opciones de alcanzar Rusia 2018".

A primera vista, los observadores ocasionales probablemente apuesten por Ghana y, en menor medida, por Egipto como candidatos más firmes a hacerse con el billete mundialista. Pero la historia del fútbol está repleta de sorpresas, y nadie, sea cual sea su historial, tiene garantizado superar los clasificatorios antes de haber jugado.

“Todo el mundo sabe que en África ya no quedan adversarios pequeños”, recuerda Lechantre. “El fútbol africano ha progresado mucho en los últimos años. Es posible que el Congo y Uganda parezcan en teoría los más flojos, pero Egipto ya no es tan potente como hace unos años, y Ghana está pasando por un proceso de reconstrucción. Por eso pienso que las selecciones de este grupo están muy equilibradas, y todas tienen posibilidades de conseguir la primera plaza”.

El objetivo es empezar fuerte
El calendario ha favorecido al Congo en la medida en que empezará en casa, en octubre, frente a Egipto. Sumar los tres puntos en su feudo de Brazzaville supondría a buen seguro una inyección de moral de cara al resto del periplo clasificatorio. “La primera jornada y la segunda van a ser cruciales para cualquier equipo que aspire a estar en Rusia”, sentencia Lechantre.

“Si sumamos cuatro puntos contra Egipto y Uganda, se nos abrirá una ventana de oportunidad. Entonces trataríamos de ofrecer un rendimiento sólido y pelear por el único puesto de la liguilla que da acceso a Rusia. En la fase previa africana es fundamental empezar pisando fuerte”.

El Congo no es una de las selecciones africanas que cuentan con grandes estrellas en su plantel. El secreto de su éxito radica más bien en el espíritu de equipo y en un deseo irrefrenable de representar a su país en torneos continentales e internacionales. “No establezco diferencias entre jugadores de la liga nacional o del extranjero al hacer las convocatorias”, asegura Lechantre.

“Doy una oportunidad a quienes juegan con más garra y entusiasmo, a quienes se dejan la piel en la cancha. Nosotros no tenemos grandes figuras, como nuestros rivales del grupo, pero vamos a recurrir a nuestro espíritu colectivo y a la disciplina táctica. Centrándonos en estos aspectos podremos lograr nuestras metas”.

El combinado congoleño continúa vivo en la pugna por viajar al Mundial, pero no participará en la próxima Copa Africana de Naciones, que se celebra en Gabón a principios de 2017. Guinea-Bissáu le arrebató esa oportunidad al adjudicarse el Grupo E en una de las mayores sorpresas de la fase previa de la CAN 2017 hasta la fecha.

De este modo, los congoleños pueden concentrarse en la campaña de Rusia 2018. “Después de quedar eliminados en los clasificatorios de la CAN, ya podemos jugar sin ninguna presión, y sin complejos de inferioridad. Vamos a intentar construir un equipo potente para el futuro, con vistas a las próximas competiciones”, señala Lechantre. “Ahora podemos centrarnos por completo en los clasificatorios del Mundial”.

La suerte, un factor importante
Lechantre es un gran conocedor del fútbol africano, ya que conquistó la Copa Africana de Naciones 2000 al frente de Camerún. También ha entrenado a Malí y a varios clubes de peso en el continente, como el MAS Fez marroquí, el Club Africain y el CS Sfaxien tunecinos, y el Al-Ittihad libio, antes de hacerse cargo de la formación congoleña. “Mi experiencia en África va a ser beneficiosa para el Congo, sin duda”, señala. “Pero también creo que el éxito de un entrenador depende en un 30% de sus aptitudes como técnico y un 70% de la suerte”.

Preguntado por el resto de grupos de las eliminatorias africanas a Rusia 2018, el técnico galo se atreve a pronosticar qué países pueden estar en la gran cita. En la liguilla que enfrenta a Túnez, Libia, la RD del Congo y Guinea, Lechantre considera que “los congoleños son quienes más posibilidades tienen de ir al Mundial si son capaces de arreglar sus asuntos internos y resolver los problemas que atraviesa el equipo en estos momentos”.

En cuanto al grupo de Argelia, Zambia, Camerún y Nigeria, piensa que “Nigeria podría no tenerlas todas consigo”, y en el de Costa de Marfil, Marruecos, Malí y Gabón, muy reñido, insiste en que “la selección maliense es muy potente y está muy bien dirigida por Alain Giresse”. Para terminar, en el último grupo, que incluye a Senegal, Sudáfrica, Burkina Faso y Cabo Verde, Lechantre se decanta por los senegaleses. “Tienen una generación fantástica de jugadores, con nombres que no necesitan presentación”, concluye.

Explora este tema

Notas recomendadas