Copa Mundial de la FIFA Qatar 2022

21 noviembre - 18 diciembre

Copa Mundial de la FIFA™

Lopetegui: "Que el equipo responda a los desafíos"

© Others

Al día siguiente de cumplir los 50 años confesaba que había dormido poco y que sentía mariposas en el estómago. Pero no era la edad lo que le quitaba el sueño y le ponía algo nervioso. Era su debut como seleccionador nacional de España

“Sentir algo de nervios es necesario y positivo. Esa tensión es buena, es síntoma de que estás haciendo algo que te gusta, que te apasiona y por lo que sientes una gran responsabilidad y respeto. El día que no lo sintamos será preocupante porque no nos preocupará”, explica Julen Lopetegui, en exclusiva a FIFA.com, tras concluir su primera semana de trabajo con la Roja.

El balance de resultados fue impecable: victoria por 2-0 en un amistoso contra Bélgica y un contundente 8-0 contra Liechtenstein en el inicio de la fase de clasificación europea para la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018™.

La España de Lopetegui
“Estamos contentos por las victorias pero, sobre todo, contentos por la respuesta que hemos encontrado en los jugadores, la actitud y el compromiso que han tenido y las ganas que han puesto para poder asimilar todas las ideas que hemos intentado trasladarles en estos dos partidos”, profundiza el sucesor de Vicente del Bosque. "No ha habido nada revolucionario, pero cada entrenador tiene su manera de trabajar". 

Y, ¿ya hemos visto el juego que pretende Lopetegui para su equipo? “Queremos una España que sea capaz de sacar lo mejor que tiene con los jugadores de que dispone. Capaz de hacer frente a los partidos, desde nuestra esencia futbolística, pero sabiendo dar respuesta a las necesidades que se nos planteen en cada momento".

“Cada partido es un mundo y te exige cosas diferentes. Esperamos que el equipo sea capaz de responder a cada desafío, que los jugadores encuentren las respuestas cuando lleguen las dificultades. Estoy seguro de que en ese aspecto el equipo responderá, que sabrá estar a la altura y que adquirirá muchos más registros”, añade el exentrenador del Porto.

Luego de sus experiencias con la selección española sub-20, a la que llevó a los cuartos de final de las Copas Mundiales de la categoría en Colombia 2011 y Turquía 2013, la sub-21, a la que hizo campeona de Europa (2013) y la sub-19, con la que ganó el campeonato europeo en 2012, sabe lo que es ganar, pero también conoce las dificultades del puesto. “Los plazos son cortos, así que habrá que intensificar en las prioridades. Pero todo será más fácil por la actitud y el profesionalismo que han mostrado los jugadores”.

Ahora el trabajo consistirá en hacer seguimiento de los futbolistas, supervisar las actividades de las categorías inferiores, analizar a los rivales y planear minuciosamente los entrenamientos para cuando vuelvan a verse en octubre.

Pelota y bici
“Desconectar del fútbol no es fácil”, reconoce el exportero de Real Sociedad, Real Madrid, Logroñés, FC Barcelona y Rayo Vallecano. Lo intenta organizando actividades en familia. Tiene dos hijos y una hija: “Me apoyan y animan, pero no se callan cuando algo no les ha gustado. Siempre en tono cariñoso”, se apresura a puntualizar. Todos futboleros. Todos de la Real Sociedad. “A la fuerza ahorcan”, sonríe.

Aunque él no fue precisamente fiel a la tradición familiar. Lopetegui viene de una estirpe de harrijasotzailes, levantadores de piedras, un deporte muy popular en su País Vasco natal. Pero el padre, que compatibilizaba el deporte con su asador, soñaba con un futuro distinto para sus hijos. Y ellos cumplieron su deseo. Ambos tiraron por la pelota. La pelota vasca. Joxean fue un destacado pelotari. Pero Julen coqueteaba también con el fútbol.

Tardó en decidirse por el arco. La experiencia del frontón acabó dándole cierto toque cuando se enfundó los guantes. El balón ganó la partida. “Me tiró mas la otra pelota”, reconoce quien formó parte de la selección española en la Copa Mundial de la FIFA EEUU 1994. Curiosamente, aunque fue convocado muchas veces con* la Roja*, sólo llegó a disputar un partido. Andoni Zubizarreta le cerraba el paso hace dos décadas.

No encuentra demasiadas diferencias entre la vida de los vestuarios de entonces y la del que hoy maneja desde el otro lado. “Son futbolistas apasionados por lo que hacen y que se sienten afortunados por representar a su país”, zanja.

Antes de que se vuelva a encontrar con sus chicos en ese vestuario, encontrará tiempo para darse una paliza en la bicicleta. “Ahí sí que desconecto. Agarro la bici y subo un puerto del Tour de Francia… es lo que más me gusta… la montaña”, nos confiesa. Pero no se apunta a un duelo con uno de sus compañeros de aquella aventura en Estados Unidos. Tal vez el que más portadas ocupó entonces… “No, seguro que Luis Enrique me gana. Está mucho más entrenado que yo”, apunta con cortesía para el técnico del FC Barcelona.

El próximo puerto que se le presenta sentado en el banquillo de la Roja será de categoría especial, pero correspondiente al Giro: la Italia de Giampiero Ventura el 6 de octubre. Sobre el papel, es su principal rival en el Grupo G del clasificatorio europeo para Rusia 2018, que completan Albania, ARY de Macedonia, Israel y la mencionada Liechtenstein.

El entrenador no prioriza. "Hay que dar la importancia que tiene a cada rival. Cada partido es importante. Y tendremos que esforzarnos por avanzar y estar donde queremos estar. La etapa es larga y dura", comenta en un análisis a medio camino entre el fútbol y el ciclismo.

Explora este tema

Notas recomendadas