Copa Mundial de la FIFA Suiza 1954™

16 junio - 4 julio

Copa Mundial de la FIFA 1954™

Los hombres del 'Milagro de Berna'

© Getty Images
  • Hungría había ganado 8-3 a RFA en la fase de grupos de Suiza 1954
  • Se vieron de nuevo en la final, con un resultado bien distinto...
  • Repasamos "El milagro de Berna" y sus fascinantes estadísticas

31 años y diez meses tenía Toni Turek cuando debutó como internacional, en 1950. Sería el guardameta de mayor edad en tomar la alternativa con Alemania durante 63 años, hasta que lo superó Roman Weidenfeller, a los 33.

30 partidos sin perder —con los que batió el récord de una selección, los 22 de Escocia, establecido entre 1879 y 1888— es la secuencia de Hungría a la que puso fin Alemania Occidental en la final. El último revés de los Magiares Mágicos se remontaba a 1950, cuando perdieron por 5-3 ante Austria. Ese registro húngaro fue récord mundial hasta que la Argentina de Diego Simeone, Fernando Redondo y Gabriel Batistuta alcanzó los 31 partidos sin morder el polvo tras el choque por el título de Italia 1990 hasta el 2-1 sufrido a manos de Colombia en 1993.

11 jugadores han marcado más de cuatro goles en Mundiales distintos, y el primero de ellos fue Helmut Rahn. Der Boss firmó su cuarta diana en Suiza 1954 materializando el gol que dio a los germanos la victoria en los últimos minutos de la final. Los otros son Vavá, Pelé, Gerd Mueller, Teófilo Cubillas, Gary Lineker, Gabriel Batistuta, Ronaldo, Christian Vieri, Miroslav Klose y Thomas Mueller.

11 no brasileños superaron tan solo a Fritz Walter en la clasificación de los 100 mejores futbolistas de la historia del Mundial de Placar: (por orden) Diego Maradona, Franz Beckenbauer, Johan Cruyff, Puskás, Zinedine Zidane, Eusébio, Lothar Matthaeus, Gordon Banks, Just Fontaine y Michel Platini. Walter, un antiguo prisionero de guerra que parecía ir camino de una muerte segura en Siberia hasta que un partido de fútbol con el ejército soviético le salvó la vida, adelantó en ese registro a Mario Kempes, Gerd Mueller, Giuseppe Meazza, Bobby Charlton y Dino Zoff.

9 películas de 2003 recibieron el prestigioso premio “Pantalla de Oro” por superar los tres millones de espectadores en cines alemanes durante los 18 primeros meses tras su estreno. Y uno de ellos fue El milagro de Berna, que acompañó así a El señor de los anillos: El retorno del Rey, Buscando a Nemo, Matrix Reloaded, Piratas del Caribe: La maldición del Perla Negra, Good Bye, Lenin!, Como Dios, Johnny English y Atrápame si puedes. Todos los actores que interpretaron a los internacionales de la RFA y de Hungría en El milagro de Berna eran futbolistas de divisiones inferiores.

8 segundos es el tiempo que, asombrosamente, permaneció callado el locutor de radio Herbert Zimmermann durante su legendaria narración del gol de la victoria de Alemania Occidental en la final. “¡Tiro de Rahn! ¡Gol! ¡Gol! ¡Gol! ¡Gol!”, exclamó, para luego callarse mientras intentaba asimilar la enorme trascendencia de lo ocurrido. Zimmermann recuperó al fin la compostura y gritó: “¡Gol de Alemania! 3-2 a favor de Alemania. ¡Llámenme loco, llámenme chiflado!”. Kicker, La Gazzetta dello Sport y The Guardian lo consideraron el comentario de fútbol más emblemático de la historia.

8 selecciones apenas son las que han conseguido ganar un partido del Mundial remontando una desventaja de más de un gol y. Y Alemania Occidental es la única que lo ha logrado en una final. Las otras son Suiza contra Alemania y Brasil contra Suecia en 1938, Austria contra Suiza en 1954, Portugal contra la RDP de Corea en 1966, Perú contra Bulgaria y Alemania Occidental contra Inglaterra en 1970 y Costa de Marfil contra Serbia y Montenegro in 2006.

5 goles: es la diferencia por la que Alemania Occidental venció en semifinales a Austria, que contaba con un plantel temible, compuesto entre otros por Ernst Happel, Gerhard Hanappi, Ernst Ocwirk y Karl Koller. Los alemanes no habían vencido al cuadro austriaco por más de dos goles desde el primer enfrentamiento entre ambos combinados, 46 años antes, y llegaron a caer 6-0 frente a sus vecinos. El triunfo por 6-1 obtenido entonces sigue siendo la mayor victoria de Alemania ante este rival.

4,2 goles por partido es el promedio de Alemania Occidental en el torneo, más que ningún otro campeón del mundo, aunque curiosamente no fue el mejor de Suiza 1954: Hungría registró nada menos que 5,4 por encuentro. El peor total de un campeón es el 1,1 de España, en Sudáfrica 2010.

4 parejas de hermanos han marcado en el Mundial. Los primeros fueron Fritz y Ottmar Walter, a quienes siguieron René y Willy van de Kerkhof, Sócrates y Raí, y Michael y Brian Laudrup. Los Walter son una de las dos que han ganado el torneo, junto con Jacky y Bobby Charlton.

3 selecciones únicamente han recibido en un partido del Mundial más goles que Alemania Occidental en su derrota por 8-3 ante Hungría: la República de Corea frente a los propios húngaros en 1954 (9-0), Zaire ante Yugoslavia en 1974 (9-0), y El Salvador también contra Hungría en 1982 (10-1). Los discípulos de Herberger vieron perforada su meta 14 veces en total, el doble que el siguiente campeón del mundo con más goles en contra (Brasil, que recibió siete en 1970).

1,2 es el promedio anotador por partido de Max Morlock, que vio puerta seis veces en cinco encuentros en las canchas suizas, más que ningún otro alemán en la historia de la cita mundialista. Siguen al legendario jugador del Núremberg Gerd Mueller (1,08), Helmut Rahn (1,0), Edmund Conen (1,0), Karl Hohmann (1,0), Ottmar Walter (0,8), Thomas Mueller (0,77), Miroslav Klose (0,67), Helmut Haller (0,67) y Juergen Klinsmann (0,65), excluyendo a quienes únicamente disputaron un duelo en el torneo.

0 selecciones terminaron Suiza 1954 invictas, tras la inesperada victoria de la RFA sobre Hungría en Berna. Es la única vez que ha ocurrido en la historia del Mundial. Cinco, un récord, se despidieron de Alemania 2006 sin conocer la derrota: Suiza, Argentina, Inglaterra, Francia e Italia.

0 internacionalidades sumó Paul Mebus después de actuar en el partido que los suyos perdieron por 8-3 ante Hungría en el Grupo 2. Sepp Herberger quedó horrorizado al ver a su número 9 cantando en la ducha tras el encuentro, y nunca volvería a convocarlo con Alemania Occidental.

Explora este tema

Notas recomendadas

Copa Mundial de la FIFA 2018™

La Alemania de Italia 1990 en cifras

08 ago. 2017

Copa Mundial de la FIFA™

Los curiosos datos de la República Federal de Alemania

28 sep. 2016

Copa Mundial de la FIFA 1954™

Hace 60 años: La final del Mundial de 1954

03 jul. 2014