Copa Mundial de la FIFA Alemania 2006™

Copa Mundial de la FIFA Alemania 2006™

9 junio - 9 julio

Copa Mundial de la FIFA 2006™

Los jóvenes estadounidenses no pierden el compás

Se ha debatido mucho en Estados Unidos lo mucho que atrae el fútbol a jóvenes de diferentes procedencias económicas y sociales.

Aunque se puede poner en tela de juicio la exactitud de algunos estereotipos, el caso es que los jóvenes arietes Clint Dempsey y Eddie Johnson sí se ajustan al perfil típico que se da con tanta frecuencia entre profesionales de otras disciplinas deportivas en el país norteamericano.

Habrá pocos futbolistas en Estados Unidos que se hayan ganado con tanta facilidad el billete a esta fase final como Johnson y Dempsey. El primero es alto y rápido, y acaso el jugador mejor dotado físicamente que jamás haya vestido la camiseta de la selección nacional. El segundo es un volante versátil de rica imaginación.

Visita la página de la selección de Estados Unidos

Johnson procede de uno de los rincones menos favorecidos de Florida, y si el padre de Dempsey hubiera recorrido apenas unos kilómetros más para encontrar una casa, el simpático mediocampista podría estar ahora jugando con México. Por suerte para Estados Unidos, Dempsey nació en Nacogdoches (Texas).

Según Johnson, la paridad de orígenes les ha ayudado a hacerse muy buenos amigos. "Como nuestros orígenes eran similares, muy humildes, conectamos enseguida. Dempsey no es sólo un compañero de equipo, es como un hermano. Yo le apoyo cuando las cosas se tuercen, y cuando las cosas se me tuercen a mí, me apoya él".

El velocísimo artillero explicó que el hecho de ser conscientes de la humildad de sus orígenes ha aumentado su motivación. "Creo que si nos fijamos en el resto del mundo, tipos como Ronaldo, como Pelé, también han salido de los suburbios. Si nos fijamos en otros futbolistas importantes, todos proceden de barrios pobres. Creo que, cuando los chavales crecen en entornos como ésos y se les presenta la oportunidad de salir, la aprovechan al máximo, porque no quieren volver a ellos".

"Clint vivía en una caravana en la parte de atrás del patio de su abuela, y yo en un complejo de viviendas subvencionadas, donde no había nada que hacer. Mi madre recibía vales de comida y asistencia social. En cuanto tienes ocasión de hacer todos estos viajes, lo ves como una salida".

Un sueño hecho realidad, otro pendiente

"El fútbol era algo que yo sentía dentro de mí, alqo que tenía que hacer", agregó Dempsey, cuyo estilo deja entrever la influencia hispana dominante a lo largo de la frontera con Texas. Mientras su sueño de jugar en la Copa Mundial de la FIFA está a punto de cumplirse, él ya ha logrado otra meta: sacar una canción de rap con el nombre artístico de Deuce.

Johnson, que hace una breve aparición en el vídeo, también disfrutó con la aventura. "Siempre había soñado con salir en un vídeo de rap junto a un rapper de prestigio. Clint estaba filmando un vídeo, así que le pregunté si podía aparecer en él". Cuando le preguntamos si ya podemos considerar a su amigo "toda una estrella", Johnson sonrió y respondió con lealtad: "Según mi criterio, sí".

El lado serio

Si bien ambos jugadores dan la impresión de estar muy tranquilos y relajados, los dos se ponen muy serios al recordar a la gente que los ayudó a lograr las oportunidades de que han gozado. "Quiero que la gente se sienta orgullosa de mí", afirmó Dempsey. "He tenido mucho apoyo, mucha gente ha creído en mí y ha hecho sacrificios".

Johnson coincidía: "Siempre estamos hablando de cuidar bien a nuestras madres y a nuestras familias algún día, porque ellas son quienes nos han apoyado y nos han guiado hasta donde estamos hoy".

Tras sus éxitos en la liga profesional de Estados Unidos, una actuación destacada en Alemania 2006 podría traducirse para el carismático dúo en un lucrativo contrato en Europa, que les permitiría por fin recompensar toda esa generosidad.