Copa Mundial de la FIFA Catar 2022™

Copa Mundial de la FIFA Catar 2022™

21 noviembre - 18 diciembre

Catar 2022

Los retos de Osama Omari con Siria 

Osama Omari (2nd L) of Syria celebrates scoring against China PR
© imago images
  • Osama Omari se ha fijado retos importantes con la selección de Siria
  • Juega en Catar, donde espera disputar por primera vez un Mundial
  • Las Águilas de Qasioun marchan líderes de su grupo en los clasificatorios asiáticos

La palabra “imposible” no figura en el diccionario de Osama Omari. El talentoso mediocampista aspira a conducir a Siria hasta la primera Copa Mundial de la FIFA de su historia dentro de dos años en Catar, el país donde juega, en las filas del Al-Kharaitiyat.

Omari y sus compañeros de selección están decididos a emular el rendimiento que ofrecieron en los clasificatorios asiáticos para Rusia 2018, cuando lograron llegar a la repesca continental, donde perdieron contra Australia.

El aprendizaje del camino a Rusia 2018

Tras arañar un empate 1-1 en Malasia, en la ida de aquel emparejamiento, Siria tuvo en la punta de los dedos el pase a la repesca intercontinental cuando Omar Al Somah puso por delante al conjunto de Ayman Hakeem. Sin embargo, un doblete del legendario Tim Cahill para Australia hizo añicos los sueños de los sirios y aseguró a los Socceroos una victoria por 3-2 en el cómputo global y la clasificación para el partido decisivo contra Honduras.

En su charla con FIFA.com, Omari recuerda aquella actuación de 2017: "Sufríamos varias ausencias importantísimas y tuvimos que jugar dos encuentros en diez días. Además, para la vuelta, nos tocó un viaje larguísimo hasta Sídney desde Malasia, donde se había celebrado la ida”.

"Nuestro entonces seleccionador, Ayman Hakeem, no pudo contar con sus once titulares, lo que nos afectó bastante”, añade. “Aparte, nos quedamos en inferioridad numérica por la expulsión de Mahmoud Al Mawas a los cuatro minutos de la primera parte de la prórroga”.

Omari, autor de cuatro goles en los clasificatorios para Rusia 2018, comenta: “Sin embargo, jugamos muy bien y aprendimos muchísimo. Ahora confío en llegar a Catar 2022”.

Matthew Leckie of Australia takes on Osama Omari of Syria
© Getty Images

Victorias consecutivas

Con cinco victorias en los cinco primeros partidos disputados en la segunda ronda de clasificación asiática para la Copa Mundial de laFIFA Catar 2022, Siria lidera el Grupo A por delante de la RP China, Filipinas, Maldivas y Guam.

Cuando se le pregunta por el secreto de esta excelente trayectoria, Omari responde: “Cuando quedamos eliminados de la Copa Asiática 2019 tras la fase de grupos, nos prometimos olvidarnos de toda la negatividad que nos dejaron aquellos resultados y pasar página. Entonces ganamos todos los partidos que disputamos y actualmente nos hemos convertido en primeros de grupo”.

Sobre sus rivales de grupo, Omari declara: “Son varios nuestros rivales directos, pero China es el principal. Sin embargo, los jugadores, el equipo técnico y la federación estamos resueltos a guiar a Siria hasta Catar 2022, y vamos a conseguirlo”.

Perseverancia y tesón

El partido de grupos que enfrentó a Siria y a la RP China el pasado noviembre resultó inmensamente importante tanto para Omari como para su selección nacional. En enero de 2019, en el primer encuentro de Siria en la Copa Asiática, contra Palestina, Omari se desgarró el ligamento cruzado de la rodilla derecha, por lo que estuvo de baja durante meses.

Tras recuperarse y regresar al combinado nacional en octubre, el mediocampista, de 29 años, disputó al mes siguiente el choque contra los chinos en el estadio Al Maktoum de Dubái. Decidido a dejar huella, Omari otorgó la ventaja a su equipo en el minuto 19 con el remate de cabeza de un centro de Mahmoud Al-Mawas y encarriló así a las Águilas de Qasioun a una victoria por 2-1.

“Nos empleamos a fondo contra los chinos porque sabíamos que una victoria nos pondría siete puntos por delante de ellos. Lo logramos gracias a las tácticas del entrenador Fajr Ibrahim y a la perseverancia de mis compañeros”, explica Omari. “Me alegro mucho de haber marcado el primer gol contra China. Aquel tanto fue muy importante para mí después de la lesión. Regresar fuerte a los terrenos de juego me supuso un desafío enorme, y soy feliz por haber estado a la altura de la ocasión”, concluye.

La perseverancia que Omari y sus compañeros han demostrado hasta la fecha podría resultar decisiva para llevar a Siria a su primera participación en la fase final mundialista, que se celebrará dentro de dos años.

Explora este tema

Notas recomendadas