Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010™

Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010™

11 junio - 11 julio

Copa Mundial de la FIFA 2010™

Por el placer y la gloria

Italy's midfielder Gennaro Gattuso reacts
© AFP

Marcello Lippi y Gennaro Gattuso. Dos monumentos, dos hombres con carácter, dos piezas clave del triunfo italiano en la Copa Mundial de la FIFA Alemania 2006. Cuatro años después, la Nazionale Azzurra se embarca en una última vuelta de honor por el mero placer de hacerlo, cabría decir. La presión ya la sufrieron en Alemania, después de 24 años de sequía. Sin embargo, tras haber llevado de vuelta el trofeo a su país y soportado varios meses de críticas, los italianos se preparan casi relajados para regresar a la competición este lunes contra Paraguay.

"No estoy para nada nervioso". Es la primera fase que pronunció Marcello Lippi, el seleccionador italiano, tras aterrizar en Sudáfrica. Un sentimiento que resume a la perfección el estado de ánimo de la Squadra Azzurra a la hora de comenzar la defensa de su título. “Tengo 62 años, llevo 30 ejerciendo este oficio y tengo la suerte de hacerlo al máximo nivel. He ganado el Mundial, el título más prestigioso. Entonces, ¿por qué estar nervioso?”.

Salta a la vista que il commissario *técnico lleva bastante bien el hecho de que su selección parta, en el mejor de los casos, como tapada, y de ningún modo como favorita. Además, el seleccionador *azzurro hace hincapié en el placer que le produce este regreso a la cita mundialista. “Hace cuatro años, cuando partimos de Pisa, solamente una persona vino a animarnos y, encima, era un amigo mío con una pancarta que ponía ‘Forza Marcello!’. Hoy, son cientos de aficionados los que acuden a todos nuestros entrenamientos. No estamos acostumbrados a un entusiasmo semejante”.

El entusiasmo como motor
Entusiasmo es precisamente la palabra que tal vez defina mejor a Gennaro Gattuso sobre un terreno de juego. Y seguramente sea también la que vuelva a mover al gladiador italiano en sus últimos partidos con la camiseta azul. No en vano, el centrocampista del Milan ya lo anunció: Sudáfrica 2010 será su último gran campeonato antes de colgar definitivamente la camiseta de la Nazionale en el armario. “Tengo 33 años y, dada mi demarcación, es normal que deje mi lugar en el futuro para aquellos que tengan más gasolina que yo”, anunció Gattuso unos días antes de enfrentarse a Paraguay, en un choque correspondiente al Grupo F. “Después de 10 años en la selección, todo el mundo conoce mi personalidad. Necesito entregarme a tope, y sentir que cuando estoy haciendo algo es importante. Sin ese entusiasmo, solamente sería un jugador mediocre de tercera división. Y no sería feliz…”.

Tal vez haya sido ese sacrificio por encima de la media lo que, después del título de Berlín, cambió su condición de indiscutible tanto en su club como en la selección. Así, a la vez que pasaba a ser suplente en el conjunto lombardo, apenas disfrutó de la campaña de clasificación para Sudáfrica 2010, donde sólo disputó cuatro encuentros. “De lo único que me arrepiento en toda mi carrera hasta la fecha es de mi forma de llevar las lesiones”, explicó la apisonadora rossonera, en alusión a su lesión de rodilla del pasado verano. “Siempre me he sentido más fuerte de lo que soy en realidad. Jugué la Copa Confederaciones con una pierna, y luego comencé la temporada en el Milan con una lesión de tobillo. Toda la culpa es mía, por mi manera de ser, y he acabado pagándolo”.

Una oportunidad de oro
Ahora, Gattuso ya está por fin en plenitud de facultades. Por tanto, si tuviese que comenzar el partido contra Paraguay en el banquillo, no habrá que buscarle una justificación física a la decisión. “Por primera vez en un año y medio, me estoy entrenando sin infiltrarme, y ya no me duele la rodilla cuando me despierto por las mañanas. ¡Estoy a punto!", afirmó el dos veces ganador de la Liga de Campeones de la UEFA. "Y si no estuviese sobre el césped contra Paraguay, que quede claro que seré el primero en apoyar y animar a mis compañeros”.

Y es que a los defensores del título les aguarda una prueba de fuego en su estreno en Ciudad del Cabo. Paraguay afronta su cuarto Mundial consecutivo con la sensación de contar con la mejor generación de su historia, al conjugar ahora un ataque letal con una defensa reputada por su solidez. Pero Gattuso ya está curado de espanto, y sabe lo que hay que hacer para no tropezar en este primer escollo sudamericano: “Los paraguayos luchan por todos los balones y mantendrán su agresividad durante los 90 minutos. Es necesario que estemos al mismo nivel. Y créanme: cuando se trata de ser compacto y de defender bien, ¡sabemos hacerlo!”.

Para demostrar que la pasión es capaz de vencer a la presión, Gattuso espera concluir a lo grande una temporada que ha sido lo más parecido a una pesadilla. “He vivido un año difícil, pero Lippi me ha brindado una oportunidad de oro. Ya sólo me queda saber aprovecharla”, sentenció.

Explora este tema

Notas recomendadas

Amistoso: Suiza-Italia

Copa Mundial de la FIFA™

Amistoso: Suiza-Italia

06 jun. 2010

Italia aterriza en Sudáfrica

Copa Mundial de la FIFA™

Italia aterriza en Sudáfrica

09 jun. 2010

Amistoso Internacional: Italia - México

Copa Mundial de la FIFA™

Amistoso Internacional: Italia - México

03 jun. 2010