Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™

Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™

12 junio - 13 julio

Copa Mundial de la FIFA 2014™

Queiroz: "Nuestro trofeo será mejorar"

Iran's head coach Carlos Queiroz
© Getty Images

Carlos Queiroz ya es un hombre sin par. Es el primero y hasta la fecha el único técnico portugués que ha tramitado dos clasificaciones consecutivas para la Copa Mundial de la FIFA. En Sudáfrica 2010, condujo a la selección de Portugal hasta los octavos de final, y ahora le ha llegado el momento de preparar el retorno de Irán al mayor escenario del planeta fútbol. Brasil 2014 está a la vuelta de la esquina, como quien dice, y la participación del Team Melli tiene todos los ingredientes que hacen falta para subir el listón del fútbol iraní hasta nuevas cotas.

La campaña en Asia resultó casi perfecta. Irán salió vencedor del Grupo A, superando incluso a la favorita República de Corea y relegando a Uzbekistán a la repesca. Aunque surgieron algunas críticas durante su recorrido, el hecho es que la selección iraní va a jugar la cuarta Copa Mundial de su historia.

"Ha sido el resultado de dos años de trabajo. El equipo siempre se ha mantenido unido, con un espíritu fantástico y unas ganas enormes de dar lo mejor de sí mismo en cada partido. Con una pizca de suerte, que siempre es necesaria, sumamos los puntos que necesitábamos. Ha sido una hazaña formidable, porque incluso quedamos en primer lugar por delante de Corea. No ha sido una clasificación dubitativa, sino más bien afirmativa. Estoy muy satisfecho", resume Queiroz sus sensaciones en su entrevista para FIFA.com.

El estratega consiguió blindar a su combinado contra las presiones ejercidas desde el exterior, pero atribuye todo el mérito al esmero de sus hombres: "Lo más importante fue el grupo de trabajo del que he dispuesto durante estos dos años. Todos cerramos filas, desde el presidente de la Asociación a los futbolistas, ya fueran titulares o suplentes. Ésa fue la clave del éxito. Nunca hicimos caso de las perturbaciones. Ignoramos las críticas porque estamos convencidos de nuestro proyecto. Los jugadores han sido estupendos, tanto en el plano técnico como en el mental".

Con todo, Carlos Queiroz reconoce que fue preciso imponer algunas reglas importantes, siempre con la convicción de que lo colectivo debe primar sobre lo individual: "No fue fácil, porque hubo que tomar algunas decisiones desagradables. Pero el mensaje era sencillo de entender: nadie puede estar por encima de los intereses del equipo. Por eso fue imprescindible seleccionar a los jugadores que demostraran más coraje y mejor actitud. Quería futbolistas que sirvieran a la selección y no que se sirvieran de ella. Así hemos creado un equipo con una gran autoestima. Y claro, hemos hecho felices a millones de iraníes".

Crecer con los mejores
El plan funcionó, la clasificación para Brasil 2014 está en el bolsillo, ¿pero cuáles son los objetivos para la Copa Mundial? "En términos realistas, ¿puede Irán ser campeón del mundo en 2014? Por supuesto que nadie cree en esa posibilidad. Estamos lejos de un objetivo tan elevado como ése, porque el fútbol iraní aún no está a la altura del de las grandes potencias como Brasil, España, Argentina, Alemania, Inglaterra, Italia. Tenemos que aceptar eso", valora el portugués.

Pero si bien el realismo puede ser un factor esencial de progreso, no quiere decir que Irán acudirá al Pan de Azúcar para actuar como figurante en la prueba reina del deporte rey. "¿Cómo queremos que sea nuestro Mundial? Queremos hacer un papel digno, honroso, que enorgullezca a todos los seguidores iraníes. ¿Cómo vamos a hacer eso? Con un plan de preparación exhaustivo e intensivo, porque sólo así podremos competir contra las grandes selecciones", revela, consciente de que el futuro es mucho más largo que el certamen de Brasil.

"Segundo aspecto de nuestra participación: ¿cuál será nuestro premio, nuestro trofeo? Que después del Mundial Irán dé un paso al frente en la calidad de su fútbol. La cita mundialista debe servir para que Irán tenga mejores estadios, mejores campos, una liga mejor, mejores entrenadores y un fútbol más atractivo. En Brasil 2014 ganaremos si para entonces conseguimos llegar a ser mucho mejores que hoy", sentencia Queiroz.

"En resumen, nuestro campeonato del mundo es dar un salto enorme, igualar a Japón y a la República de Corea, y ser, definitivamente, una de las tres mejores selecciones de Asia", propugna.

La atmósfera del Maracaná
Carlos Queiroz ya ha estado en el nuevo estadio del Maracaná, al haber asistido en persona a la final de la Copa FIFA Confederaciones. "Fui a Brasil para tomarle el pulso al Mundial. El ambiente va a ser muy serio, muy exigente, nada de bromas. No va a ser un torneo para aficionados. También fui para ver cuál es la situación de los centros de entrenamiento y para empezar a tomar decisiones, de modo que cuando lleguemos tengamos un buen hotel y unas buenas instalaciones deportivas. Ése fue el principal objetivo de mi visita", explica.

El técnico luso no oculta la impresión que le causó la final de la Copa Confederaciones entre Brasil y España, un pequeño aperitivo de lo que las 32 selecciones se encontrarán el año que viene: "La atmósfera de la final de la Copa Confederaciones fue espléndida. En ese partido en el Maracaná, se pudo oler y palpar lo que va a ser el Mundial. Brasil fue justo vencedor, pero España no estuvo a su nivel habitual", concluye.

Explora este tema

Notas recomendadas