Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018™

14 junio - 15 julio

Copa Mundial de la FIFA 2018™

Schone presenta su candidatura para estar en el Mundial

© Getty Images
  • El jugador del Ajax aspira a jugar su primer Mundial
  • Una grave lesión de rodilla le impidió estar en Sudáfrica 2010
  • Dinamarca peleará en el Grupo C con Francia, Australia y Perú

En año de Copa Mundial de la FIFA™, los candidatos a entrar en la lista definitiva de las selecciones participantes procuran hacerse notar. Un buen ejemplo es el veterano Lasse Schone, que está llamando a gritos a la puerta de su combinado nacional para poder disputar su primer Mundial.

El danés está brillando con el Ajax de Ámsterdam, club con el que ya ha igualado su mejor registro anotador en la Eredivisie a pesar de jugar como mediocentro defensivo. El reto, sin duda, es sobresalir por encima de la media. 

“Es lo que queremos hacer todos los daneses que estamos en la órbita de la selección en los próximos meses: seguir jugando bien y destacar”, señala Schone, de 31 años, en su charla con FIFA.com.

“Hay un par de buenos jugadores por delante de mí en la selección. Pero creo que, si consigo mantener mi nivel actual, quién sabe... Quizá incluso tenga un hueco en el once titular en el Mundial. Ese es mi objetivo”.

Schone, que suma nueve dianas esta temporada y es uno de los puntales más experimentados del equipo, ya ha dado varias clases magistrales de fútbol a sus jóvenes compañeros. En el campeonato nacional, el cuadro de Ámsterdam intenta dar caza al PSV Eindhoven, líder de la competición. 

El pasado mes de diciembre, en el triunfo por 3-0 del Ajax sobre su principal rival, Schone dio la que tal vez fue la lección más espectacular de todas.

Recuperar el tiempo perdido
Dinamarca regresa a una Copa Mundial ocho años después. Schone disputó el primero de sus 32 partidos como internacional diez meses antes de Sudáfrica 2010, pero una rotura del ligamento cruzado anterior poco tiempo después echó por tierra su ilusión de viajar a la gran cita. 

“Sólo pude jugar los últimos 45 minutos de la temporada”, recuerda. "Después, [Morten Olsen, seleccionador de Dinamarca] me llamó y me dijo: ‘Lasse, lo siento, pero no es suficiente para entrar en la convocatoria’”.

“Yo, por supuesto, pensaba que sí era suficiente. Pero, siendo sinceros, no: 45 minutos en ocho o nueve meses no bastan”. Ahora, y después de que una buena recuperación fuera suficiente para aliviar el dolor de quedarse fuera de la lista, el dorsal 20 desea con todas sus fuerzas no volver a ver el Mundial desde el sofá.

“Estuve en la Eurocopa de Polonia y Ucrania, pero el Mundial es algo especial. Algo con lo que sueña cualquier futbolista”.

Schone reconoce que Francia será el rival a batir en el Grupo C, y cree que Dinamarca, que también se enfrentará a Australia y Perú, aspira a todo. 

“Estamos en un grupo en el que tenemos opciones reales”, subraya. “Tengo el presentimiento de que seremos capaces de hacer algo importante”.

“No hay duda de que, cuando uno consigue llegar tan lejos, cree en sus posibilidades. Si vas a un campeonato pensando que con marcar un gol ya habrás cumplido, lo mejor es que te quedes en casa”.

Las armas de Schone

  • Agilidad mental: “No soy el jugador más rápido del mundo. Pero el que no es rápido ha de ser listo, ¿no?”
  • Creación de juego: “Soy un centrocampista al que le gusta tener la pelota y subirla. No me gusta dar pases atrás, y creo que esa es una de las cosas que hace bien Dinamarca”.
  • Sangre fría: “Leer el juego es muy importante. Me permite robar muchos balones al rival. También sé identificar las fases del partido, algo especialmente importante en los torneos. Si vas ganando a dos minutos del final, lo mejor es recular un poco y mantener la posesión de la pelota”.

Duelo a balón parado
Pero la cualidad más destacada de Schone es, probablemente, su gran golpeo a balón parado. No obstante, Dinamarca cuenta con otro especialista en esta faceta: Christian Eriksen, ex del Ajax.

“[Ríe] ¡Tengo a un tipo bastante bueno por delante de mí! Es evidente que Christian también es un lanzador de faltas fantástico, así que me lo podría poner difícil. También lee estupendamente los partidos y siempre pide la pelota. Es un futbolista excepcional, el más importante de nuestro país”.

“Pero nunca se sabe. Yo soy capaz de pegarle desde un poco más lejos quizá, como en el gol que le marqué al Feyenoord”.

Aquel tanto contra el Feyenoord la temporada pasada fue una magnífica prueba de lo que es capaz de hacer Lasse Schone. Y marcar un golazo de falta en el primer minuto de De Klassieker —el partido por excelencia en Países Bajos— es una gran baza para cualquiera que aspire a estar en la Copa Mundial.

Explora este tema

Notas recomendadas