Copa Mundial de la FIFA Catar 2022™

Copa Mundial de la FIFA Catar 2022™

21 noviembre - 18 diciembre

#WeLiveFootball

Súper hincha galo: 38 años de Mundiales y miles de historias 

French Fan Clément d'Antibes
© imago images
  • Clément Tomaszewski ha estado en ocho Copas Mundiales de la FIFA
  • Ha asistido a 274 partidos de la selección francesa desde 1982
  • Su pasión lo ha llevado por 4 continentes y más de 300.000 kilómetros

Los Mundiales suelen dejar recuerdos muy emotivos para cualquier aficionado al fútbol. En el caso de Clément Tomaszewski, multitud de ellos. A sus 72 años, está considerado en Francia uno de los más fervientes hinchas de los Bleus, y no sin razón: ha asistido a 274 partidos suyos, lo que representa casi un tercio de los encuentros oficiales disputados por el combinado tricolor (840). ¡Su pasión lo ha hecho recorrer 44 países y asistir en persona a ocho Copas Mundiales de la FIFA™!

Todo empezó en 1980, cuando un amigo lo llevó al Stade du Rey para animar al OGC Niza, y enseguida entablaron amistad con varios jugadores. “En mayo de 1982, había un muchacho endeble que se llamaba Daniel Bravo. Había sido preseleccionado para participar en España 1982, pero tuvo la desgracia de lesionarse. Quedó devastado, y le dijimos: ‘Mira, Daniel, si tú no puedes ir a España, iremos nosotros por ti”, recuerda Clément de Antibes —se le conoce por ese apodo— en declaraciones a FIFA.com.

Y así partieron rumbo a Bilbao, donde asistieron al Inglaterra-Francia. “El ambiente era estupendo, con los hinchas ingleses. Cantaban mejor La Marsellesa que yo. Aquel día me picó el gusanillo, en esa atmósfera excepcional”.

The 1st World Cup ticket of Clément d'Antibes
© Others

Un Bleu en Italia 1990

Ya no se perdería ni una sola Copa Mundial de la FIFA de los Bleus. E incluso viajó a la de Italia 1990, en la que su país no había logrado participar. “Paradójicamente, es uno de mis mejores recuerdos. Al vivir en Antibes, ¡me queda más cerca Génova que Marsella! Así que me marché una semana de camping con la familia y fuimos a ver dos partidos en Génova: el Costa Rica-Suecia y el Escocia-Suecia. ¡Los mejores recuerdos son de cuando se está en familia!”.

Y la pasión de Clément de Antibes no sería la misma sin sus seres queridos. En su compañía, estuvo a punto de hacer realidad un triplete inédito. “El 12 de julio de 1998, en el Francia-Brasil, estaba con mi hijo. En la final de la Eurocopa 2000, con mi mujer... A la final de Alemania 2006 fui con mi hija, y estaba convencido de que íbamos a ganar. ¡Pero no pudo ser!”.

Clément d'Antibes and his son Christophe during the 1998 World Cup final
© Others

Clément de Antibes nunca falta a la hora de animar a los Bleus, en los momentos buenos y en los malos. Aun cuando, en cada viaje, deba hacer un sacrificio. “Me dan miedo los aviones. ¡Pero la pasión puede más que el miedo! Y hay otra cosa que me preocupa: no sé ningún idioma extranjero".

Y sigue: "Pero en el Mundial, ¡todo el mundo habla la misma lengua! Los hinchas van a animar a su selección y divertirse, sin animosidad. Hay un respeto recíproco”, continúa, feliz por las muchas amistades que ha conseguido hacer a pesar de la barrera idiomática. “¡Hasta fui testigo de la boda de un alemán al que conocí en Stuttgart!”.

French Fan Clément d'Antibes with his cockerel Balthazar
© imago images

Conserva miles de recuerdos, pero si tuviese que quedarse con uno, sería la semifinal de la Copa Mundial de la FIFA Francia 1998.

“Es la primera vez que pude entrar en el estadio con mi gallo Balthazar. Luego lo pasamos mal, marcó Davor Suker y mi hijo y yo ya nos veíamos quedándonos otra vez a las puertas de una final del Mundial. Pero apareció Lilian Thuram. De los 274 partidos, la emoción más grande fue esa”.

Ha vivido también otras emociones, como el 29 de febrero de 2012. “Es el día de mi cumpleaños. Estaba en el hotel de los Bleus y, gracias a Henri Emile, Hugo Lloris me llamó en el vestíbulo. Como capitán, me regaló una camiseta firmada por todos los jugadores y el cuerpo técnico de la selección francesa. Fue fabuloso”.

Un lugar en el Museo

Otra fecha memorable es el 6 de diciembre de 2013, cuando se celebró el sorteo de la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014. “El Maracaná es un sueño que tengo desde que me gusta el fútbol. Y surgió la ocasión. ¡Un Francia-Ecuador en el Maracaná! Cuando oí la noticia, me puse a saltar como un poseso en la mesa del comedor”.

Y por último, es imposible olvidar el 28 de febrero de 2016, día de la inauguración del Museo de la FIFA.

“En la primera planta hay 24 pequeñas vitrinas de 24 personalidades mundiales que han dejado su impronta en el fútbol. Una de ellas es Clément de Antibes, con su Copa Mundial de madera, firmada por 13 campeones del mundo del 98. Y a mi lado están Albert Camus y Bob Dylan. Es extraordinario verse ahí. Yo no soy más que un hincha, no soy Zidane”.

Clément d'Antibes with Kylian Mbappé
© Others

¿Se cansará alguna vez? "Calcule, ya hice más de 300,000 kilómetros, y di la vuelta al planeta varias veces! (12,742 kms = el diámetro de la Tierra)", exclama entre risas.

"Pero no conozco Qatar, así que eso sería un país más para visitar. Tal vez iré a ver uno o dos partidos. Mientras pueda caminar, ¿por qué no?".

Explora este tema

Notas recomendadas