Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010™

Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010™

11 junio - 11 julio

Copa Mundial de la FIFA 2010™

A todo o nada

The Ghana team form a huddle during the 2010 FIFA World Cup
© Getty Images

Con los octavos de final llega la fase más emocionante de la Copa Mundial de la FIFA: partidos a todo o nada en el que un arranque de genio o un mal rebote pueden ser decisivos para pasar a la siguiente ronda.

Estados Unidos ha terminado primera de su grupo por delante de Inglaterra, con la que empató en su encuentro directo (1-1). Su próximo adversario, Ghana, consiguió imponerse a Serbia (1-0) antes de caer ante Alemania (0-1). La cuarta participación de la selección estadounidense en los octavos de final del certamen contribuirá sin duda a fomentar el soccer en su país. Por su parte, las Estrellas Negras contarán con el apoyo de toda África en su intento por alcanzar los cuartos de final por primera vez en su historia.

En el otro partido de la jornada, Uruguay regresa a la élite del fútbol mundial después de 20 años de penurias y de disputar una impecable primera ronda en el Grupo A (dos victorias, un empate, cuatro goles a favor y ninguno en contra). La tradicional selección celeste aguerrida y peleona ha quedado atrás, reemplazada por un equipo elegante y técnico, perfectamente encarnado en la figura del delantero Diego Forlán. Ahora se topará con la sorprendente República de Corea, que practica un fútbol vivo y espectacular, con mucho peligro en todas las líneas.

Menú del día
Uruguay - República de Corea, estadio Bahía Nelson Mandela, Bahía Nelson Mandela /Puerto Elizabeth, 16:00 (hora local)
Estados Unidos - Ghana, estadio Real Bafokeng, Rustenburgo, 20:30 (hora local)

La cita
Estados Unidos - Ghana
Apoyados por el grupo de seguidores más numeroso de entre los desplazados a Sudáfrica, los estadounidenses se han clasificado recurriendo a grandes dosis de valor y de voluntad, que les han permitido remontar en dos ocasiones marcadores adversos y arrancar valiosos empates antes de clasificarse gracias a un gol marcado en las postrimerías del último partido.

El entrenador Bob Bradley ha sabido integrar a una nueva generación en un equipo de hombres curtidos y que ha demostrado que el subcampeonato de la Copa FIFA Confederaciones 2009 no lo conquistó por casualidad. Su único punto débil sigue siendo la defensa, intratable en los balones altos, pero poco ágil en los saques rápidos. Ghana, finalista de la Copa Africana de Naciones, ha igualado ya los resultados alcanzados en Alemania 2006 gracias a una sólida defensa y a un centro del campo sacrificado y rebosante de talento. Pese a las muchas ocasiones de gol que generan, las *Estrellas Negras *tienen serios problemas frente a la portería rival, como lo demuestran los exiguos dos goles (ambos de penal) obtenidos desde el arranque de la competición.

El duelo clave
*Diego Forlán - Park Ji-Sung *

En un extremo, el uruguayo Diego Forlán, 31 años, 64 partidos con la selección y 26 goles. Por el otro, el surcoreano Park Ji-Sung, 29 años, 93 convocatorias y 13 goles. Así se presenta el gran duelo singular entre el delantero de la selección celeste, doble campeona del mundo, y el mediocampista de la República de Corea, un país en progresión ascendente que se ha clasificado para octavos de final por segunda vez en ocho años. Forlán marcó 17 tantos en 98 partidos disputados con los colores del Manchester United; Park, a su vez, ha anotado otros 17 en 148 partidos con los Red Devils. Uno y otro no coincidieron en Old Trafford: en el estadio de Puerto Elizabeth tendrán ocasión de verse las caras.

La frase del día…
"Defender bien no es un crimen, es una virtud", Óscar Tabárez, entrenador de Uruguay, que mantiene su portería a cero.


Cuidado con los extranjeros. Al parecer, para hacerse con la Copa Mundial de la FIFA es necesario contar con un entrenador cuya nacionalidad coincida con la del equipo que dirige. Tal ha sido el caso de las selecciones campeonas en las 18 ediciones del certamen celebradas desde 1930. Sin embargo, en Sudáfrica, 10 de las 32 selecciones clasificadas están a las órdenes de entrenadores extranjeros: Sudáfrica, Ghana, Australia, Camerún, Paraguay, Costa de Marfil, Suiza, Chile, Honduras e Inglaterra.

Un éxito cíclico. Uruguay, primera campeona del mundo de la historia y último país que se ha clasificado para Sudáfrica 2010, regresa a la primera línea del fútbol mundial con el arranque de cada nueva década impar. Vencedora del torneo en 1930 y 1950 y semifinalista en 1970, la selección celeste alcanzó en 1990 los octavos de final, un resultado que ya ha reeditado en el presente torneo tras 20 años de sequía. Caprichos del destino: con anterioridad a esta Copa Mundial, Uruguay sólo había conseguido ganar uno de los últimos 16 partidos disputados en fase final de la Copa Mundial... precisamente frente a la República de Corea en 1990 (1:0).

Aires de familia. Pocas veces se ha visto una Copa Mundial de la FIFA con un aire tan familiar. El estadounidense Michael Bradley acudió al rescate de su padre y entrenador en el partido contra Eslovenia (2-2). El eslovaco Vladimir Weiss, por su parte, es digno sucesor de su padre, el actual seleccionador nacional, y de su abuelo, antiguo jugador de la selección. El ghanés André Ayew es hijo del legendario Abedi Pelé. Y qué decir del mexicano Javier Hernández Balcázar, verdugo de Francia (2-0) y nieto nada menos que de Tomas Balcázar, quien también marcó ante los franceses (3-2) durante la Copa Mundial disputada en Suiza en 1954. Todos ellos hacen bueno el dicho: de tal palo, tal astilla.


Explora este tema