Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010™

Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010™

11 junio - 11 julio

Copa Mundial de la FIFA 2010™

La visión de Bora

Serbia's Bora Milutinovic is pictured during the FIFA Confederations Cup in 2009
© Getty Images

Con cinco participaciones activas en distintas fases finales, el serbio Bora Milutinovic es sinónimo de la Copa Mundial de la FIFA. Con su particular estilo, trabajador y descontracturado a la vez, supo llevar a México a su última clasificación a cuartos de final en 1986, para luego dirigir a Costa Rica (1990), Estados Unidos (1994), Nigeria (1998) y China (2002).

Presente en Sudáfrica, donde lideró a Irak en la pasada Copa FIFA Confederaciones, el serbio se encuentra ejerciendo como embajador de la candidatura de Qatar para la Copa Mundial de la FIFA 2022, además de escribir para su blog destinado al público de China. Sin embargo, a días de que se dispute la gran final entre Países Bajos y España, se tomó unos minutos para analizar el certamen junto a FIFA.com.

Bora, al margen de todas las actividades que lleva a cabo actualmente, ¿no le gustaría volver a dirigir?
¡Claro! Mi vida está en el campo de juego, soy un entrenador. Tengo entusiasmo y todo lo que se necesita para trabajar, pero normalmente también tengo mis ambiciones y exigencias. Sería ideal volver al dirigir, pero en un equipo con opciones reales de alcanzar la Copa del Mundo.

Usted es un gran conocedor de la Copa Mundial de la FIFA. ¿Le ha sorprendido la ausencia de algunas potencias como Brasil, Argentina, Italia o Francia en instancias decisivas?
Uno debe ser consciente de las dificultades por las que pasan algunos equipos. Francia e Italia, por ejemplo, han padecido los contratiempos lógicos del recambio generacional. Ese tipo de contratiempos salen a la luz en los momentos importantes… (Marcello) Lippi armó un gran equipo hace cuatro años, pero no pudo repetirlo ahora. Si no surgen nuevos jugadores es difícil conseguir grandes logros. Los italianos deben analizar lo que les ha sucedido.

¿Y qué podría decirnos de la actuación de los equipos africanos? Usted ha dirigido a Nigeria en Francia 1998…
Los nigerianos tienen gran talento individual, como quedó demostrado en los Juegos Olímpicos de 2008. Sin embargo, el cambio de entrenador a tan poco tiempo de venir a Sudáfrica complicó el panorama. No es fácil armar un equipo competitivo y, sobre todo un buen grupo, con tan poco tiempo de trabajo. Distinto es el caso de Ghana, al que me gustaría destacar: tuvo un entrenador serbio, Milovan Rajevac, que se adaptó rápido y captó los talentos jóvenes que ganaron el Mundial Sub-20. Hicieron un gran trabajo, pensando en el futuro, y quedaron fuera por la fatalidad de un penal. Es una muy buena noticia para el fútbol africano.

México no llega a cuartos de final desde 1986. ¿Cuál es la explicación?
Es difícil... siempre está ahí, pero no puede superar esa barrera. Nosotros lo logramos en 1986 cuando caímos en penales con Alemania, pero tienen que darse muchas coincidencias para que el equipo alcance el quinto partido. Aquí, volvió a jugar su mejor partido contra Argentina pero no logró reponerse al primer gol y terminó desesperándose. Creo que se debe a un aspecto emocional: es tal el deseo de pasar a cuartos de final, que los jugadores terminan confundidos.

¿Puede influir la juventud del equipo en los momentos calientes?
Claro que sí, no es fácil estar entre los ocho mejores del mundo. Giovani dos Santos y Javier Hernández, los dos más destacados del equipo, tienen mucho talento pero no están acostumbrados a jugar partidos tan importantes. Así y todo, ellos junto a (Andrés) Guardado, (Carlos) Vela y (Pablo) Barrera le aseguran a México un gran futuro.

Hablando de nombres propios, ¿qué futbolistas le han entusiasmado en Sudáfrica?
No es una novedad que mencione a (Diego) Forlán, el jugador más influyente en el desempeño de su equipo. Luego hay varios: todos hablan de Arjen Robben y Wesley Sneijder en Holanda, pero a mí el que me encanta es Mark van Bommel. Otro caso llamativo es el de Alemania. Muchos pensaban que sufriría la ausencia de (Michael) Ballack, pero surgieron Mesut Oezil y Thomas Mueller, ¡son fantásticos!

¿Y Lionel Messi?
En el primer partido de Argentina ante Nigeria pensé que sería su torneo. Su dinámica y capacidad de juego fueron asombrosas. Mostró un entusiasmo que, lamentablemente, desapareció en el último encuentro con Alemania. Pero no fue el único: hay muchos que se esperaba ver en el mismo nivel que en sus clubes y no lo pudieron lograr.

La última. ¿Quién es el candidato de Bora a levantar el trofeo el 11 de julio?
Holanda es un gran equipo, capaz de derrotar a selecciones importantes como Brasil y Uruguay. Son muy veloces de mitad de cancha hacia adelante, pero veo mejor a España. Viene de una llave muy difícil y de ganar una semifinal nada menos que ante Alemania, que había goleado a ingleses y argentinos. Creo que cuenta con más opciones.

Explora este tema

Notas recomendadas

Former Cameroon footballer Roger Milla arrives before the Final draw for South Africa 2010.

Copa Mundial de la FIFA 2010™

Milla: "Un fracaso que no refleja nuestra calidad”

26 jun. 2010